Babosa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Babosa
Unknown slug on rhubarb.jpg
Babosa terrestre sobre una hoja Arion Rufus
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Mollusca
Clase: Gastropoda
Subclase: Orthogastropoda
Superorden: Heterobranchia
Orden: Pulmonata
Suborden: Eupulmonata
Infraorden: Stylommatophora

Las babosas terrestres son moluscos gasterópodos del orden Pulmonata sin concha o con pequeñas conchas internas, en contraste con los caracoles, que tienen una prominente concha. Algunas especies de gran tamaño reciben el nombre de taveras. El término ‘babosa’ no tiene ningún significado taxonómico ya que en él se incluyen gasterópodos de diversos grupos. Las babosas terrestres se reparten en numerosas familias, algunas de las cuales contienen tanto especies con concha (caracoles) como sin concha (babosas).

Descripción[editar]

Dibujo esquemático de una babosa. 1) cola; 2) manto; 3) tentáculos ópticos; 4) tentáculos sensoriales; 5) neumostoma; 6) pie; 7) quilla.

El cuerpo de la babosa es alargado y mide entre 1 y 15 cm según la especie. Se subdivide en las siguientes partes:

  • Cresta mediodorsal
  • Manto o escudo
  • Antenas
  • Glándula mucosa caudal
  • Placa de reptación

La cabeza tiene cuatro antenas y la boca; las antenas superiores llevan en sus extremos los ojos, que son además órganos táctiles y olfativos. La boca incluye dos mandíbulas, con pequeños dientes, y la lengua dentada, o rádula.

El escudo o manto, detrás de la cabeza, cubre algunos órganos con una laminilla calcárea. Sobre la derecha del escudo se observa el neumostoma, orificio respiratorio del animal. Detrás del escudo está la parte caudal.

El pie es la parte ventral y musculosa del animal. Se adhiere al suelo gracias a la placa de reptación.

El moco, o secreción líquida que recubre su cuerpo, actúa como humectante y facilita el desplazamiento.

Biología[editar]

Varias especies de babosas.

La babosa es un animal nocturno. Su actividad varía de acuerdo a la época del año, según la temperatura y la humedad.

El ciclo de vida de las babosas, la velocidad de su reproducción y su crecimiento son condicionados por las condiciones climáticas, la luz y la comida disponibles, factores que determinan también la densidad de la población. Los inviernos suaves favorecen la supervivencia de los huevos y de las babosas jóvenes y su desarrollo. En cambio un invierno muy seco y muy frío puede limitar su reproducción.

Actividad[editar]

La actividad de las babosas varía según la especie, pero además es muy variable entre individuos de la misma especie o en un mismo individuo, dependiendo a las condiciones exteriores.

Las babosas salen en general por la noche, a partir de un determinado límite mínimo de temperatura y no más allá de un determinado máximo.

Las babosas hortícolas no se mueven cuando la temperatura desciende por debajo de 5 °C. El intervalo de temperaturas para la actividad de las babosas grises se sitúa en un máximo de 18 °C y son inactivas a 0 °C. Las babosas se mueren cuando la temperatura alcanza -3 °C pero en general se ocultan a fondo en el suelo cuando los períodos de helada llegan.

Sin humedad, la babosa no puede producir moco y por lo tanto no puede desplazarse. En épocas secas se refugia en el suelo para esperar la vuelta de las lluvias. Algunas especies producen algo parecido a una cáscara debajo de su piel superior para prevenirlas de desecarse por completo.

Desplazamiento[editar]

Las babosas se desplazan poco. Pueden recorrer en condiciones óptimas entre 4 y 7 m diariamente, la babosa gris; o entre 2 y 3 m, la babosa negra.

El moco es indispensable para el desplazamiento de las babosas. Cuando se mueven, una glándula situada a la extremidad anterior del pie, secreta moco, que es aplastado bajo la placa de reptación y le permite deslizarse. Cuando se sitúan en un área donde la vegetación es abundante, las babosas no se dispersan más de 50 cm al día. Encuentran su comida gracias a sus órganos olfativos y a sus papilas gustativas.

Alimentación[editar]

La alimentación de las babosas es muy variada. Se alimentan frecuentemente y en lo posible con tejidos vegetales pero pueden también consumir residuos animales. La gran babosa o la pequeña babosa gris prefieren las plantas a la superficie del suelo. A menudo son atraídas por plantas en descomposición. En período de sequía, las pequeñas babosas viven dentro del suelo y mordisquean las partes subterráneas de las plantas.

Una babosa puede comer hasta la mitad de su peso en una noche. La babosa gris absorbe entre 30 y 50 mg al día, pero la gran babosa puede tragar entre 5 y 10 g al día. Algunas babosas se alimentan de una vez, pero otras se abastecen en sucesivas ocasiones durante la misma noche.

Es considerada un enemigo del jardín o huerta, por lo que es combatida con venenos a base de metaldehido. También la cerveza o la sal de mesa (cloruro de Sodio) depositada en recipientes en el suelo, cumple la función de veneno para estos moluscos.

Reproducción[editar]

Las babosas son hermafroditas, es decir, masculinas y femeninas, pero no al mismo tiempo. Los órganos masculinos se activan en primer lugar, luego tras una vuelta, los órganos femeninos. El desencadenamiento de estas dos fases de la actividad sexual es controlado por un sistema hormonal.

Pone los huevos entre algunos días y varias semanas después del acoplamiento, según la especie. Una babosa puede poner entre 100 y 500 huevos, en paquetes de 10 a 50, los deposita en un agujero cavado en la tierra o bajo un refugio. Los huevos son esféricos, de color amarillo blancuzco o transparentes.

La duración de la incubación de los huevos está directamente vinculada a las condiciones climáticas, en particular a la temperatura. A 5 °C la incubación durará hasta tres meses, mientras que a 20 °C dos a tres semanas bastan. La humedad del suelo debe situarse entre 40 % y 80 %. Al salir de los huevos las babosas miden algunos milímetros y son transparentes. Viven de nueve a dieciocho meses según la especie y la región. Pueden originar una nueva generación al año, cada dos años o dos al año.

Grupos[editar]

Algunas de los grupos de pulmonados compuestas exclusivamente por babosas terrestres son:

Fotos[editar]

Enlaces externos[editar]