Beatriz de Este

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Beatriz de Este en un retrato de Giovanni Ambrogio de Predis y Leonardo da Vinci.

Beatriz de Este, (en italiano: Beatrice d'Este), (Florencia, 29 de junio de 1475 - Milán, 2 de enero de 1497), duquesa de Milán, una de las más hermosas y cultivadas princesas del Renacimiento italiano, era hija de Hércules I de Este y la hermana menor de Isabel de Este y Alfonso de Este.

Se desposó pro verba en 1480 con Ludovico Sforza (conocido como el Moro), duque de Bari, regente y más tarde duque de Milán, cuando ella tenía cinco años, y se casó con él en enero de 1491.[1]

Beatriz se casó con Ludovico en una doble boda Sforza-Este. Ludovico se casó con Beatriz, mientras que el hermano de ésta, Alfonso de Este, se casó con Ana Sforza la hermana de Gian Galeazzo Sforza. Leonardo da Vinci organizó las celebraciones de boda.

La hermana de Beatriz y Alfonso, Isabel de Este (1474–1539) se casó con Francisco II Gonzaga, marqués de Mantua.

Había sido educada cuidadosamente, y conquistó por sí misma una posición como señora de una de las más espléndidas cortes de Italia al rodearse de hombres cultivados, poetas y artistas, como Niccolo da Gorreggio, Bernardo Castiglione, Bramante, Leonardo da Vinci y muchos otros. Leonardo le ofreció un retrato como regalo de boda, una bella pieza de arte renacentista. En 1492 visitó Venecia como embajadora de su marido en sus tramas políticas, que consistían principalmente en un deseo de ser reconocido como duque de Milán.
A la muerte de Gian Galeazzo Sforza, la usurpación de Ludovico fue legalizada, y después de la Batalla de Fornovo (1495) tanto él como su esposa intervinieron en el congreso de paz de Vercelli entre Carlos VIII de Francia y los príncipes italianos, en el que Beatriz mostró gran habilidad política. Pero su brillante carrera acabó al morir de parto, el 3 de enero de 1497 a los veintidós años de edad. El niño nació muerto.

Beatriz pertenece a la mejor clase de mujeres renacentistas, y fue una de las influencias culturales de la época; a su mecenazgo y buen gusto se debe en gran medida el esplendor del Castillo de Milán, de la Cartuja de Pavía y de muchos otros edificios famosos en Lombardía. Bajo sus auspicios se construyeron obras maestras del Quattrocento, como Santa María de las Gracias de Milán o el palacio de Ludovico el Moro en Ferrara.

Un fresco con su retrato está enfrente de La última cena, de Leonardo.

Puede leerse sobre ella en la novela de 1975 The Second Mrs. Gioconda, sobre Leonardo da Vinci, escrita por E. L. Konigsburg.

Fue madre de:

Referencias[editar]

  1. Fernando Marías (27-5-2011). «El ingenio y la mano de Leonardo» (en español). El Cultural. Consultado el 2-6-2011.