Dólar blue

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dólar Blue es un eufemismo para referirse a al dólar estadounidense comprado de forma ilegal en Argentina.

El dólar blue, dólar paralelo o dólar negro son eufemismos utilizados en Argentina para referirse al dólar estadounidense comprado ilegalmente[1] [2] en el mercado negro.[3]

Esta denominación del dólar comenzó a utilizarse en el país desde el año 2011,[4] debido a las restricciones para la adquisición de moneda extranjera impuestas por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el Banco Central de la República Argentina, bajo el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.[5]

Durante el año 2011 la gran demanda de dólares estadounidenses por parte del público comprador argentino causó una fuerte caída del nivel de reservas internacionales en poder del BCRA, que pasaron de un estimado de 52.000 millones de US$ a 46.300.[6] Ese año, la fuga de capitales (formación de activos externos, es decir, el dinero que queda fuera del sistema financiero o que sale del país) alcanzó la cifra de 21.504 millones de dólares, un registro muy cercano al récord del año 2008, con el estallido de la burbuja subprime en Estados Unidos cuando se fugaron del sistema financiero argentino alrededor de US$ 23.000 millones.[7] En el año 2012, según el Banco Central de la República Argentina la fuga de dólares del sistema descendió a 4.000 millones por efecto de las limitaciones a la salida de capitales del país.[8]

En un primer momento, la restricción se basaba en que las personas que querían comprar dólares (u otras monedas) debían demostrar sus ingresos mediante sus registros en la AFIP, organismo recaudador de impuestos de Argentina. Se suponía que esto evitaría el lavado de dinero y la evasión impositiva. Otro de los motivos de la restricción fue la tasa de inflación registrada en el país. La intención del gobierno era evitar que el peso se devaluara bruscamente con respecto al dólar, hecho que en principio haría recuperar la competitividad que la economía pierde con la inflación, pero generaría al mismo tiempo futuras presiones al alza de los precios.[9]

Posteriormente, las restricciones a la compra de dólares se ampliaron. El 5 de julio de 2012, mediante la comunicación 5318 A, el Banco Central de la República Argentina prohibió por tiempo indefinido la compra de dólares estadounidenses u otras divisas extranjeras para ahorro.[10]

La paridad del billete estadounidense en pesos argentinos, al día 7 de mayo de 2013 en el mercado paralelo llegó al récord de 10,47 unidades mientras que en el mercado oficial fue de 5,22. De esta forma la diferencia entre ambas cotizaciones llegó al 100,6%, nivel máximo desde que se instauraron los controles cambiarios en octubre de 2011.[11] Dicha diferencia usualmente se denomina brecha cambiaria.[12]

Al día 26 de marzo de 2014, la paridad era de 10,90 pesos por dólar estadounidense en el mercado paralelo, y de 8,03 pesos por dólar estadounidense en el mercado oficial. La brecha resultante entre la cotización oficial y paralela ascendía a más del 36%.[13]

Diferencia cambiaria[editar]

La diferencia o brecha cambiaria a comienzos de 2012 se ubicó en el 10%, luego osciló entre el 30% y 40% en el segundo semestre del mismo año, y a partir de marzo de 2013 por encima del 60%. En mayo de 2013 superó el 100%.[14] Para junio de 2013, tras la fuerte intervención oficial para contener el valor de la divisa informal sucedida tras el anuncio de un blanqueo de capitales no declarados, la brecha cayó ampliamente, volviendo al nivel de 50% registrado a inicios del año.[15] En enero de 2014, la brecha nuevamente se incrementó y se ubica en un nivel superior al 70%.

Consecuencias de las medidas[editar]

Mercado inmobiliario[editar]

Como en Argentina las operaciones inmobiliarias se realizan mayoritariamente en dólares,[16] las restricciones han provocado una sensible disminución de la compra y venta de viviendas. En la Ciudad de Buenos Aires, las operaciones inmobiliarias -medidas por el volumen de dinero implicado en dichas transacciones- cayeron un 27% durante el año 2012, respecto de 2011, según datos del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires.[17] En la Provincia de Buenos Aires la retracción de la compra y venta de inmuebles fue del 36% en enero de 2013 respecto a igual mes de 2012 y se considera el peor resultado desde 2005, de acuerdo al relevamiento realizado por el Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires.[18]

Impulso a los depósitos bancarios en pesos[editar]

Según el diario La Nación una de las consecuencias fue el incremento de los depósitos a plazo fijo en pesos, los que aumentaron en 2012 un 53%, respecto de igual periodo de 2011. Dentro de los plazos fijos, los de depósitos mayores a un millón de pesos crecieron 70%, mientras que los menores de esa suma aumentaron 30% por ciento.[19]

Caída del nivel de reservas del BCRA y de los depósitos bancarios en dólares[editar]

El nivel de reservas internacionales en poder del BCRA se redujo a 29.253 millones de dólares al 24 de enero de 2014. La reducción se debe a la fuga de capitales, la salida de depósitos en divisa extranjera y el pago de importaciones de combustible. Es el nivel más bajo desde el 14 de junio de 2007, cuando sumaban 41.899 millones de dólares. Respecto del máximo nivel de reservas alcanzado el 26 de enero de 2011, cuando llegaron a 52.654 millones de dólares, la pérdida se ubica en 10.783 millones. En cuanto al stock de dépositos en dólares en los bancos, tanto públicos como privados, las pérdidas ascienden a 7.300 millones de dólares desde el 28 de octubre de 2011 cuando se implementaron las restricciones cambiarias, equivalente a casi el 50 por ciento del volumen que tenían en ese momento.[20]

Amparos judiciales[editar]

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, declaró que todo aquel ciudadano que se sienta perjudicado por la nueva política cambiaria podía recurrir a la Justicia.

