Fondo Europeo de Desarrollo Regional

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
«FEDER» redirige aquí. Para el político alemán, véase Gottfried Feder.
Fondos Europeos de Desarrollo Regional para el periodo 2007-2013.      Regiones en convergencia      Regiones en disminución progresiva      Regiones en incremento progresivo      Regiones competitivas y generadoras de empleo

El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) es un instrumento financiero de la Comisión Europea cuya finalidad es la ayuda para el desarrollo económico de las regiones deprimidas de la Unión Europea. Estos fondos son subvenciones a fondo perdido, siendo gestionados directamente por las administraciones públicas (central, autonómica y local) teniendo cada una de ellas un cupo de fondos asignado a priori para realizar proyectos en la zona. El objetivo del FEDER sería desarrollar los principios económicos en los que se basa la zona monetaria óptima para que todas las regiones de la Unión Europea converjan al mismo nivel de desarrollo, y permita fortalecer la moneda y la posición económica de Europa.

El FEDER supone una de las partidas más grandes dentro del presupuesto de la UE, afectando a áreas de desarrollo como los transportes, las tecnología de la comunicación, la energía, el medio ambiente, la investigación y la innovación, las infraestructuras sociales, la formación, la rehabilitación urbana y la reconversión industrial, el desarrollo rural, la pesca, e incluso el turismo y la cultura.

Historia[editar]

Estos fondos estructurales europeos se constituyen en 1975 con el objetivo de «corregir los principales desequilibrios regionales de la Comunidad y especialmente los que son consecuencia de una estructura preponderantemente agraria, de los cambios industriales y del subempleo estructural».

En 1987, la Comisión establece una tipología regional para Europa, en base a la utilización de diversas variables dando como resultado una clasificación de seis tipos de regiones problemáticas:

  • Regiones industriales en proceso de decadencia.
  • Regiones cuyo porcentaje de empleo en el sector primario es superior en un 50% de la media de los países comunitarios.
  • Regiones urbanas deterioradas con problemas de congestión, niveles de desempleo elevados y de renta inferior a la media europea.
  • Regiones de difícil accesibilidad, como factor que condiciona el desarrollo, y de relativo aislamiento en relación a los mercados y de proveedores.
  • Regiones periféricas dentro de sus países y en zonas de transición y por lo general poco desarrolladas.

Tras el Tratado de Maastricht, la política regional de la Unión Europea establece nuevos objetivos para la aplicación de los fondos estructurales de cohesión. Estos son:

  • Objetivo 1. Fomentar el desarrollo y ajuste estructural de las regiones menos desarrolladas.
  • Objetivo 3. Luchar contra el paro de larga duración y facilitar la inserción de personas excluidas del mercado laboral.
  • Objetivo 4. Adaptar los recursos humanos a las diversas mutaciones y evoluciones del sistema productivo.

Funcionamiento[editar]

Las acciones financiables deben estar incluidas dentro de los Programas Operativos Regionales que cada estado elabora siguiendo los Marcos Comunitarios de Apoyo aprobados. Las empresas, organizaciones y particulares por lo tanto, no tienen acceso directo al FEDER, sino a través de los diferentes proyectos y actuaciones que realizan las administraciones públicas

Los recursos de estos fondos estructurales europeos sirven principalmente para cofinanciar:

  • Ayudas directas a las inversiones realizadas en las empresas (en particular las PYME) para crear empleos sostenibles.
  • Infraestructuras vinculadas especialmente a la investigación y la innovación, a las telecomunicaciones, al medio ambiente, a la energía y el transporte.
  • Instrumentos financieros (fondos de capital de riesgo, fondos de desarrollo local, etc.) para apoyar el desarrollo regional y local y favorecer la cooperación entre las ciudades y las regiones.
  • Medidas de asistencia técnica.

Iniciativas[editar]

FEDER financia las iniciativas comunitarias Interreg III y Urban II y las acciones innovadoras FEDER. La mayoría de los ciudadanos de la Unión Europea (UE) vive en zonas urbanas. Las ciudades no dejan de experimentar problemas sociales, medioambientales y económicos.

URBAN[editar]

La UE ha puesto en marcha el Proyecto URBAN. El objetivo de esta iniciativa es favorecer el desarrollo sostenible de las ciudades y barrios en crisis de la Unión Europea.[1] Durante el Plan Urban I (1994-1999), se financiaron programas en 118 zonas urbanas. La aportación comunitaria se aproximó a los 900 millones de euros, inversión que permitió una mejora en la calidad de vida de más de tres millones de personas en todo el continente.

En la actualidad, se está desarrollando el segundo ciclo del Programa, URBAN II, que cubrirá el periodo 2000.[cita requerida]

El Proyecto está financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. A través de esta financiación se logra la renovación de edificios y espacios públicos, iniciativas locales a favor del empleo, mejora de los sistemas de educación, desarrollo de sistemas de transporte público más ecológicos, el uso de energías renovables y el aprovechamiento del potencial que ofrecen las tecnologías de la sociedad de la información.

URBAN II abarca 70 zonas desfavorecidas en toda la UE, cuya financiación total ascenderá a 728,3 millones de euros. En cada zona, la población debe ser de al menos 20.000 personas, pudiendo reducirse en ciertos casos a 10.000 personas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Comisión Europea. «Dinamizar la zonas urbanas en crisis» (en español). Consultado el 19 de septiembre de 2009.