Orden del Toisón de Oro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Insigne Orden del Toisón de Oro
Golden Fleece dsc02934.jpg
Collar de la Orden del Toisón de Oro
(Cámara del Tesoro, Viena)
Otorgada por el rey de España (rama española) y el jefe de la Casa de Habsburgo (rama austriaca)
Tipo Orden dinástica de clase única
Casa de Borbón (España)
Casa de Habsburgo (Austria)
Lema Pretium laborum non vile («No es mala recompensa por el trabajo»)
Ante ferit quam flamma micet
(«Hiere antes de que se vea la llama»)
Gran Maestre Felipe VI de España (rama española)
Carlos de Habsburgo-Lorena (rama austriaca)
Estado Actualmente en vigor
Estadísticas
Establecida 1429
Red ribbon bar - general use.svg

La Insigne Orden del Toisón de Oro es una orden de caballería fundada en 1429 por el duque de Borgoña y conde de Flandes, Felipe III de Borgoña. Es una de las órdenes de caballería más prestigiosas y antiguas de Europa, y está muy ligada a la dinastía de los Habsburgo y a las coronas de Austria y España.

Historia[editar]

Origen en el Ducado de Borgoña[editar]

El Ducado de Borgoña fue convirtiéndose, desde los tiempos de Ricardo I en el 880 hasta la llegada de Felipe III de Borgoña en 1419, en un territorio económicamente poderoso. Felipe III intentó convertir el Ducado en un nuevo Estado situado entre Francia y el Sacro Imperio, recuperando así el antiguo reino de la Lotaringia, surgido de la herencia de Carlomagno. Felipe III, mediante herencia, fue incorporando a su poder los condados de Flandes, Artois, los ducados de Brabante, Luxemburgo y Limburgo, junto a los feudos de Henao, Zelanda y Holanda. Por ello, Felipe III el Bueno fue llamado también Gran Duque de Occidente.[1]

Era preciso crear una institución para garantizar la fidelidad de los grandes hombres de todos esos territorios a cambio de dejarles participar en la vida política. Inglaterra era aliada de este ducado y en 1422 Felipe III fue elegido miembro de la Orden de la Jarretera, pero este rehusó para no indisponerse con el rey de Francia, Carlos VII de Valois. Por ello, optó por crear una orden propia, la Orden del Toisón de Oro[1] inspirándose en el modelo de la Orden de la Jarretera.[2]

Los duques de Borgoña ya tenían una orden de caballeros anterior, la Orden de la Pasión, que se había constituido con protocolos y empaque similares a la Orden del Dragón. Los principios de la Orden del Toisón también se relacionaban con la lucha contra el poder otomano y liberar los Santos Lugares.[1]

Su constitución se realiza en 1429 conmemorando la celebración de su matrimonio con la princesa portuguesa Isabel de Avis, hija del rey de Portugal Juan I, boda que se celebró en la ciudad de Brujas el 10 de enero de 1430. [3]

Siguiendo su modelo inglés, la orden estaba en origen restringida a un número limitado de caballeros, primero 24 pero incrementado a 30 en 1433 y a 51 en 1516. Los miembros de la orden no podían ser «herejes» y por tanto se convirtió en una distinción exclusivamente católica durante la Reforma.

La bula de confirmación de la Orden y de aprobación de sus constituciones y ordenanzas la dio el papa Eugenio IV el 7 de septiembre de 1433, siendo las dignidades de la Orden cuatro: el canciller, el tesorero, el rey de armas y el secretario.

Evolución[editar]

Felipe III celebraría 10 capítulos de la Orden. En el séptimo capítulo de la Orden, reunido en Gante, Alfonso el Magnánimo de Aragón fue el primer no borgoñón en recibir el collar. El Duque Carlos el Temerario, heredero de Felipe III, introdujo un mayor boato en el ceremonial, el ropaje, el cónclave y los oficios religiosos.[1]

Carlos fallece en 1477 y la herencia del título corresponde a su hija María de Borgoña, sin embargo, una mujer no puede presidir la Orden, por lo que este título irá para su marido, el Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Maximiliano I de Austria, padre de Felipe I el Hermoso y abuelo del Emperador del Sacro Imperio Carlos I de España y V de Alemania. Con estos dos monarcas se produce una vinculación entre la Orden y España, en tanto están vinculados al Ducado de Borgoña. El gran maestrazgo correspondería al título de rey de España por bulas de los pontífices Gregorio XIII, de 1574, y de Clemente VIII, de 1600.

