Día del Elba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El teniente estadounidense William Robertson y el teniente soviético Alexandr Silvashko.

El Día del Elba es el nombre dado al 25 de abril de 1945, cuando, en los días finales de la Segunda Guerra Mundial, tropas soviéticas y estadounidenses se reunieron en las orillas del río Elba, en la región central de Alemania y en un punto cercano a la ciudad de Torgau en el extremo noroeste de Sajonia.

El primer contacto real entre soldados estadounidenses y soviéticos ocurrió cuando el 25 de abril una patrulla de reconocimiento de la 69° División de Infantería del Ejército de los Estados Unidos cruzó el río Elba en un bote, cerca del poblado de Strehla. El teniente estadounidense Albert Kotzebue cruzó el Elba con tres hombres más y halló en la otra orilla a soldados soviéticos de la 58° División de Guardias del Ejército Rojo, al mando del comandante Alexandr Gardiev. El mismo día, horas después, el teniente estadounidense William Robertson llegó con su patrulla de infantería al puente de la localidad de Torgau, sobre el Elba; allí la patrulla estadounidense se reunió con un pelotón soviético al mando del teniente Alexandr Silvashko, comunicando ambos de inmediato a sus superiores sobre el evento.

Hecho el contacto, los mandos de las unidades a ambos lados del río se dirigieron a la ciudad de Torgau, 20 kilómetros al norte de Strehla y desalojada por tropas alemanas, para realizar una reunión celebratoria. Las noticias sobre el encuentro de ambas unidades pronto llegaron a los cuarteles generales de la Stavka y la Fuerza Expedicionaria Aliada, disponiendo ambas que se ejecute un festejo oficial en Torgau entre soldados de ambos países, con un "apretón de manos" cubierto por la prensa y noticieros estadounidenses y soviéticos, mientras que el presidente Harry S. Truman y Iósif Stalin intercambiaron mensajes oficiales de felicitación.

El encuentro de estadounidenses y soviéticos en el Elba sirvió como motivo para pronunciamientos oficiales en Moscú, Washington y Londres, manifestando el pleno acuerdo de los tres aliados de luchar conjuntamente hasta la rendición del Tercer Reich. Estratégicamente la reunión de Torgau simbolizaba que el territorio alemán bajo control nazi quedaba definitivamente cortado en dos, y que se eliminaban las esperanzas de la propaganda alemana de "salvar" al régimen nazi mediante un conflicto final entre estadounidenses y soviéticos en caso de encontrarse.

Referencias[editar]