Cueva del Gato

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Camino para bajar a la Cueva del Hundidero (se observa la presa).

La Cueva del Gato es en realidad la boca sur del sistema espeleológico denominado Sistema Hundidero-Gato, aunque habitualmente se suele conocer a todo el conjunto por el nombre de ésta, su boca más famosa. Se trata del sistema más importante de Andalucía con más de 9.000 m topografiados[1] y uno de los mayores de España, con agua permanente, simas, lagos, sifones y cierta peligrosidad debido a que las intensas lluvias de la zona hacen variar el cauce subterráneo con gran rapidez, unido a la temperatura de sus aguas, ha provocado la muerte a varias personas.[2]

El sistema ha sido declarado monumento natural de Andalucía[3]

Situación[editar]

Entrada a la cueva seca con un turista para apreciar tamaño.

La Cueva del Gato está situada entre los municipios de Montejaque y Benaoján, en la provincia de Málaga (España), dentro del Parque Natural Sierra de Grazalema, unos 15 km al oeste de Ronda.

La sima o Cueva del Hundidero se sitúa unos 3 km al norte de Montejaque junto a la carretera MA-505, siendo la boca superior o de entrada al sistema a una altura de 593 m. El sistema se desarrolla en un total de 7.818 m y un desnivel de -219 m, con un recorrido principal de 4.500 m en dirección Norte-Sur hasta la boca sur o inferior de la Cueva del Gato a una altura de 423 m, justo en el río Guadiaro y junto a la carretera MA-555 de Ronda a Benaoján y a la vía del ferrocarril Ronda-Algeciras.

Características[editar]

Lienzo de la Cueva del Gato.

Como toda la Sierra de Grazalema, se trata de una zona kárstica de roca caliza donde el agua ha generado un impresionante mundo subterráneo. El sistema Hundidero-Gato recoge el agua de una amplia y relativamente llana cuenca que forma el río Gaduares, también llamado Campobuche, que nace cerca de la localidad de Villaluenga del Rosario, unos 15 km al Suroeste de la Cueva de Hundidero, donde dicho río desaparecía para volver a aparecer en la Cueva del Gato y confluir con el río Guadiaro.

Historia[editar]

Entrada a la Cueva del Gato.

En 1920 se construyó una presa hidroeléctrica (llamada Presa de los Caballeros) en la misma entrada de la Cueva de Hundidero para intentar aprovechar este cauce permanente. El vaso de la presa, de naturaleza kárstica, provocaba la filtración de las aguas, que volvían a reaparecer en el interior del sistema. Se construyeron entre otras actuaciones, caminos, pasadizos, puentes colgantes y se instaló iluminación, algunas de las cuales se pueden observar todavía, para taponar con hormigón las galerías que recibían las aguas, aunque sin éxito, por lo que finalmente en 1950 se abandonó la obra.[4]

Sin embargo, estas modificaciones provocaron que el agua ya no fluya por la misma Sima de Hundidero ni por la primera sección de la cueva, sino que las nuevas filtraciones aparecen en la cueva poco después, haciendo más imprevisible el comportamiento del sistema ya que se empieza la travesía sin agua y poco a poco va formándose un gran caudal que puede hacer imposible la continuación. También destruyeron un gran número de formaciones calcáreas.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]