El anciano Simeón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Simeón
Yegorov-Simeon the Righteous.jpg
Simeón con Jesús en brazos. Oleo de Alekséi Yegórov. 1830-40.

El anciano Simeón en el templo fue un contemporáneo de Jesús de Nazaret. Aparece en el Evangelio según San Lucas (Lc 2, 25 - 35), cuando Jesús, recién nacido, es llevado al Templo de Jerusalén para ser presentado al Señor. Simeón de quien el citado evangelio señala que era «justo y piadoso y esperaba la consolación de Israel» (v. 25), señalándose además que poseía un espíritu profético ya que «le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería la muerte antes de haber visto al Cristo del Señor»(v. 26). Al entrar Jesús en brazos de sus padres, se acercó al niño y le dedicó su famoso cántico, llamado por la Iglesia Nunc dimittis:

Ahora, Señor, tu promesa está cumplida:
ya puedes dejar que tu siervo muera en paz.
Porque he visto la salvación
que has comenzado a realizar
ante los ojos de todas las naciones,
la luz que alumbrará a los paganos
y que será la honra de tu pueblo Israel.

Lc 2, 29-32

También profetizó a María, la madre de Jesús:

¡Y a ti misma una espada te atravesará el alma!

Lc 2, 35

La anterior frase es interpretada por la tradición católica como profecía de la pasión de Cristo presenciada por su madre.


Enlaces externos[editar]