Enrique V de Brunswick-Luneburgo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Enrique V de Brunswick-Lüneburg.

Enrique V el Joven -Heinrich der Jüngere, en latín: Henricus- (Wolfenbüttel, 10 de noviembre de 1489 – ídem, 11 de junio de 1568), fue un aristócrata alemán, duque de Brunswick-Lüneburg y príncipe de Wolfenbüttel (Brunswick-Wolfenbüttel) desde 1514 hasta su muerte. Fue el último príncipe católico de la Casa de Welf. Se vio involucrado en constantes guerras.

Vida[editar]

Nació en el castillo de Wolfenbüttel, siendo hijo del duque Enrique IV de Brunswick-Lüneburg, príncipe de Wolfenbüttel (Enrique el Viejo). Enrique V el Joven ascendió al trono ducal a la muerte de su padre en batalla (1514). Al poco tiempo entró en la Gran Disputa Diocesana con obispado de Hildesheim (príncipe-obispo Juan IV de Saxonia-Lauenburgo), contra el que perdió la batalla de Soltau de 1519. No obstante, el duque se aprovechó del apoyo del recientemente elegido emperador Carlos V, y en 1523 el obispo tuvo que ceder extensos territorios a Wolfenbüttel. Enrique permaneció leal a la autoridad imperial durante la guerra de los campesinos alemanes, y en 1528 se desplazó a Italia en ayuda de Carlos V en la Guerra de la Liga de Cognac contra Francisco I de Francia.

Aunque Enrique inicialmente simpatizó con la Reforma protestante y apoyó parcialmente la Confesión de Augsburgo de 1530, permaneció dentro de la iglesia católica. Se involucró en un conflicto con el luterano electorado de Sajonia, y se opuso fuertemente a la conversión al protestantismo de la rama Calenberg de los Brunswick-Lüneburg. En 1541, deseoso de obtener las ricas minas de Rammelsberg, Enrique encontró un pretexto para atacar la Ciudad Imperial Libre de Goslar. Cuando en 1542 el elector Juan Federico I de Sajonia y el landgrave Felipe I de Hesse (líderes de la Liga de Esmalcalda) llegaron en ayuda de Goslar, ocuparon la totalidad del principado de Wolfenbüttel. Enrique tuvo que huir al ducado de Baviera.

En 1546 consiguió reclutar un ejército con la ayuda del emperador Carlos, y consiguió recobrar el control de parte de Wolfenbüttel, pero pronto fue capturado por las tropas de Hesse, permaneciendo cautivo hasta la victoria imperial en la batalla de Mühlberg, tras la que fue liberado y reinstaurado en sus dominios (1547). En 1550 los mercenarios del conde Count Volrad de Mansfeld ocuparon Wolfenbüttel, y Enrique tuvo nuevamente que huir; en esta ocasión a Metz, donde las tropas del emperador mantenían un asedio. Mansfeld pronto abandonó el principado, y Enrique retornó. En 1553, se alió con el elector Mauricio de Sajonia contra el margrave Alberto I Alcibiades de Brandenburg-Kulmbach, que había atacado Wolfenbüttel. El conflicto culminó con la sangrienta Batalla de Sievershausen, en la que tanto Mauricio como los dos hijos mayores de Enrique murieron. La batalla terminó con la victoria de Enrique.

Posteriormente, Enrique se terminó convirtiendo al protestantismo, por influencia de su hijo superviviente, Julio de Brunswick-Lüneburg.

Familia[editar]

Enrique contrajo su primer matrimonio en 1515 con María (muerta en 1541), hija de Enrique de Württemberg, anterior conde de Montbéliard. Sus hijos fueron:

Enrique contrajo segundas nupcias en 1556 con Sofía Jagellón (muerta en 1575), hija del rey Segismundo I de Polonia el Viejo. No tuvieron hijos.

Con su concubina, Eva von Trott zu Solz, tuvo diez hijos.

Referencias[editar]