Cygnus atratus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Cisne negro
Cygnus atratus Running.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN)
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Anseriformes
Familia: Anatidae
Subfamilia: Anserinae
Género: Cygnus
Especie: C. atratus
Nombre binomial
Cygnus atratus
Latham, 1790
Distribución
Black Swan.png
Subespecies
  • C. a. atratus (Cisne negro australiano)
  • C. a. sumnerensis (Cisne negro de Nueva Zelanda) - extinto

El cisne negro (Cygnus atratus) es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae endémica de Australia. Fue descubierto en 1697, a principios del siglo XVIII, los colonos ingleses que volvieron de Australia trajeron consigo, en sus barcos, un cargamento de cisnes negros. Los cisnes negros son propios de Australia y hasta ese momento, se pensaba que todos los cisnes eran blancos, porque eran blancos todos los que se conocían. La intrahistoria de esta historia es que este hecho supuso una conmoción en la sociedad inglesa. Aunque nos pueda parecer algo ingenuo lo cierto es que la aparición de una especie de cisnes de un color distinto al que estaban acostumbrados a ver, supuso para los habitantes de la época una fuente de debate y de polémica. Ha sido el favorito de los estanques ornamentales de Europa, y posteriormente de América, pero no se ha asilvestrado en estos continentes.

Características[editar]

No hay dimorfismo sexual en el plumaje de los individuos. Los machos son más grandes que las hembras; tienen una longitud total de 1,2 a 1,4 m una envergadura alar de 1,6 a 2 m, y un peso de 6,3 kg a 8,7 kg. Las hembras tienen un peso medio de 5,1 kg. Los juveniles tienen el plumaje blanco. El pico es rojo.

Distribución[editar]

Es común al este y oeste de Australia, no estando presente la parte árida central y del húmeda del norte. Es residente en Tasmania, criando en esta isla. Fue introducido en Nueva Zelanda, donde se reprodujo de tal forma, que hubo que controlarlo. Actualmente se estima que existen entre 300.000 y 500.000 individuos.[1]

Hábitat[editar]

En el agua, con los juveniles

Vive en lagos, aunque puede observarse con cierta frecuencia en costas marinas y ocasionalmente en mar abierto. Demuestra preferencia por los lagos pocos profundos, donde puede alcanzar la vegetación acuática del fondo, sumergiendo su cuello, aproximadamente de un metro de profundidad.

Reproducción[editar]

Nidifica en la temporada de lluvia. Anida en colonias compuestas por pocas hasta miles de parejas, con los nidos cerca uno de otros. El nido lo construye en pequeñas islas o islotes, sobre vegetación acuática. El nido es una plataforma de hierbas y puede medir dos metros de diámetro por un metro de alto.

Pone de cuatro a siete huevos color verde pálido, pudiendo haber hasta 10 huevos. La incubación toma entre 35 a 45 días. Los polluelos nacen con plumaje blanco, se suben sobre las espaldas de los padres de pequeños. A los 6 meses recién pueden volar. A los dos años ya son adultos.

Comportamiento[editar]

El cisne negro es bastante sociable. Pasada la temporada de cría se reúnen formando grandes grupos. En Nueva Zelanda, en el lago Ellesmere, se han estimado concentraciones hasta de 70.000 individuos. No es migratorio, pero se desplaza a grandes distancias, cientos de kilómetros, en busca de abundancia de alimento.

Dieta y alimentación[editar]

Cisne negro con sus crias.
Cisne negro en vuelo.

El cisne negro es casi exclusivamente herbívoro, y si bien hay algunas variaciones regionales y de temporada, la dieta generalmente está dominada por plantas acuáticas y de pantano. En Nueva Gales del Sur, la hoja espadaña (género Typha) es el alimento más importante de las aves en los humedales, seguido de las algas y plantas acuáticas sumergidas, como Vallisneria. En Queensland las plantas acuáticas como el Potamogeton, stoneworts y demás algas son alimentos dominantes. La composición exacta varía con el nivel del agua, en caso de inundaciones donde los alimentos normales están fuera del alcance de los cisnes negros, se alimentan del de pasto en tierra. El Cisne Negro se alimenta de una manera similar a otros cisnes. Cuando se alimenta en aguas poco profundas se moja la cabeza y el cuello bajo el agua, y es capaz de mantener su cabeza plana contra la parte inferior mientras se mantiene su cuerpo flotando horizontalmente. En aguas más profundas el ave puede llegar más bajo. Los cisnes negros también son capaces de filtrar la alimentación en la superficie del agua.

Anidación y reproducción[editar]

Cisne negro con su característico cuello en forma de "S".

Al igual que otros cisnes, el cisne negro es principalmente monógamo,[2] con una vinculación de por vida (alrededor del 6% se separan). Los estudios recientes han demostrado que alrededor de un tercio de todas las crías no pertenecen a la pareja de paternidad. Se estima que una cuarta parte de todas las parejas son Homosexuales,[3] sobre todo entre los varones. Ellos roban los nidos, o forman tríos temporales con hembras para obtener huevos, ahuyentando a la hembra después de que ella pone los huevos.

En general, los cisnes anidan en los meses de invierno más húmedos (de febrero a septiembre), a veces en grandes colonias. Un nido de cisne negro es esencialmente un montón grande o montículo de cañas, pastos y malezas de entre 1 0 1,5 metros (3-4 ½ pies) de diámetro y de hasta 1 metro de altura, en aguas poco profundas o en las islas. El nido se vuelve a utilizar todos los años, restaurados o reconstruidos, según sea necesario. Los padres comparten el cuidado del nido. Los huevos son de color blanco verdoso y la hembra tiende a poner de 4 a 8 huevos que son incubados durante unos 35-40 días.[4] La incubación comienza después de la colocación del huevo pasado, con el fin de sincronizar la eclosión de los polluelos. Antes del comienzo de la incubación los padres se sientan sobre los huevos sin llegar a calentar. Ambos sexos incuban los huevos, aunque las hembras suelen incubar en la noche. Si los huevos accidentalmente caen fuera del nido ambos sexos va a recuperar el huevo con el cuello (en otras especies sólo la hembra lleva a cabo esta hazaña). Al igual que todos los cisnes, defienden agresivamente sus nidos con sus alas y picos. Después de la eclosión, los polluelos son cuidados por los padres durante unos 9 meses, hasta abandonar el nido. Los pichones pueden viajar en la parte posterior de sus padres para viajes más largos en aguas más profundas, pero realizan este comportamiento con menos frecuencia que el cisne común (Cygnus olor) y el de cuello negro (Cygnus melancoryphus).

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]