Carl Ludwig

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Carl Friedrich Wilhelm Ludwig
Carl Wilhelm Friedrich Ludwig.jpg
Retrato de Carl Ludwig.
Nacimiento 29 de diciembre, 1816
Witzenhausen, Alemania
Fallecimiento 23 de abril, 1895 (78)
Leipzig, Alemania
Nacionalidad alemán
Ocupación médico
fisiólogo
Empleador Universidad de Viena, Universidad de Leipzig, Universidad de Zúrich

Carl Friedrich Wilhelm Ludwig (Witzenhausen, 29 de diciembre de 1816Leipzig, 23 de abril de 1895) fue un médico y fisiólogo alemán. Ludwig fue el fundador de uno de las más importantes institutos de fisiología en Alemania —Neue Physiologische Anstalt—, el cual tendría una gran influencia sobre el resto del continente europeo y América.[1] Se destacó fundamentalmente en el área de la fisiología cardiovascular. Fue el inventor del quimógrafo[Nota 1] —o manómetro—, un aparato que permite registrar de forma gráfica los cambios fisiológicos como la presión arterial y las contracciones musculares.[2]

En 1842 obtuvo la plaza de profesor de fisiología en la Universidad de Marburgo y en 1846 comenzó a dictar clases de anatomía comparada. Años después dictó cátedras en las ciudades de Zúrich y Viena, y en 1865 se trasladó a la Universidad de Leipzig, donde fundó el instituto fisiológico que hoy en día lleva su nombre. Ludwig investigó varios temas relacionados con la fisiología de la presión sanguínea, del aparato excretor y la anestesia. En 1884 viajó a Inglaterra para recibir la medalla Copley por su trabajo científico en el campo de la fisiología.[3] Como profesor de fisiología, formó a muchos de los principales fisiologístas de la historia como Henry Pickering Bowditch, William H. Welch, Iván Séchenov, Iván Pávlov, entre otros.[4]

En 1932 la sociedad alemana de cardiología creó un premio que fue bautizado con su nombre, Carl-Ludwig-Ehrenmedaille —Medalla honoraria Carl Ludwig—, el cual se entrega a los más destacados científicos en el área de investigación cardiovascular.[5] [6]

Biografía[editar]

Ludwig nació en Witzenhausen, una ciudad alemana ubicada cerca de Kassel. Sus padres fueron Friedrich Ludwig y Christiane Ludwig.[7] Estudió la escuela secundaria en Hanau hasta su graduación en 1834. Aunque inició su carrera de medicina en la Universidad de Marburgo, se trasladó a la Universidad de Erlangen para continuar con sus estudios. Sin embargo, en 1839 regresó nuevamente a Marburgo, donde recibió su título de doctor ese año. Por motivos laborales y para continuar con sus primeras investigaciones Ludwig se estableció los siguientes diez años en esta ciudad. En un principio se le otorgó el cargo de prosector —o ayudante de anatomía y disección— de la Universidad de Marburgo,[8] donde conoció a Ludwig Fick, quien más tarde fue nombrado decano de la facultad de Anatomía. Es así que a través de su amistad con Fick, fue ascendido al cargo de director de anatomía y disección. En 1842 fue ascendido una vez más al cargo de docente privado de fisiología y en 1846 obtuvo el puesto de profesor titular de anatomía comparada.[1] En 1849 fue nombrado profesor y decano de la facultad de anatomía y fisiología de la Universidad de Zúrich, Suiza. Seis años después, en 1855, se trasladó a Viena como profesor de fisiología y zoología de la escuela militar de cirujanos Josephinum. En 1865 Ludwig fue nombrado decano de la recién creada facultad de Fisiología en la Universidad de Leipzig y mantuvo esta posición por el resto de su vida. Falleció el 23 de abril de 1895 a causa de una bronquitis e insuficiencia cardíaca.[9]

Carrera[editar]

Litografía de Carl Ludwig realizada por el artista Adolf Dathage en 1859.

Ludwig promovió a mediados de siglo XIX un cambio en la metodología de estudio de la fisiología, de hecho, planteó nuevos métodos que integraban la Física, la Química y la Anatomía,[10] creó instrumentos especiales para facilitar su estudio —como el quimógrafo, la bomba de mercurio para el análisis de los gases arteriales y el Stromuhr, que era un dispositivo para medir el flujo sanguíneo—[11] y formó la primera facultad dedicada únicamente a esta materia.[10] Al igual que sus colaboradores y amigos, Hermann von Helmholtz, Ernst Wilhelm von Brücke y Emil du Bois-Reymond, a quienes conoció por primera vez en Berlín (1847), defendió la doctrina mecanicista, contraria a la doctrina vitalista. Básicamente creía que la vida tenía su origen en los procesos físico-químicos, al contrario de la idea de que la vida tiene un origen divino.[12]

Ludwig expresó sus ideas en contra del vitalismo en su célebre libro Lebrbuch der Physiologie des Menschen o Libro de la fisiología humana (1852-1856),[4] las cuales había planteado anteriormente en sus ensayos sobre los procesos de secreción del aparato urinario de 1842 y sus siguientes trabajos. De hecho fue uno de los responsables del progreso de la fisiología, no solo por sus descubrimientos, sino también debido a los nuevos métodos y dispositivos que introdujo. Concerniente a la secreción, demostró que las glándulas secretorias, como las submaxilares, son más que simples filtros y que su acción secretoria es asistida por cambios químicos y térmicos y por la sangre que fluye a través de ambos.

