Fortún Garcés

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fortún Garcés
Rey de Pamplona
Información personal
Otros títulos Conde de Bigorra y Rey legendario de Sobrarbe
Reinado 870905
Fallecimiento 922
Monasterio de Leyre
Predecesor García Íñiguez
Sucesor Sancho I Garcés
Familia
Dinastía Dinastía Íñiga
Padre García Íñiguez
Heredero Sancho I Garcés
Descendencia Véase descendencia
Panteón de los primeros reyes de Navarra en el monasterio de San Salvador de Leyre.

Fortún Garcés (fallecido c. 922), rey de Pamplona y conocido como el Tuerto y años después como el Monje, era hijo del rey García Íñiguez de Pamplona y de la reina Urraca.[a]

Cautiverio[editar]

El río Aragón a su paso por la localidad de Milagro donde fue capturado Fortún Garcés y su hija Onneca.

Su padre, el rey García Íñiguez, había estrechado los lazos con el reino de Asturias y aflojado los que habían mantenido sus antecesores con los Banu Qasi y por esta razón tuvo que sufrir los constantes ataques de los musulmanes.[2] El emir Muhammed I ibn Abdurrahman, gobernador de Córdoba del 852 al 886, invadió el reino de Pamplona en el año 860 y capturó en Milagro, una de las tres plazas ocupadas por los sarracenos, al hijo del rey García Iñiguez, Fortún Garcés el Tuerto y a su hija Onneca Fortúnez, tomándolos como rehenes por el pago del débito tributario y llevándolos cautivos a Córdoba.[2] El valí de Zaragoza Muhammad ibn Lop, nieto de Musa ibn Musa, destruyó en 882 el castillo de Aibar. El rey García Íñiguez falleció defendiendo el castillo de Aibar mientras que el valí Muhammad continuó su lucha conquistando la fortaleza de Sibrana, el castillo de San Esteban en Monjardín y dominó el valle del río Aragón, la sierra de Santo Domingo, Tarazona, Tudela, Calahorra, Viguera, Nájera y la tierra del Deyo.[3]

Reinado y sucesión[editar]

Placa con los nombres de los reyes de Navarra sepultados en el monasterio de San Salvador de Leyre.

Después de casi veinte años de cautividad en Córdoba, Fortún Garcés regresó al reino de Pamplona para ocupar el trono a la muerte de su padre.[4] El rey Fortún ejerció una política de convivencia con los Banu Qasi, más dado a las prácticas piadosas que a las empresas militares, por lo que produjo el disgusto de sus vasallos. Se retiraba con frecuencia al monasterio de San Salvador de Leyre al cual hizo grandes donaciones y durante su ausencia gobernaba Íñigo Garcés.[5]

Se produjo un cambio dinástico en el reino de Pamplona en 905 cuando el anciano rey Fortún abandonó el gobierno que fue ocupado por Sancho Garcés, el primer rey de la nueva dinastía Jimena, hijo del conde García Jiménez.[6] Este Sancho Garcés, fue elegido en el 905 por diversas causas rey de Pamplona. Algunas de esas causas que motivaron su elección fueron indudablemente, que él estaba emparentado con la dinastía reinante, gozaba de gran prestigio militar ganado en la defensa de la fortaleza de Aibar y tenía el respaldo de personajes influyentes como el de su tío el conde Ramón I de Ribagorza y Pallars, del conde de Aragón Galindo II Aznárez, esposo de Onneca Garcés, hermana del rey Fortún, y del rey Alfonso III, casado con Jimena Garcés, también hermana del rey Fortún Garcés, y posiblemente su pariente.[7]

El rey Fortún I Garcés se retiró en el año 905 al monasterio de San Salvador de Leyre, donde falleció en el año de 922.[8]

Matrimonio y descendencia[editar]

Contrajo matrimonio con Awriya ibn Lubb, llamada Oria, quien pudo ser hija de Lubb ibn Musa y de Ayab Al-Bilatiyya, y nieta, por parte paterna, de Musa ibn Musa y de Assona Íñiguez.[9] Los hijos fueron:[b]

  • Íñigo Fortúnez casado con Sancha Garcés de Pamplona, hija del conde García Jiménez y de su esposa Onecca Rebelle de Sangüesa. Según el Códice de Roda, los hijos de este matrimonio fueron Fortún, Áurea, y Lopa Íñiguez. Fortún Íñiguez fue padre de García, Íñigo y Sancha Fortúñez.
  • Aznar Fortúnez. No se sabe si contrajo matrimonio o si tuvo sucesión.
  • Velasco Fortúnez, quien según el Códice de Roda tuvo tres hijos: Jimena esposa de Íñigo Garcés, que gobernó Pamplona en el 900, hijo del conde García Jiménez y de su esposa de Onecca Rebelle de Sangüesa;[10] Toda Velázquez, mujer de Íñigo Manzones; y Sáncha Velázquez, casada con Galindo Jiménez.
  • Lope Fortúnez.[c] [11]
  • Onneca Fortúnez (n. ca. 847), quien contrajo un primer matrimonio con Abd Allah I de Córdoba y a la vuelta de su cautiverio casó con su primo hermano, Aznar Sánchez de Larraún, conde de Aragón, hijo de Sancho Garcés y nieto de García Íñiguez de Pamplona.


Predecesor:
García I Íñiguez
Rey de Pamplona
882 - 905
Sucesor:
Sancho I Garcés

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Aunque la filiación de Urraca no está documentada, pudo ser miembro de la dinastía de los Banu Qasi ya que el nombre de su hijo Fortún era constantemente utilizado por los miembros de ese linaje.[1]
  2. Según las Genealogías de Roda, los hijos de Fortunio Garseanis fueron Enneco Furtiniones et Asenari Furtiniones, et Belasco Furtuniones et Lope Furtuniones et domna Onneca,.
  3. Ni las crónicas cristianas o musulmanas o cartularios medievales o el Códice de Roda, las únicas fuentes disponibles, mencionan su matrimonio o su descendencia, aunque algunos genealogistas antiguos, sin prueba alguna, dicen que casó con su cuñada, tampoco documentada, llamada Jimena Garcés, hija del conde García Jiménez y de su esposa Onecca Rebelle de Sangüesa y que ambos son los progenitores del linaje de Estunega o Estúñiga, quienes tomaron en 1476 el nombre de Zúñiga.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]