Bato I de Cirene

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Bato I de Cirene (griego antiguo Βάττος Ἀριστοτέλης) fue el primer rey de Cirene desde 631 hasta finales de 590 a. C. Justino dice que su nombre original fue Aristeo de Cirene (griego antiguo Αρισται̂ος). Era hijo de Polimnesto de Tera y supuestamente de una princesa de Creta llamada Frónima.[1] Heródoto dice que el nombre de Bato era una palabra libia que significaba rey. Otras teorías dicen que deriva tal vez del término battarízō (tartamudear).[2] Según Píndaro el auténtico nombre de Bato era Aristóteles.[3] En realidad Bato fue un nombre propio común en la Antigua Grecia.[4]

Bato fue a consultar al oráculo de Delfos cómo podía superar su problema de tartamudez, y se le encomendó fundar una colonia en Libia, según Heródoto. Pero según el historiador Menecles de Barca,[5] fue expulsado de Tera por una guerra civil.[6] Justino mezcla las dos historias. Pausanias refiere que se curó repentinamente al encontrarse con un león en el desierto.[7] El origen de esta leyenda pudo ser la relación entre el verbo griego battarízein (tartamudear) y el término báttos que en Libia, según el testimonio de Heródoto, significaba rey. Término, este último, tal vez relacionado con la palabra bit, que designaba al rey del Bajo Egipto.[8]

Procedente de la isla de Tera, fundó el embrión de lo que después sería Cirene hacia el año 639 a. C. Después de fundar una colonia en la isla de Platea (actual isla de Bomba), en la costa oriental de Cirenaica, en el golfo de Bomba. A los dos años se trasladó al territorio de Aciris, en tierra firme, donde los colonos permanecieron seis años hasta que encontraron un emplazamiento mejor en la región de Irasa, y fundaron Cirene más al interior (631 a. C.), en el territorio de la tribu libia de los asbistas, que dominaban las tierras más fértiles y con agua. Tomó el título de rey e inició la dinastía de los Batiadas.

Sometió a los libios de los alrededores, con la ayuda del lacedemonio Anquionis. La colaboración con sus vecinos libios fue intensa y se produjo una mezcla importante, pero los libios constituían la clase baja y estaban excluidos del poder político. Bato I inició la fundación de colonias cireneas. Construyó una carretera y un templo dedicado a Apolo.

Gobernó hasta su muerte, acaecida hacia el año 590 a. C. Su tumba se colocó en el lugar donde la carretera que había construido se encontraba con el ágora. Sus súbditos le adoraron como un héroe. Según Pausanias le dedicaron una estatua en Delfos, en la que estaba representado en un carruaje conducido por las ninfas Cirene, y Libia en la acción de coronarlo.[9]


Predecesor:
-
Rey de Cirene
c. 639  C. - c. 590 a. C.
Sucesor:
Arcesilao I

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Heródoto, op. cit. iv.155.1
  2. Herrero Inglemo, María Cruz (1994). «Descripción de Grecia». Madrid: Editorial Gredos. pp. 393, n. 116. ISBN 978-84-249-1662-X. 
  3. Píndaro, Píticas vi.116
  4. Cf. Tucídides, Historia de la Guerra del Peloponeso iv.43.1
  5. Menecles de Barca, FGrH 270
  6. Teoría que apoya H. Stein, Herodoti Historiae, IV p. 140
  7. Pausanias, Descripción de Grecia x.15.7
  8. Véase nombre de Nesut-Bity.
  9. Pausanias, op. cit. x.15.6

Fuentes[editar]

Principal

Enlaces externos[editar]