Ludwig demostró la existencia de nuevas clases de nervios secretorios que controlan esta acción, y reveló que si los nervios son apropiadamente estimulados las glándulas salivales continúan secretando. Inventó el quimógrafo para obtener un registro escrito de las variaciones en la presión sanguínea en los vasos sanguíneos, y este aparato no solo le condujo a realizar importantes conclusiones con respecto a la mecánica de la circulación de la sangre, pero le permitió además el uso del método gráfico en investigaciones fisiológicas. Para el propósito de sus investigaciones de los gases en la sangre, el diseñó un sistema de bombeo de la sangre por medio de mercurio, que tras varias modificaciones ha logrado obtener un uso exhaustivo. Con el empleo de este método logró realizar numerosas investigaciones de los gases en la glándula linfática, los intercambios gaseosos en los músculos vivientes, y el significado del material oxidado en la sangre.

Ludwig realizó grandes contribuciones a las diversas ramas de la fisiología, a excepción de la fisiología de los sentidos. Tuvo una gran importancia como profesor y como fundador de una escuela. Bajo su dirección el Instituto fisiológico de Leipzig se convirtió en un centro organizado de investigación fisiológica.

Notas[editar]

  1. También conocido como kimógrafo.Buch, Alfonso (2006). Forma y función de un sujeto moderno: Bernardo Houssay y la fisiología argentina (1900-1943). Universidad Nacional de Quilmes Editorial. p. 145. ISBN 9875580953. 

Referencias[editar]

  1. a b Puigbó (2002), pág. 681.
  2. López y Fernández (2006), pág. 10.
  3. Proceedings of the Royal Society of London (1895-1896), pág. i.
  4. a b Porter (1997), pág.329.
  5. «Deutsche Gesellschaft für Kardiologie – Herz- und Kreislaufforschung e.V.» (en alemán). Deutsche Gesellschaft für Kardiologie (2012). Consultado el 26 de febrero de 2012.
  6. «Carl Ludwig (1816-95) und die Physiologische Anstalt» (en alemán). Alma mater Lipsiensis. Universität Leipzig. Consultado el 26 de febrero de 2012.
  7. Hörz y Körner (1994), pág.103.
  8. Nyhart (1995), pág. 83.
  9. Rothschuh y Risse (1980), pág. 208.
  10. a b López Caballero, Emilio. «La evolución del pensamiento biológico». Universidad de Alcalá. Consultado el 24 de febrero de 2012.
  11. Puigbó (2002), págs. 683-684.
  12. Gomis Blanco (1991), pág. 22.

Bibliografía[editar]

  • Gomis Blanco, Alberto (1991). La biología en el siglo XIX. Madrid: Torrejón de Ardoz. ISBN 8476007469. 
  • Hörz, Herbert; Marie-Luise Körner (1994). Physiologie und Kultur in der zweiten Hälfte des 19. Jahrhunderts: Briefe an Hermann von Helmholtz. Marburgo: Basilisken-Presse. ISBN 3925347305. 
  • López Chicharro, José; Almudena Fernández Vaquero (2006). Fisiología del ejercicio. Madrid: Médica Panamericana. ISBN 8479039833. 
  • Nyhart, Lynn (1995). Biology takes form: animal morphology and the German universities, 1800 - 1900. Chicago: Univ. of Chicago Press. ISBN 0226610888. 
  • Porter, Roy (1997). The greatest benefit to mankind. Londres: Harper Collins. ISBN 0002151731. 
  • Puigbó, Juan José (2002). La fragua de la medicina clínica y de la cardiología. Carácas: Universidad Central de Venezuela, Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico. ISBN 9789800019641. 
  • Royal Society (1895-1896). http://books.google.com/books?id=D1bJ343fvvkC&pg=RA1-PR1#v=onepage&q&f=false |urlcapítulo= sin título (ayuda). Proceedings of the Royal Society of London, Volume 59. Taylor and Francis. OCLC 704163049.  |coautores= requiere |autor= (ayuda)
  • Rothschuh, Karl E; Guenter B Risse (1980). History of physiology. Huntington: Robert E. Krieger Publishing Company. ISBN 0882750690. 

Enlaces externos[editar]