Códice de Trajes de la Orden del Toisón de Oro. En el capítulo de Valenciennes Carlos El Temerario estableció el uso del chaperón, ropa talar y manto de terciopelo carmesí con forro de raso blanco y en cuyo borde aparecían bordadas las divisas ducales. Para el oficio de difuntos se utilizaba paño negro y en el que se celebraba en honor a la Virgen, el tercer día capitular, los caballeros llevaban vestiduras blancas de Damasco

Simbología[editar]

El carnero era ya un símbolo de la ciudad de Brujas, que contaba con una importante industria lanar.[nota 1] Con la elección del vellocino de oro, el Duque hacía referencia a la leyenda de Jasón en la nave Argo. Esto enlazaba también a la nueva vocación marinera de Borgoña gracias a sus puertos en los Países Bajos.[1]

En la leyenda, Jasón debe dirigirse a la Cólquida, actual Georgia, donde los tracios tendían pieles de oveja en los ríos auríferos para recubrirlas de escamas de oro y luego las dejaban en un árbol para que se se secasen. Jasón debía rescatar el vellocino de oro de un ciprés para devolverlo a la Hélade y ocupar con justicia el trono de Yolcos. Los Argonautas, entre los que estaba Hércules, debían ayudarle en su empeño. Jasón podría representar a Felipe III y los Argonautas serían los hombres que están con él en la Orden.[1]

Los eslabones del collar del Gran Maestre tienen la letra B, en referencia a Borgoña. Entre los eslabones está la llama, símbolo de Prometeo, garante último del vellocino, pero también el símbolo que aparece en la divisa del Duque rotulada con el lema: «Ante ferit quam flamma micet» («Hiere antes de que se vea la llama»).[1]

A este símbolo griego se le añadió otro cristiano. Gedeón, juez de Israel, había pedido a Dios que mostrase su favor dejando caer gotas de rocío sobre una piel de cordero antes de atacar con sólo 300 hombres al ejército de los madianitas. Las gotas de rocío también se relacionaron con la pureza de la Virgen, a quien se encomendaba la orden. El patrón de Borgoña y de la orden era San Andrés, que había sido martirizado en una cruz en forma de X, por lo que esta cruz también es muy importante en la simbología de la Orden. La B del collar se une también formando el aspa.[1]

Pintura conocida como Alegoría del Toisón de Oro o como La fundación de la Orden del Vellocino de Oro y la Apoteosis de la Monarquía Española[6] pintada por Luca Giordano en el siglo XVII en una bóveda del Casón del Buen Retiro de Madrid. A la izquierda está Felipe III de Borgoña recibiendo el vellocino de oro de manos de Hércules[7] y a la derecha está pintada una alegoría del esplendor de la monarquía hispánica.

Capítulos de la Orden[editar]

Número Año Soberano Gran Maestre Lugar de celebración
I 1431 Felipe III de Borgoña Lille
II 1432 Felipe III de Borgoña Brujas
III 1433 Felipe III de Borgoña Dijon
IV 1435 Felipe III de Borgoña Bruselas
V 1436 Felipe III de Borgoña Lille
VI 1440 Felipe III de Borgoña Saint-Omer
VII 1445 Felipe III de Borgoña Gante
VIII 1451 Felipe III de Borgoña Mons
IX 1456 Felipe III de Borgoña La Haya
X 1461 Felipe III de Borgoña Saint-Omer
XI 1468 Carlos el Temerario Brujas
XII 1473 Carlos el Temerario Valenciennes
XIII 1478 Maximiliano de Habsburgo Brujas
XIV 1481 Maximiliano de Habsburgo Bolduque
XV 1491 Felipe el Hermoso Malinas
XVI 1501 Felipe el Hermoso Bruselas
XVII 1505 Felipe el Hermoso Middelburg
XVIII 1516 Carlos V Bruselas
XIX 1519 Carlos V Barcelona
XX 1531 Carlos V Tournai
XXI 1546 Carlos V Utrecht
XXII 1555 Felipe II Amberes
XXIII 1559 Felipe II Gante

Grandes maestres de la Orden[editar]

Carlos I en un retrato donde se aprecia la insignia del Toisón a modo de colgante.

