Enheduanna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Enheduanna o Enkheduanna[1] (finales del siglo XXIV a. C.) fue una poetisa acadia, hija del rey Sargón de Akkad.[1]

Fue nombrada por su padre suma sacerdotisa de Nanna o Nannar, el dios-Luna sumerio, una de las mayores divinidades del panteón mesopotámico, en Ur. Después, otras hijas de los reyes que dominaron Mesopotamia ocuparon aquella misma función (coma Enmenanna, hija de Naram-Sin de Akkad, hasta la hija de Nabonid, rey de Babilonia en el siglo VII a. C.).

Enheduanna es sobre todo célebre en Mesopotamia por haber sido una poetisa brillante. La más célebre de sus obras es un himno dedicado a Inanna de Ur (a veces llamado Exaltación de Inanna), y otros cinco poemas le son igualmente atribuidos. Sus temas son religiosos: himnos al dios Nannar y a su templo de Ur, mas también a la diosa Inanna, protectora de la dinastía de Akkad. Enheduanna es la autora más antigua de la Historia, porque escribió los primeros textos que se pueden atribuir a un autor. Es también la única mujer entre los grandes autores de la literatura mesopotámica.

En la ficción[editar]

En el libro "Los hijos de los días" de Eduardo Galeano, se hace referencia a Enheduanna en la página 399:

Edehuana vivió en el reino donde se inventó la escritura, ahora llamado Irak,

y ella fue la primera escritora, la primera mujer que firmó sus palabras, y fue también la primera mujer que dictó leyes, y fue astrónoma, sabia en estrellas, y sufrió pena de exilio,

y escribiendo cantó a la diosa Inanna, la luna, su protectora, y celebró la dicha de escribir, que es una fiesta, como parir, dar nacimiento, concebir el mundo.

Referencias[editar]

  1. a b Cruz García, Álvaro (ArteHistoria); Literatura en Sumer y Akkad (Última consulta: 7 de enero de 2012).