François Christophe Kellermann

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
François Christophe Kellermann
François Christophe Kellermann ag1.jpg
François Christophe Kellermann, mariscal de Francia
Mariscal de Francia
Años de servicio Ejército francés
Apodo Le Vainqueur de Valmy (El vencedor de Valmy)
Le Héros de Valmy (El héroe de Valmy)
Le Nestor des armées (El Néstor de los ejércitos)
Lealtad Flag of Royalist France.svg Reino de Francia
Bandera de Francia Monarquía constitucional
Bandera de Francia Primera República
Bandera de Francia Directorio
Bandera de Francia Consulado
Bandera de Francia Primer Imperio Francés
Flag of Royalist France.svg Restauración Francesa
Condecoraciones Ducado de Valmy
Mandos Ejército del Mosela
Ejército de los Alpes
Ejército de Italia
Participó en Guerra de los Siete Años
Guerras Revolucionarias Francesas
Guerras Napoleónicas
batalla de Valmy

Nacimiento 28 de mayo de 1735
Estrasburgo (Alsacia)
Fallecimiento 23 de septiembre de 1820
París
Ocupación Padre del general François Étienne Kellermann
[editar datos en Wikidata ]

François Christophe Kellermann (Estrasburgo, 28 de mayo de 1735París, 23 de septiembre de 1820) fue un militar francés, que alcanzó el grado de mariscal de Francia durante el reinado de Luis XVI de Francia, colaboró con la Revolución francesa, y al que se ennobleció como duque de Valmy como homenaje a su victoria en la batalla de Valmy. Posteriormente, también colaboró con la Restauración Francesa. Fue además el padre del general François Étienne Kellermann.

Primeros años[editar]

Tras haber ingresado en el Ejército francés como voluntario, luchó en la Guerra de los Siete Años, durante la cual logró el ascenso a capitán. Igualmente, formó parte de una expedición enviada a Polonia por Luis XV de Francia en 1771, de la que regresó ascendido a teniente coronel. Fue nombrado general en 1784 y el 9 de marzo de 1788 mariscal de campo.

Revolución francesa[editar]

En 1789 Kellermann se incorporó con entusiasmo a la causa de la Revolución francesa, por lo que en 1791 fue nombrado comandante en jefe del Ejército del Mosela desplegado en Alsacia, en cooperación con el general Dumouriez, quien se hallaba al mando del Ejército del Norte. Fue en esta zona donde logró junto a Dumouriez la decisiva victoria que salvó a la joven República francesa de los ataques de sus enemigos, la batalla de Valmy, el 20 de septiembre de 1792.

Kellerman fue objeto de acusaciones por parte del general Adam Philippe de Custine, según las cuáles habría negado su ayuda a Custine en algunas operaciones del Ejército del Rin, pero fue absuelto de dichas acusaciones por la Convención. Kellerman fue enviado para unirse al Ejército de los Alpes y al Ejército de Italia, siendo reemplazado de este último mando por el joven general Napoleón Bonaparte.

Enviado a reprimir la Sublevación de Lyon contra la Convención, tuvo roces con los diputados y políticos enviados como representantes en misión (similares al comisario político), quienes pretendían aleccionarle respecto al oficio de las armas.

Durante El Terror, Kellerman fue arrestado durante 13 meses, escapando por muy poco a ser ajusticiado, hasta que, a la caída de Robespierre, quedó en libertad, recuperando en enero de 1795 el mando del Ejército de los Alpes y el del Ejército de Italia, aunque poco después volvió a ser reemplazado en el mando del Ejército de Italia por Napoleón, quien inició la campaña de Italia, aunque Kellerman logró mantener alejados a los austríacos de la retaguardia del Ejército de Italia.

Retiro y honores[editar]

Debido a su edad, a partir de 1804 dejó de asumir mandos directos de tropas en campaña, aunque sí mandó a algunas unidades que se encontraban en la reserva en territorio francés, a la vez que asumía diversos cargos de tipo político, especialmente en el Senado francés, ejerciendo la presidencia del mismo a partir del año 1801.

En 1808 se le recompensó concediéndosele el título de duque de Valmy, como recuerdo y homenaje a su destacada victoria en la batalla de Valmy. En la coronación en Roma de Napoleón Bonaparte como rey de Italia, era François Christophe Kellerman quien portaba la corona de hierro de Carlomagno utilizada en la ceremonia, a la vez que era quien sostenía la cola del manto del hijo de Napoleón, el llamado rey de Roma, durante la celebración de su bautismo.

Tumba de Kellerman en el Père-Lachaise.

En 1814, apoyó la destitución de Napoleón como emperador de los franceses, siendo por ello como recompensa mantenido en el cuerpo de la nobleza durante la Restauración Francesa. Durante los Cien Días, no obstante, permaneció neutral en espera del desarrollo de los acontecimientos. Votó favorablemente a la pena de muerte aplicada al mariscal Michel Ney, quien no obstante había sido su antiguo compañero de armas en los días de las guerras napoleónicas.

A su muerte, cumpliendo su voluntad, su corazón fue sepultado en el mismo centro del campo de batalla donde se había producido la batalla de Valmy, mientras que sus cenizas reposan en el Cementerio del Père-Lachaise, de París. Por otra parte, su nombre aparece igualmente grabado en el Arco de Triunfo de París.

En Estrasburgo, su ciudad natal, se levanta una estatua en su honor en la plaza Broglie, a la vez que existe otra más en la localidad de Valmy, donde se produjo la batalla. En las cercanías de esta última se eleva un obelisco que alberga el corazón del general.

Enlaces externos[editar]