A la muerte de Carlos II de España, los dos pretendientes al trono, Felipe de Anjou (futuro Felipe V) y el archiduque Carlos (futuro emperador Carlos VI del Sacro Imperio Romano Germánico), ostentaron la dignidad de grandes maestres de la Orden.

En 1725, un tratado entre ambos soberanos reconoció a Carlos VI la dignidad de gran maestre de forma vitalicia. Sin embargo, a su muerte, los emperadores del Sacro Imperio primero y los de Austria después siguieron ostentando el gran maestrazgo de la rama austríaca de la Orden, sin atender las protestas de los soberanos españoles, los cuales cuestionaron siempre su legitimidad.

El Toisón de Oro en España[editar]

Carlos II como Gran Maestre de la Orden del Toisón de Oro por Juan Carreño de Miranda.
Existieron ciertas controversias acerca de su concesión durante la Guerra de la Independencia. El hecho de que el rey José I se arrogara el maestrazgo de la Orden y concediera el Toisón de Oro a Napoleón causó el enfado del exiliado rey de Francia Luis XVIII, que devolvió su distinción en protesta. A su regreso, el rey Fernando VII revocó todas las distinciones concedidas por José Bonaparte.
En 1812, la Regencia española concedió el Toisón de Oro al duque de Wellington, lo que fue confirmado por el rey Fernando VII al tomar el poder en 1813, tras consultarlo con el papa Pío VII. De esta forma, el duque de Wellington fue el primer protestante en ostentar esta distinción. Posteriormente, también cristianos ortodoxos recibieron esta dignidad.
También durante las Guerras Carlistas, los partidarios de Carlos María Isidro de Borbón cuestionaron la legitimidad de Isabel II como gran maestre de la Orden y su derecho a otorgar el Toisón de Oro.

Es curioso notar que en las fotografías del acto solemne de Abdicación de S.M. Juan Carlos I (2014), éste luce en la chaqueta la insignia de Caballero del Toisón mientras que su hijo, aún Príncipe de Asturias (no sería Felipe VI hasta la medianoche posterior) luce la insignia de Soberano.

El Toisón de Oro en Austria[editar]

En el año 1700 en Felipe V de Borbón es coronado como rey de España en Madrid como heredero del título. Simultáneamente, en el Palacio de Versalles, en Francia, el Archiduque Carlos de Austria se corona rey de España, atribuyéndose a sí mismo la dignidad de Gran Maestre de la Orden. Se producirá la Guerra de Sucesión entre Felipe V y el Archiduque Carlos, que tendrá su fin con el Tratado de Utrecht de 1713, donde se reconoce a Felipe de Borbón como Rey de España. Felipe V otorgaría sus propios toisones desde el 1700 en calidad de Gran Maestre.

A partir de 1711 Carlos de Austria pasa a ser emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y se pondrá a otorgar toisones por su cuenta naciendo así la rama austriaca de la orden, separada de la española. En 1725 Felipe V y Carlos VI firmarán el Tratado de Cambraí por el que, aunque Felipe V no renuncia al Maestrazgo, se permite al Emperador usar los títulos adquiridos de forma vitalicia, para no despojarlo de sus dignidades, pero que su derecho sobre ellos se extinguiera con su muerte, cosa que él no respetará y el título se heredará de padres a hijos.[8]

Así los Maestres de la Orden Austriaca del Toisón de Oro son:

Tras la desaparición del Imperio austrohúngaro, el rey Alberto I de Bélgica reclamó que la dignidad de gran maestre y el tesoro de la Orden le fuesen transferidos como soberano de las tierras de Borgoña. Esta reclamación llegó a ser considerada seriamente durante las negociaciones del Tratado de Versalles, pero finalmente rechazada debido a la intervención del rey Alfonso XIII de España, que tomó posesión de las propiedades de la orden en nombre del destronado emperador Carlos I de Austria y IV de Hungría.

El Gobierno de la República de Austria reconoció en 1957 la personalidad jurídica de la Orden en Austria, asignando la dignidad de gran maestre al archiduque Otto, cabeza de la antigua Casa Imperial. La rama austriaca del Toisón de Oro mantiene los estatutos originales de la Orden así como gran parte del tesoro, dado que la sede del mismo se encontraba en Bruselas, territorio que fue asignado a los Habsburgo tras la Guerra de Sucesión al trono de España.