La primera acción de amparo por causa de las restricciones a la compra de dólares fue presentada en Mar del Plata, debido a que la AFIP declaró al demandante "inconsistente" aun para adquirir 10 dólares.[21]

Desdoblamiento del mercado cambiario[editar]

  • Dólar oficial: es el valor del dólar que se liquidó por parte del gobierno nacional.
  • Dólar blue: es el valor del dólar que se pagó en el mercado paralelo.[3]
  • Dólar turista: es el valor del dólar que se pagó por compras realizadas con tarjeta de crédito en el exterior del país, al aumentar el recargo a cuenta del Impuesto a las Ganancias del 15 al 20 por ciento, luego al 35 por ciento actual, generalizado más tarde a las operaciones en pesos realizadas desde el país hacia el exterior.[22] [23]
  • Dólar fuga: es el valor del dólar que empresas y compradores mayoristas estuvieron dispuestos a pagar a través de la operatoria conocida como contado con liquidación por la cual se venden acciones de empresas argentinas (ADR, American Depositary Receipts) cotizantes en la Bolsa de Nueva York, obteniéndose en esa plaza dólares libres de las restricciones oficiales pero a un precio mucho más elevado.[24]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Sebastián Albornos (12 de septiembre de 2012). «¿Qué penalidad le cabe a un particular que es detectado "in fraganti" en una cueva?». iprofesional. Consultado el 3 de diciembre de 2013.
  2. «"La venta del dólar blue es un delito", advirtió Vanoli». Minuto Uno (23 de octubre de 2013). Consultado el 3 de diciembre de 2013.
  3. a b «Los riesgos del dólar paralelo». Consultado el 23 de mayo de 2012.
  4. A partir de mañana para comprar dólares habrá que pedir autorización de la AFIP Diario Época, 30 de octubre de 2011.
  5. «El dólar “blue” – Columna del 25-05». Consultado el 23 de mayo de 2012.
  6. El Banco Central Argentino es el único de la región que pierde reservas IProfesional.com, 07-09-2012.
  7. En 2011 se fugaron tantas divisas como en la crisis de 2008 El Cronista Comercial, 16-02-2012.
  8. «En el mercado informal, el dólar "blue" ahora se llama "Messi"» (en español) (30 de abril de 2013). Consultado el 30 de abril de 2013.
  9. «The blue dollar» (en inglés). Consultado el 4 de junio de 2012.
  10. El Banco Central prohibió la compra de dólares para ahorrar El Cronista Comercial, 06-07-2012.
  11. [1] Diario Ámbito financiero, 08-05-13.
  12. «Sigue la escalada del dólar blue y se acerca cada vez más a la barrera de los $ 8» (en español). Consultado el 31 de enero de 2013.
  13. El dólar oficial cerró a $8,03 con intervención neutra del Banco Central. La Nación, 26-03-2014.
  14. «El blue subió 37 centavos a $ 10,45 y cuesta el doble del oficial» (en español). Ámbito Financiero (8 de mayo de 2013). Consultado el 8 de mayo de 2013.
  15. Peso argentino cierra estable en negocios con arbitraje de activos Reuters Argentina, 14-06-2013.
  16. «Disparada del "blue" volvió a frenar venta de inmuebles» (en español). Ámbito financiero (25 de abril de 2013). Consultado el 25 de abril de 2013.
  17. Se desplomó un 27% la venta de inmuebles en 2012 Ámbito Financiero, 18-02-2013.
  18. El mercado inmobiliario cayó 36% en Buenos Aires, el peor resultado desde 2005 IProfesional.com, 19-02-2013.
  19. http://www.lanacion.com.ar/1521148-el-cepo-al-dolar-impulsa-el-plazo-fijo
  20. Las reservas cayeron por debajo de los US$ 42.000 millones iProfesional, 21-02-2013.
  21. «Presentan amparo contra las restricciones de la AFIP para comprar dólares». Consultado el 14 de junio de 2012.
  22. «Redoblan el cepo: aumentan al 20% el recargo para viajar al exterior y lo generalizan» (en español). La nación. Consultado el 19 de marzo de 2013.
  23. «Amplían el cepo cambiario: Pasajes, compras y paquetes al exterior, con recargo de 20%». Consultado el 19 de marzo de 2013.
  24. «Dólar fuga Empresas y grandes inversores ya pagan $ 8,33 por dólar para sacar divisas del país» (en español). cronista. Consultado el 19 de marzo de 2013.

Enlaces externos[editar]