Naram-Sin

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Naram-Sin aplastando a sus enemigos en la Estela de la victoria, llevando casco con cuernos, símbolo de la divinidad y ofreciendo su victoria a los dioses.

Naram-Sin (2254 a. C. - 2218 a. C. de la cronología media) fue el cuarto rey de el Imperio acadio, que abarcó la totalidad de Mesopotamia.

Bajo Naram-Sin, tercer sucesor y nieto de Sargon I, el Imperio acadio alcanzó su cenit. Comenzó su reinado con una gran sublevación de más de veinte reyes mesopotámicos a los que venció con contundencia. A partir de ahí Naram-Sin se lanzaría a la conquista del mundo conocido, extendiendo sus dominios desde Elam al mar Mediterráneo. Conquistó Siria, la región de Alepo y descendió hasta el Sinaí, que fue arrebatado a Egipto. Tales fueron sus triunfos que ordenó esculpir la estela de Naram-Sim y se autoproclamó dios.

Fue el primer rey mesopotámico en proclamar su divinidad, y el primero en ser llamado "rey de las cuatro partes del mundo", es decir, del universo:[1]

Naram-Sin, el varón fuerte, dios de Acad, rey de las cuatro partes del mundo.

Tuvo tratos con el Valle del Indo (Meluhha para los acadios) y controló gran parte del territorio del golfo Pérsico. Naram-Sin expandió su imperio derrotando al rey de Magan y las tribus de los montes Tauro. Construyó los centros administrativos de Tell Brak y Nínive y continuó con la política de nombrar a familiares para ocupar cargos rituales o religiosos en diversas ciudades y templos del imperio, o como gobernadores para mantener un control efectivo y muy centralizado de los diferentes territorios del imperio.

Según la mitología mesopotámica, la diosa Inanna abandonó a la ciudad de Agadé y provocó la caída de Acad debido al sacrilegio cometido por Naram-Sin al llevarse algunas estatuas divinas de Ekur (es decir, el templo de Enlil en Nippur, el dios supremo del panteón sumerio). Enlil hizo salir a los gutis de las montañas como si fueran una plaga y destruyeron el imperio de Acad. Se dice que poseía el ejército más grande hasta el momento: 360.000 hombres a su mando.[2]

Su único hijo conocido, Sharkalisharri, le sucedió.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. F. Thureau-Dangin: Recopilación de tablillas caldeas, 1903.
  2. «Akkad: Facts, Discussion Forum, and Encyclopedia Article».

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Manishutusu
Rey de Sumeria
siglo XXIII a. C.
Sucesor:
Sharkalisharri