Alfred Loisy

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alfred Loisy
Alfred Loisy
Nombre de nacimiento Alfred Firmin Loisy
Nacimiento 28 de febrero de 1857
Bandera de Francia Ambrières, Francia
Fallecimiento 01 de junio de 1940 (83 años)
Bandera de Francia Ceffonds, Francia
Nacionalidad Francia
Educación Teología en el seminario de Châlons
Posgrado Instituto católico de París
Ocupación Sacerdote, Teólogo, Filósofo, Historiador, profesor en el Collège de France, capellán y profesor de religión
[editar datos en Wikidata]


Alfred Firmin Loisy (Ambrières, 28 de febrero de 1857- Ceffonds, 1 de junio de 1940) fue un teólogo francés, el más conocido y radical de los modernistas. Tras perder en 1902 la fe en un Dios personal y en la divinidad de Cristo fue considerado por la Iglesia Católica un hereje, un gnóstico.

Vida[editar]

Realizó la carrera sacerdotal y estudió teología en el seminario de Châlons donde fue ordenado en el año 1879. Dos años más tarde continuó sus estudios de teología en el Instituto católico de París donde se especializó en cultura oriental. Allí conoció a Ernest Renan.

En el año 1882 logró acceder a la cátedra de hebreo en el mismo Instituto y en 1889 era profesor de Antiguo Testamento. Fue destituido en el año 1893 y se trasladó a Neuilly donde se desempeñó como capellán y profesor de religión.

Durante el año 1908 fue excomulgado de la Iglesia católica y al año siguiente fue contratado como profesor en el Colegio Francés donde enseñó hasta el año 1926.

En el año 1932, todas sus obras fueron puestas en el Índice.

Modernismo[editar]

Impresionado por la obra del exegeta racionalista alemán Adolf von Harnack titulada la esencia del cristiansmo, en idioma alemán Das Wesen des Christentums, (1900), publica en 1902 L'Évangile et l'Église, obra que obtuvo una enorme resonancia.[1]

"...Para Loisy la evolución histórica del cristianismo permite reconstruir la figura de Cristo desde una nueva perspectiva histórica , mucho más cerca de la ortoxia que cuanto había apuntado Harnack. Pero Jesús anunció la venida del Reino de Dios y lo que vino fue la Iglesia puede que la herejía modernista -porque en eso acabó- naciera, como tantos otros disparates, de una frase, hay quienes se mueren por una frase..."

Las puertas del infierno. La historia de la Iglesia jamás contada.

El historiador Ricardo de la Cierva considera que Loisy cree en la evolución de los dogmas, entendidos como símbolos, las instituciones, los ritos y los sacramentos. En su búsqueda de la autenticidad espiritual de la iglesia, Loisy pretende introducir el historicismo en la doctrina católica sin la intención de demoler a la Iglesia. León XIII, valorado sus intenciones, no quiso condenarle.

Iniciado el pontificado de Pío X, Loisy trata de justificar su obra escribiendo en 1903 el opúsculo Autour d'un petit livre, argumeta que su intención no era otra que la de poder liberar a la historia del catolicismo de lo que el consideraba una tutela rígida y anacrónica, para luego poder reafirmar la independencia de la crítica bíblica y de la especulación teologica.[2]

"...Con ello Loisy planteaba el gran problema personal que iba a afectar a muchos investigadores y a muchos teólogos del siglo XX: combinar la necesaria libertad de pensamiento e investigación con la obediencia al magisterio de la Iglesia como intérprete autorizado -y, en su caso, infalible- de la fe y la ortodoxia. Las muchas rebeldías teológicas de nuestro tiempo arranca de ahí..."

Las puertas del infierno. La historia de la Iglesia jamás contada.

Loisy continuaba firme en sus ideas por lo que llega a rechazar varios dogmas como son la Inmaculada Concepción de María y la propia Resurrección de Cristo, de modo que llega a considera como objeto primordial de la Iglesia la fe de los discípulos que va evolucionando, en lugar de la vida de Cristo. El 6 de diciembre de 1903 el Santo Oficio condena sus tesis y obras.

Obra[editar]

Su primera obra la dedicó a criticar el individualismo protestante de Harnack y daba en ella una fuerte defensa del catolicismo. El libro se llamó El evangelio y la Iglesia (1902). Como él mismo comentó al barón von Hügel se trataba de una crítica mordaz:

"Me siento tentado de jugarle una mala pasada a Harnack demostrando que el texto sobre el que estructura todo su sistema -la idea de Dios-padre y la conciencia filial de Jesús- no presenta mayores garantías que los textos de Juan".[3]

En Los evangelios sinópticos −su obra más controvertida− a partir de la crítica textual racionalista y del protestantismo liberal realiza una exégesis del texto evangélico que los presenta como una creación de la Iglesia cristiana primitiva. Hace ver la intervención no poco importante de los redactores que han eliminado, completado y organizado el material disponible a partir de fuentes escritas y orales. Loisy niega la historicidad de los relatos sobre la Pasión y la Resurrección de Jesús de Nazaret y que éste tuviera intención de fundar una Iglesia. Jesús solo quiso anunciar la Buena Nueva.

Estas tesis le significaron primero la suspensión a divinis, luego la excomunión y luego la prohibición de la lectura de sus escritos.

Publicó además:

  • El cuarto evangelio (1903)
  • En torno a un pequeño libro (1903)
  • Los orígenes del cristianismo (1903)
  • Los misterios paganos y el misterio cristiano (1919)
  • Los orígenes del Nuevo Testamento (1936)
  • 1890, Histoire du canon de l'Ancien Testament.
  • 1891, Histoire du canon du Nouveau Testament.
  • 1892-1893, Histoire critique du texte et des versions de l'Ancien Testament.
  • 1898-1899, La vraie foi dans le temps présent
  • 1901, Les Mythes babyloniens et les premiers chapitres de la Genèse.
  • 1901, 1906, 1933, La Religion d'Israël
  • 1902, L'Évangile et l'Église.
  • 1903, Études bibliques.
  • 1903, Autour d'un petit livre
  • 1903, Le Quatrième Évangile.
  • 1907-1908, Les Évangiles synoptiques.
  • 1908, Simples réflexions sur le décret du Saint-Office Lamentabile sane exitu y Pascendi dominici gregis.
  • 1912, Choses passées
  • 1917, La Religion
  • 1919 Les Mystères païens et le Mystère chrétien
  • 1923, La morale humaine
  • 1925 Les Actes des Apôtres
  • 1933 La naissance du christianisme
  • 1936 Les origines du Nouveau Testament.

Notas[editar]

  1. De la Cierva, página 226.
  2. De la Cierva, página 226.
  3. É. POULAT, La crisis modernista (Historia, dogma y crítica), Taurus, Madrid 1974, pág. 265.

Bibliografía[editar]

  • Ilaria Biagioli, François Laplanche, Claude Langlois (eds), Autour d'un petit livre. Alfred Loisy cent ans après, Paris, Brepols, 2007.
  • B. MONDIN, Dizionario dei teologi, Edizioni studio domenicano, Bolonia 1992.
  • Ricardo de la Cierva (1996). Las puertas del infierno. La historia de la Iglesia jamás contada. Editorial Fénix, Serie Máxima. ISBN 84-88787-06-5.