Apoyo de Estados Unidos a regímenes autoritarios

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Gobierno de los Estados unidos le ha facilitado soporte y apoyo a gobiernos dictatoriales.

Aunque muchos creen que estas acciones contradicen los ideales políticos defendidos por los Estados Unidos a raíz de la Guerra Fría, los funcionarios estadounidenses apoyaron varios regímenes dictatoriales, porque creían que estos iban a impulsar los intereses estadounidenses en el extranjero, y estimularían el desarrollo económico.[1]

Durante la Guerra Fría, el gobierno de los Estados Unidos apoyó los regímenes autoritarios que a su juicio, le ayudarían a prevenir la propagación del "comunismo".[2] [3] A partir de 1980, el gobierno de Estados Unidos temió que sus intereses fuesen amenazados por los movimientos islamistas, que cada vez eran más populares en el Medio Oriente. Fue por esto que comenzó a trabajar, ayudando a los regímenes autoritarios amistosos, aislando y debilitando los regímenes hostiles, pero sin eliminarlos.[4] En los últimos años, muchos analistas políticos y comentaristas han expresado su apoyo a este tipo de política, creyendo que la estabilidad regional es más importante que la democracia.[5] [6]

En la actualidad los Estados Unidos siguen dando apoyo a regímenes autoritarios. Sin embargo, el experto en relaciones internacionales David Skidmore cree que el aumento de la presión pública está motivando un cambio, de apoyar regímenes autoritarios, a apoyar regímenes más consensuales.[7]

Dictaduras apoyadas por Estados Unidos[editar]

En América[editar]

En Asia[editar]

En África[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]