Carlota Cristina de Brunswick-Wolfenbüttel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Carlota Cristina de Braunschweig-Wolfenbüttel
Gran duquesa de Rusia
Шарлотта Христиана София, кронпринцесса Брауншвейт-Вольфенбюгтельская.jpg
Carlota Cristina de Braunschweig-Wolfenbüttel
Información personal
Nombre secular Carlota Cristina Sofia de Braunschweig-Wolfenbüttel
Nacimiento 28 de agosto de 1694
Wolfenbüttel, Alemania
Fallecimiento 2 de noviembre de 1715
(21 años)
San Petersburgo, Rusia
Familia
Casa real Casa de Welf
Casa de Romanov
Padre Luis Rodolfo de Brunswick-Luneburgo
Madre Cristina Luisa de Oettingen-Oettingen
Consorte Alexis Petrovich Romanov
Descendencia Natalia
Pedro

Sofía Carlota Cristina de Braunschweig-Wolfenbüttel (Braunschweig, 26 de agosto de 1694San Petersburgo, 2 de noviembre de 1715), fue una princesa alemana, esposa del Zarevich Alexis Petrovich Romanov y madre de Pedro II de Rusia.

Primeros años[editar]

Carlota Cristina, era la segunda hija del duque Luis Rodolfo de Brunswick-Lüneburgo y de su esposa Cristina Luisa de Oettingen-Oettingen. Fue criada en la corte del rey polaco Augusto II, cuya esposa Cristiana Eberardina de Brandeburgo-Bayreuth era su pariente lejano y también su madrina.

A finales de 1709, el zar Pedro I de Rusia envió a su hijo Alexis a Dresden para terminar su educación. Allí, conoció a Carlota por primera vez. Carlota le parecía un buen partido al zar Pedro para su hijo, porque su hermana mayor, Isabel Cristina se casó con el emperador Carlos VI, y el apoyo de Austria en la próxima pelea con los turcos fue apreciado por los diplomáticos rusos.

Matrimonios[editar]

El 25 de octubre de 1711, Carlota Cristina contrajo matrimonio con el Zarévich Alexis Petrovich Romanov hijo de Pedro el Grande.

A Carlota se le permitió continuar practicando la fe luterana pero con la promesa de que sus hijos serían criados bajo la fe de la Iglesia Ortodoxa. Este matrimonio fue el primero en romper la vieja tradición de la familia imperial rusa de sólo casarse con las mujeres de la nobleza rusa. Así Carlota fue el primer miembro de la familia imperial, que venía de una dinastía europea extranjera. En 1713, recibió del emperador el título de Princesa de Rusia.

Gozaba del favor de su suegro el Zar Pedro I, pero vivió una vida aislada en su propia corte, compuesta casi en su totalidad por extranjeros. En el principio, su matrimonio con Alexis fue feliz, pero su borrachera pronto comenzó a tensar su relación y Alexis la ignora prácticamente en todas las manifestaciones públicas y sociales, llegando incluso a llevar a su amante finlandesa Afrosina Fedorova, a vivir en la corte.

Carlota encontró cierto consuelo en el nacimiento de su hija, Natalia, y de su hijo Pedro, más tarde Pedro II de Rusia.

Descendencia[editar]

Sus dos hijos, Pedro (izquierda) y Natalia (derecha).

De su matrimonio con Alexis Petrovich Romanov, tuvo dos hijos:

Muerte[editar]

Carlota Cristina murió en el parto al dar a luz a su hijo primogénito Pedro, futuro Zar Pedro II. Su cuerpo fue sepultado en la Catedral de San Pedro y San Pablo en San Petersburgo.

Ficción[editar]

Unos cincuenta años después de su muerte, una leyenda decia que, Carlota no murió en 1715 y, en lugar de su cadáver, se puso una muñeca de madera en su ataúd. De acuerdo con esto, ella huyó a Luisiana, donde se casó con un oficial francés llamado d'Auban, con quien más tarde se trasladó a París, Francia. Más tarde se trasladaron a la isla de Borbón, y cuando murió d'Auban, Carlota volvió a Europa, viviendo en París y Bruselas, Bélgica, con una pensión de su sobrina, la emperatriz María Teresa I de Austria. Heinrich Zschokke, desarrolló esta leyenda en una novela corta, titulada "Die Prinzessin von Wolfenbüttel".

Ancestros[editar]