Bandera de Cantabria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bandera de Cantabria

Bandera de Cantabria

Datos generales
Territorio Comunidad autónoma
Proporción 2:3
Adopción 22 de diciembre de 1984
Colores      Blanco     Rojo

La bandera de Cantabria queda establecida en el propio texto del Estatuto de Autonomía. Está formada por dos franjas horizontales de igual anchura, siendo blanca la superior y roja la inferior, con el escudo de la comunidad situado en su centro geométrico.

"La bandera propia de Cantabria es la formada por dos franjas horizontales de igual anchura, blanca la superior y roja la inferior."

Artículo 3 del Estatuto de Autonomía de Cantabria. 1981.

El escudo se definió en la Ley de la Asamblea Regional aprobada el 22 de diciembre de 1984.

Historia[editar]

Desde el siglo XVIII los barcos cántabros ondeaban la bandera blanquirroja, tal y como queda reflejado en el título de ciudad a Santander en 1755. Asimismo, el pendón aparece representado en un cuadro del pintor santanderino José Vallespín, sobre la famosa batalla de Vargas que tuvo lugar el 3 de noviembre de 1833 durante la Primera Guerra Carlista.[1] [2] Ese día tropas realistas venidas de Santander lograron detener el avance del bando carlista, perdiendo éstas la oportunidad de hacerse fuerte en el norte peninsular y posiblemente variar sustancialmente el rumbo de la historia del país. En el lienzo se observa cómo un grupo de soldados isabelinos de las milicias urbanas de la ciudad atacan a las fuerzas del pretendiente al trono de España portando gallardetes blanquirrojos, lo que hace suponer que para entonces la actual bandera de Cantabria ya había trascendido de su ámbito marítimo originario.[1] [3]

Cuando, por Real Orden de 30 de julio de 1845, se asignaron las banderas que corresponderían a las diferentes matrículas de las provincias marítimas de España, casi todas ellas recibieron como contraseña diseños aleatorios[4] en los colores azul, rojo, amarillo y blanco, no así la provincia de Santander, a la que se respetó su bandera blanca y roja.[1]

Existe otro testimonio del uso del estandarte en un cuadro que representa una barricada en Cuatro Caminos durante la Revolución de 1868, en el que el pueblo alzado en armas contra la reina Isabel II hace frente tras la bandera blanca y roja al avance de las tropas del general Calonge venidas de Valladolid.[1] Este cuadro, obra del pintor E. Aparicio, y dedicado al militar revolucionario Salvador Damato, pertenece a la colección de la familia García-Oliva, de Santander.

Hasta tal punto fue asumida como emblema en la región que la propia ciudad de Santander, que poseía bandera propia blanca y azul, llegó a sustituirla por la de la matrícula marítima hasta que en la segunda década del siglo XX un informe de Fresnedo de la Calzada propicia un deslinde de los campos, pasándose a usar la blanquiazul para la capital y la blanca y roja por la entonces diputación provincial.[1]

Controversia[editar]

Recreación habitual del lábaro cántabro.

Otras fuentes señalan que el cuadro de José Vallespín sobre la batalla de Vargas, que sería la primera prueba de la utilización de la bandera blanquirroja fuera de su ámbito marítimo original, no es clarificador, dado que presenta errores graves en la representación de los atuendos y enseñas militares de ambos contendientes.[4] El autor reproduciría la vestimenta contemporánea a la época posterior en que pinta el lienzo, la cual no se correspondería con la fecha del enfrentamiento. Asimismo, se señala que tampoco serviría para acreditar la utilización de la bandera rojiblanca, ya que este adorno era muy corriente entre los cuerpos de lanceros, o de otras unidades montadas que eventualmente podían utilizar lanzas en combate, al menos desde las Guerras Napoleónicas.

Actualmente, y desde ciertos colectivos cántabros tanto sociales como políticos, se reivindica el uso oficial del lábaro cántabro en sustitución de la bandera actual.[5] [6] [7]

Otras banderas históricas[editar]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. a b c d e Casado Soto, José Luis (1985), «Bandera de Cantabria», en Jesús Pindado Usle (en español), Gran Enciclopedia de Cantabria, I, Santander: Editorial Cantabria, pp. 231, ISBN 84-87934-21-8 
  2. La Batalla de Vargas, de José Vallespín. Museo de Bellas Artes de Santander.
  3. El caso cántabro no es el único. Hay que tener en cuenta que las más antiguas banderas nacionales datan únicamente del siglo XVII y su simbología fue tomada de las compañías marítimas comerciales.
  4. a b Sánchez Badiola, Juan José (2010). Vision Net, ed. Símbolos de España y de sus regiones y autonomías: emblemática territorial española (1ª edición). Madrid. p. 490. 9788498869637.  Parámetro desconocido |URLcapítulo= ignorado (se sugiere |urlcapítulo=) (ayuda)
  5. CNC (2006). «Conceju comienza una campaña para el reconocimiento del Lábaru como bandera de Cantabria» (en español). Consultado el 22-03-2007.
  6. El Diario Montañés (2007). «Una muestra desvela el origen de la bandera de Cantabria» (en español). Consultado el 19-07-2007.
  7. Luis Walias Rivera (2008). «La Bandera oficial de Cantabria: Del mar a la montaña en siglo y medio de Historia» (en español). Consultado el 05-11-2008.
  8. «Primeras enseñas españolas (Asturias y León)». Armada Española. Consultado el 28 de diciembre de 2008.
  9. Banderas de España - José Luis Calvo, Luis Grávalos 1983 Madrid Ed. Sílex
  10. "Por figurar en el centro de su paño el escudo de Santander y en sus esquinas el lábaro cántabro, no nos cabe duda que esta bandera perteneció a uno de los varios Cuerpos que con el nombre de "Cantabria" formó D. Juan Díaz Porlier a partir de 1809." Trofeos, banderas y estandartes del Museo del Ejército 1700-1843 - Luis Sorando
  11. Documento de la Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria

Bibliografía[editar]

  • VV.AA.: Gran Enciclopedia de Cantabria. Santander: Cantabria, 1985 (8 tomos) y 2002 (tomos 9, 10 y 11). ISBN 84-86420-00-8