Edgar Peña Parra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Edgar Peña Parra
Arzobispo de Telepte
Retrato
Retrato

Nuncio Apostólico de Pakistán
Ordenación 23 de agosto de 1985 por Domingo Roa Pérez
Consagración episcopal 5 de febrero 2011 por Benedicto XVI
Nacimiento 6 de marzo de 1960 (54 años) en
Bandera de Venezuela Maracaibo, Venezuela
Alma máter Pontificia Universidad Gregoriana

Escudo de Edgar Peña Parra
Fiat voluntas tua
(Hágase tu voluntad)
Ficha en catholic-hierarchy.org
El arzobispo recibiendo la felicitación por su ordenación del papa Benedicto XVI.

Edgar Peña Parra (Maracaibo, Venezuela, 6 de marzo de 1960) es un arzobispo de la Iglesia católica y es el primer venezolano Nuncio Apostólico de la Santa Sede.

Vida[editar]

Primeros años[editar]

Nace en la parroquia El Saladillo Maracaibo, de la unión matrimonial de Robinson y Adela Parra de Peña. Su infancia transcurre, junto a sus hermanos, a escasos metros de la Basílica de Chiquinquirá. Realiza los estudios de primaria, en el Colegio Libertador y los 5 años de bachillerato en el Liceo Rafael Belloso Chacín en Maracaibo. El toque vocacional nace en Edgar a los dieciséis años la mañana de un día cualquiera, cuando visitaba la Basílica y atendió a ese llamado ingresando al Instituto Universitario Seminario Santo Tomás de Aquino en San Cristóbal, donde se graduó de Licenciado en Filosofía en el año de 1981. Su sed de nutrirse en el saber eclesiástico, lo lleva a un nuevo encuentro con el conocimiento y marcha a Caracas al Instituto Universitario Santa Rosa de Lima graduándose de Licenciado en Teología el año de 1985.

El 23 de agosto de 1985 a las 6 de la tarde las campanas de esta Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá resonaban para anunciar que Edgar Robinson Peña Parra sería ungido con el sacramento del Sacerdocio. El regreso, a Maracaibo, del Padre Peña, tal y como lo establece la vocación del sacerdote de ser el Buen Pastor, lo llevan a desempeñarse como párroco en Sierra Maestra, La Rotaria y El Moján, labor, que aún hoy es recordada con cariño y aprecio, por quienes habitan en estas populosas parroquias que en cuatro años, como párroco, conocieron su labor y gestión pastoral.

Diplomático[editar]

Era el año de 1989, cuando la Santa Sede, le propuso al entonces Nuncio Apostólico en Venezuela, Monseñor Luciano Storero, sometiera a consulta entre los Obispos venezolanos para postular a sacerdotes para dedicarlo al servicio diplomático de El Vaticano. El Arzobispo de Maracaibo, para la época, Monseñor Dr. Domingo Roa Pérez, propuso al padre Edgar Peña como posible aspirante. El Padre Peña fue llamado a la Nunciatura en Caracas para evaluarlo y presentarle la propuesta; quien luego de meditarlo con todas las fuerzas de su fe en Dios y con humildad, don que lo caracteriza, aceptó estudiar para formar parte del Servicio Diplomático de la Santa Sede. Y es así como en 1986, marcha a tierras lejanas Roma-Italia, acompañado tan solo de su fe, su amor a la Chiquinquirá y su familia.

Los siguientes siete años fueron de intensos estudios y sacrificios, el padre Edgar Peña se inician en la Pontificia Academia Eclesiástica, llamada Escuela de los Nobles, donde obtiene el título de Doctorado en Derecho Canónico, realizando una brillante tesis de grado, publicado por el Vaticano, intitulada: “Los Derechos Humanos en el Sistema Interamericano a la luz del Magisterio Pontificio”, la cual hoy es tomada como referencia por los estudiosos y analistas en materia de Derechos Humanos de todo el orbe.

El encuentro con el saber, para el padre Edgar, no terminan allí, realiza la especialización en Derecho Internacional, en la Pontificia Universidad Gregoriana y en simultáneo adquiría los conocimientos diplomáticos que le brindaba la Academia Diplomática del Vaticano. Desde 1993 hasta nuestros días 2010, la misión eclesial del primer diplomático venezolano de la Santa Sede, ahora Monseñor (título otorgado por Juan Pablo II en 1995 en la capital de Kenia Nairobi durante una de sus visitas pontificias al continente africano), continúa. Monseñor Peña Parra, ha sido representante de la Santa Sede en sus Nunciaturas (conocida como Embajadas para los laicos) dispersas por todo el mundo, nutriéndose del quehacer y llevando el mensaje de la Virtudes Teologales: Fe Esperanza y Caridad bajo la luz de Jesucristo y el Evangelio con la guía de Juan Pablo II y ahora de Su Santiad el Papa Benedicto XVI.

Desde 1993 hasta 1997 presta sus servicios en la Nunciatura Apostólica en Nairobi - Kenia, en la cual también representó la Santa Sede ante las Agencias de las Naciones Unidas para el Ambiente (con las siglas UNEP) y para la vivienda conocida como HABITAT. De Kenia en África pasa en 1997 y hasta 1999 a la Nunciatura Apostólica Yugoslavia en Belgrado, adquiriendo mucha experiencia y viviendo en carne propia la llamada 'Guerra de los Balcanes' que se inició en 1998 y finalizó en 1999. De la antigua Yugoslavia, en 1999 Monseñor Edgar pasa a la ciudad de Suiza, Ginebra y luego a Sur África. En este período de tres años, hasta el 2002 desempeña su labor diplomática en la Misión Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, Organizaciones especializadas y la Organización Mundial del Comercio.

Del 2002 y hasta el 2005 pasa a ser el Consejero en la Nunciatura Apostólica en Tegucigalpa - Honduras, adquiriendo el conocimiento de la fortaleza y debilidades de los países centroamericanos . Y desde el 2006 hasta el 2010 desempeñó su labor diplomáticas en la Nunciatura Apostólica de México, el segundo país con mayoría católica en América, y lugar de la aparición de la Virgen María en la advocación de la Virgen de Guadalupe Emperatriz de América .

Arzobispo y nuncio[editar]

El 8 de enero de 2011 el papa Benedicto XVI nombró a Edgar Peña Parra arzobispo titular de la diócesis de Telepte y le asignó, asimismo, el cargo de nuncio apostólico de Pakistán el 2 de febrero de 2011.[1]

El 5 de febrero de 2011, en la ciudad de el Vaticano fue investido con el ministerio episcopal, como arzobispo por S.S. Benedicto XVI en la basílica de San Pedro.[2]

Reconocimientos[editar]

  • Honoris Causa de la Universidad del Zulia. 2011.[3]
  • Orden Juan Pablo II, en su única clase. Otorgada por la Gobernación del estado Zulia
  • Orden Ciudad de Maracaibo, en su primera clase. Otorgada por el Consejo Municipal de Maracaibo.
  • Orden Rafael María Baralt, en su única clase. Otorgada por el Consejo Legislativo del estado Zulia.
  • Orden Cecilio Acosta y profesor honorario de la Universidad Católica “Cecilio Acosta” (UNICA). 2011.[4]
  • Orden Municipio Mara en su primara clase. Otorgada por el Alcalde Luis Caldera.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]