Costalero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ensayo de costaleros en Sevilla.

Costalero es el nombre que recibe cada una de las personas encargadas de llevar sobre sí o cargar, de una manera específica, la imagen o imágenes en los pasos que forman parte de los cortejos procesionales durante la Semana Santa, o en las procesiones de gloria. El término costalero es un andalucismo y tiene su origen en Sevilla, proviene de costal y ya aparece recogido en el Vocabulario Andaluz (1ª edición 1934) en dónde se definen a los costaleros como: "los que llevan los pasos de las imágenes, con un costal algo relleno que se colocan en la cabeza y les cae por la espalda".

Los costaleros cargan el peso sobre su cuello, concretamente sobre la séptima vertebra cervical, y protegen esta zona con una tela llamada costal, fundamental para su labor, que puede ser desde arpillera hasta de cruz de punto. Los elementos del paso adaptados para que los costaleros carguen el peso son las trabajaderas. Estas, en número que varía en función del tamaño del paso, son los palos que lo cruzan transversalmente y que se colocan a diferente altura (de más a menos) para dar cabida a los costaleros según grupos de estatura semejante. Hay pasos en los que las trabajaderas no van transversalmente, sino a lo largo, en estos casos no se utiliza costal ya que la trabajadera va sobre los hombros de los cargadores (dos trabajaderas por cargador), y el estilo a la hora de andar es diferente al del costalero. Esta forma de llevar los pasos destacaba en Granada.

Dentro de la hermandad desempeñan uno de los servicios más importantes: llevar el paso a costal. Esta es una de las principales características de la Semana Santa en muchas ciudades, siendo la provincia de Sevilla la que más número de costaleros acumula en su Semana Santa. Esta forma de portar los pasos se da también en ciudades de las provincias de Granada, Huelva, Jaén (principalmente en Linares), Ciudad Real y Córdoba, tanto en la capital como en la provincia.

En algunos momentos históricos las hermandades han tratado de establecer mecanismos para llevar los pasos sin necesidad de costaleros. Así, la Hermandad del Gran Poder de Sevilla en el acta del Cabildo de 11 de abril de 1875 nombró una comisión para estudiar este menester.[1]

Hermanos costaleros[editar]

Ensayo de costaleros atravesando la Alameda de Hércules, en Sevilla.

Durante gran parte de la historia de la Semana Santa, los pasos fueron cargados por costaleros denominados profesionales que no tenían porqué estar inscritos como hermanos de la correspondiente Hermandad. En la actualidad es muy frecuente que sean hermanos costaleros los que cumplen con esta función en las procesiones. En la ciudad de Sevilla, la primera hermandad que utilizó hermanos como costaleros para cargar su paso fue la de los Estudiantes en 1973. En 2010 solo dos hermandades de esta ciudad llevan costaleros profesionales.[2]

Distintas formas de portar los pasos en Andalucía[editar]

La forma de portar los pasos a costal es originaria de Andalucía, aunque se ha extendido también a zonas próximas como Extremadura, Ceuta, Ciudad Real y a ciudades con hermandades de origen andaluz como Madrid, Alicante, Barcelona, Guadalajara, Salamanca, Ávila (Hermandad de la Estrella), Las Palmas de Gran Canaria (Hermandad de Vegueta), Águilas (Murcia) (Paso Morado) y en los últimos años la Hermandad de 'Los Estudiantes' de Oviedo.

Algunas zonas de Andalucía tienen también este sistema, destacando Málaga en forma exterior o interior doble en Utrera, Osuna, Granada, Jaén y Baeza. Precisamente esta forma de carga, fue importada en toda Andalucia Oriental y denominada como trabajadera "granadina", "Utreranas" o "giennense-granadina". En esta técnica el peso descansa sobre tendones, siendo así menos eficiente, según señalan algunos, pues el esfuerzo realizable es menor frente al basado en la carga sobre hueso. Contrariamente, también se ha indicado que parece ser más eficiente a la hora de enfrentar cuestas y pendientes.

Otra manera específica en Sanlucar de Barrameda es el "cincho". Se trata de un sistema en el que los pasos no tienen trabajaderas, sino que está dividido en calles donde se colocan dos correas de cuero atadas al cuerpo, que se enganchan por el interior del paso para que los cargadores la pongan sobre sus hombros. Es un método en desuso, mantenido sólo en el Cristo de la Humildad y Paciencia de la Hermandad de La Cañita, y los dos pasos de la Hermandad de la Vera Cruz lo utilizan. El resto de pasos usan como método de carga el costal.

En Jerez de la Frontera los pasos son llevados a cuello por costaleros, portando el paso en el cuello, o cerviz, en la trabajadera con la ayuda de la molía. El estilo de carga que se utiliza es también conocido como carga flamenca o sobre los pies. Sin embargo, en Cádiz Capital ,los pasos son portados por los cargadores, conociéndose esta forma de carga como a paso horquilla http://www.youtube.com/watch?v=CbGI6QEc67A&feature=c4-overview-vl&list=PLA9CAAA6C4D3D7A0E=related forma de cargar a paso horquilla] o a las bandas, único en Andalucía*.

La cuadrilla[editar]

Los costaleros se organizan en cuadrillas que están al mando de un capataz, que suele tener como ayudantes un segundo capataz y a los contraguías, encargados éstos de repetir las órdenes del capataz a los costaleros que se encuentran en la parte trasera del paso.[1] Los costaleros cargan en su cuello unas barras transversales de madera denominadas trabajaderas cuyo número es variable dependiendo de las proporciones del paso. Los pasos de cristo crucificado y nazarenos suelen llevar de seis a siete trabajaderas, encontrándose cinco o seis costaleros en cada una y los pasos denominados de misterio pueden llegar hasta nueve trabajaderas, pudiendo alcanzar los cincuenta y cuatro costaleros. El paso de misterio con más trabajaderas y por tanto con mayor número de costaleros, lo encontramos en Huelva capital. Se trata del misterio del Prendimiento, que cuenta con 12 trabajaderas a cinco costaleros por cada una de ellas, en total, 60 costaleros. En los pasos de palio el número de costaleros es menor y suele oscilar entre treinta y treinta y seis. Debajo del paso, también hay una organización: los que se encuentran en las cuatro esquinas, son los denominados pateros, cuya función es mantener bien los giros en las revirás (momento en el que el paso está girando), al lado de los pateros se encuentas los fijadores, que su función es ayudar al patero en su trabajo. Situados en los dos extremos de cada trabajadera están los costeros, y finalmente situados en el centro están los corrientes, éstos últimos reciben éste nombre porque en tiempos, las calles estaban situadas de forma que cuando llovía, por el centro de la calle llegaban las corrientes de agua, quizá sea el puesto más sacrificado dentro del paso ya que éstos no tienen ningún tipo de contacto con el exterior, puesto que se encuentran alejados de los respiraderos.[2]

Referencias[editar]

  1. a b Sánchez Herrero, José (2003). La Semana Santa de Sevilla. Sílex. ISBN 84-7737-120-2. 
  2. a b Luengo Mena, Jesús (2007). Compendio de las cofradías de Sevilla que procesionan a la Catedral. Ediciones Espuela de plata. ISBN 978-84-96133-89-1. 

Enlaces[editar]

Historia del Costalero

Historia del Costalero Sevillano