Diego Hurtado de Mendoza y Quiñones

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Diego Hurtado de Mendoza y Quiñones
Cardenal de la Iglesia católica
Proclamación cardenalicia 2 de octubre de 1500 por el Papa Alejandro VI
Información personal
Nombre secular Diego Hurtado de Mendoza y Quiñones
Títulos Cardenal presbítero de Santa Sabina
Nacimiento Guadalajara, 1444
Fallecimiento Madrid, 14 de octubre de 1502
Alma máter Universidad de Salamanca
Kardinalcoa.png
Escudo de Diego Hurtado de Mendoza y Quiñones

Diego Hurtado de Mendoza y Quiñones (Guadalajara, 1444 - Madrid, 14 de octubre de 1502) era hermano del segundo conde de Tendilla. Fue el segundo cardenal de los Mendoza; estudió en Salamanca comenzando su carrera eclesiástica como ayudante de su tío el cardenal Mendoza, cuando éste era obispo de Plasencia en 1481. Luego fue nombrado obispo de Palencia[1] y más tarde arzobispo de Sevilla en 1485.[2] También fue nombrado patriarca de Alejandría y cardenal de Santa Sabina en 1500.[3] [4] Algunos autores lo mencionan también como obispo de Sigüenza, aunque esto es un error historiográfico.[5]

Fue enterrado primero en el monasterio de Santa Ana de Tendilla del que había sido un importante y benefactor patrono, pero se trasladaron sus restos a la catedral de Sevilla a un sepulcro de mármol obra de Domenico Fancelli por encargo de su hermano Íñigo.


Predecesor:
Rodrigo Sánchez de Arévalo
Obispo de Palencia
14711485
Sucesor:
Alonso de Burgos
Predecesor:
Rodrigo de Borja y Escrivá
Arzobispo de Sevilla
14851502
Sucesor:
Juan de Zúñiga y Pimentel

Referencias[editar]