Cabe, por otra parte, destacar las excelentes relaciones existentes entre los jefes de ambas ramas y el hecho de que algunos caballeros ostenten tanto el collar español como el austriaco, como el rey Alberto II de Bélgica, el anterior gran duque Juan o el actual gran duque Enrique de Luxemburgo.

El tesoro de la Orden[editar]

Collar del rey de armas de la Orden del Toisón de Oro de los tiempos de Carlos V

Las joyas de la Orden estuvieron durante siglos en Bruselas. Poco después de la Paz de Utrecht se firmará con Carlos VI el Tratado de Rastatt por el se entrega al Sacro Imperio los antiguos Países Bajos españoles. Una vez que los austríacos entran en Bruselas, encontrarán todo el tesoro de la orden intacto.

En 1797, por miedo a la presión generada por la Revolución Francesa, se traslada al palacio de los Habsburgo en Viena.[9] Actualmente el tesoro se encuentra depositado en el Museo de Historia del Arte de la capital austríaca. En dicho tesoro destaca el Potence.

Potence[editar]

El potence es el collar histórico empleado por el rey de armas de la Orden del Toisón de Oro. Fue creado por Carlos V a mediados del siglo XVI. Es de oro macizo y de grandes dimensiones: 143 centímetros de medida exterior y un radio de 98. Se compone de 51 placas en una fila de dos, teniendo cada placa el escudo de armas de cada uno de los caballeros de la Orden.[9] Las dos placas centrales, que se encuentran sobre la insignia del Toisón tienen el escudo de armas de Carlos V (sin el águila) en la placa superior y las dos columnas de Hércules con el lema "Plus Ultra" en la inferior. Curiosamente, las dos columnas fueron añadidas al escudo por consejo de Luigi Marliano a Carlos V en una reunión de la Orden del Toisón de Oro en 1516 [10]

Insignias[editar]

Collar of the Order of the Golden Fleece.svg
Collar (Ramas española y austriaca)
Rama española Rama austriaca
Sovereign's Neck Insignia of the Spanish Order of the Fleece.svg
Insignia of Knights and Dames of the Spanish Order of the Fleece.svg
Insignia of Knights of the Austrian Order of the Golden Fleece.svg
Insignia de cuello del Gran Maestre Insignia de cuello de caballero y

de lazo de dama

Insignia de cuello

Escudos de armas del caballero de la Orden española del Toisón de Oro[editar]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. La palabra toisón proviene del francés toison, palabra de finales del siglo XII que procede del latín tardío to(n)sío, -nis, del verbo tonedere (esquilar).[4] El equivalente en el español es vellón o vellocino, que hace referencia a la lana de los óvidos o bien a su piel (zalea). Por eso a veces se le ha referido como "Orden del Vellocino de Oro".[5]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h Co-producción de RTVE, fundación Carlos de Amberes y Canal de Historia (2012). «La Orden del Toisón de Oro y sus Soberanos.».
  2. Ceballos-Escalera y Gila, Alfonso (1993). La orden y divisa de la Banda Real de Castilla. Prensa y Ediciones Iberoamericanas. 
  3. De P. Mellado, Francisco. Enciclopedia moderna. Diccionario universal de literatura, ciencias, artes..., tomo 33, págs. 284 y 285.
  4. Etimologías de Chile. «Toisón». Consultado el 20 de junio de 2014.
  5. Gebelein, Helmut (2007). Secretos de la alquimia. p. 90.  Libro online
  6. Documento del Museo Cerralbo escrito por Manuel del Rey Rodríguez, licenciado en Historia del Arte (2010). «Luca Giordano y el Casón del Buen Retiro». Consultado el 20 de junio de 2014.
  7. Museo del Prado. «La fundación de la Orden del Toisón de oro». Consultado el 20 de junio de 2014.
  8. Blasoneshispanos.com. «Insigne Orden del Toisón de Oro».
  9. a b Magai, Andrés (2013). «Lugares con historia. La Cámara del Tesoro de Viena: Un viaje por la Historia de Europa». CLÍO. Revista de Historia. (138):  pp. 56-63. 
  10. Vilà, Lara (2007). «Virgilio y la construcción simbólica del poder en el Renacimiento». Propaladia (1). http://www.propaladia.com/articulo.php?id=10. 

Enlaces externos[editar]