Fumar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Distintas maneras de fumar tabaco.

Fumar es una práctica donde una sustancia (comúnmente tabaco, pero que también puede ser opio o marihuana, entre otras) es quemada y acto seguido se prueba o inhala principalmente debido a que la combustión que desprenden las sustancias activas de "drogas" como la nicotina, que es absorbida por el cuerpo a través de los pulmones.

El acto de fumar puede formar parte de distintos rituales, inducir a algún trance o a alcanzar una "iluminación espiritual", dependiendo del tipo de droga.

Métodos para fumar[editar]

El método de fumar más común en la actualidad es a través de cigarrillos, principalmente aquellos manufacturados industrialmente, aunque también están disponibles en formato para ser enrollados a mano (tabaco de liar). Otras maneras de fumar, aunque no son tan comunes es a través de pipas y bongs.

Historia[editar]

Mujer fumando

La acción de fumar puede remontarse hasta el siglo II a. C., aproximadamente, y está registrada en diferentes culturas alrededor del mundo. El fumado de tabaco, en un principio era exclusivo del continente americano. Después de la conquista de América por parte de los europeos, la práctica de fumar tabaco (es considerada droga legal aunque sea nociva para la salud pública) se propagó rápidamente por el resto del mundo. En regiones como la India y el África subsahariana se mezcló con las prácticas existentes (principalmente fumar marihuana). En Europa marcó el inicio de una nueva actividad social y la introducción de una actividad desconocida hasta aquel entonces.

En la cultura popular[editar]

La percepción cultural que rodea al acto de fumar ha variado conforme el paso del tiempo y entre un lugar y otro: sagrado o pecaminoso, sofisticado o vulgar. Sólo en nuestros días, y principalmente en los países industrializados, fumar ha comenzado a verse como negativo. Estudios médicos han probado que fumar es causa de enfermedades tales como cáncer de pulmón,[1] paro cardiaco[2] y enfermedad pulmonar obstructiva crónica,[3] así como defectos de nacimiento. Debido a los comprobados daños a la salud, muchos países han establecido altos impuestos a los productos relacionados con el tabaco conjuntamente con campañas para dejar de fumar en un intento de frenar este hábito. Muchos países, Estados o ciudades han impuesto del mismo modo prohibiciones en edificios públicos donde no está permitido fumar. A pesar de los esfuerzos, los países europeos siguen teniendo los índices más altos de fumadores ocupando la posición 18, conforme a una lista publicada por ERC, una empresa dedicada al estudio del mercado. En esta misma lista Grecia aparece a la cabeza, promediando 3000 cigarrillos por persona al año 2007.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. American Legacy Foundation: “Factsheet on lung cancer” (hechos acerca del cáncer de pulmón). Allí se cita la siguiente fuente: CDC (Centers for Disease Control: centros para el control de enfermedades): The Health Consequences of Smoking: A Report of the Surgeon General (‘las consecuencias que el fumar tiene en la salud: informe del director de los servicios estatales de salud pública’), 2004.
  2. Nyboe J, Jensen G, Appleyard M, Schnohr P. (1989). «Risk factors for acute myocardial infarction in Copenhagen. I: Hereditary, educational and socioeconomic factors. Copenhagen City Heart Study.». Eur Heart J 10 (10):  pp. 910–6. PMID 2598948. 
  3. Devereux G.: “ABC of chronic obstructive pulmonary disease. Definition, epidemiology, and risk factors”, en el British Medical Journal 2006; 332: 1142-1144; PMID 16690673.
  4. «Which country smokes the most?».

Enlaces externos[editar]