Despegue

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un Airbus A340 de Lufthansa despegando.

En aeronáutica, el despegue es la fase inicial y esencial de un vuelo, que se logra tras realizar la carrera de despegue sobre una pista de despegue y aterrizaje de un aeropuerto o en una superficie extensa de agua, con la cual se consigue el efecto aerodinámico de la sustentación, que es provocado por el flujo a una determinada velocidad del aire sobre las alas. Para conseguir un despegue, se consideran tres factores: el del lado tierra, el del lado aparato y el del lado aire.

El primero, el factor tierra, se basa en que se requiere carretear o rodar hacia la pista usando las calles de rodaje con la autorización y guía del control del tráfico aéreo (Air Traffic Controller, ATC), contar con una superficie apta para despegar, solicitar al ATC el permiso de despegue e iniciar con el factor aparato, en el cual influyen todas las partes del avión; se liberan los frenos, se mantiene el avión centrado en la pista, y se acelera, por último, a máxima potencia la planta motriz de la aeronave para alcanzar durante la carrera de despegue la velocidad requerida para obtener sustentación.

Entonces empieza el factor aire: a través de efectos aerodinámicos sobre el ala, el fuselaje y el resto de las partes y de las superficies de control del avión, se alcanza la sustentación suficiente para levantar la aeronave del suelo, para lo cual se requiere que las condiciones atmosféricas previas sean convenientes para conseguir un despegue seguro.

Por último, se mantiene la potencia máxima en los motores del aparato, se mueven los elevadores o timones de profundidad y parte de los flaps y se provoca que se levante el morro y, tras la separación de las ruedas de los trenes de aterrizaje del suelo, el avión inicie el vuelo.

El despegue se considerará finalizado una vez que los trenes de aterrizaje hayan quedado guardados.

El despegue se rige por la ley física de Daniel Bernoulli, contenida en la ecuación:

 L =  \left( \frac{ 1 }{ 2 } \rho \right) C_{L} S V^{2}

donde la fuerza de levantamiento (L) es igual al producto de un medio de la densidad del aire (1/2 ρ) multiplicado por el coeficiente de sustentación del ala (Cl) multipliado por la superficie alar (S) y por el cuadrado de la velocidad de despegue (V²).

El transbordador espacial Enterprise despega junto al avión de transporte de la NASA.

Véase también[editar]