Albertina Ramírez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Albertina Ramírez Martínez
MADRE.ALBERTINA.png
Nombre María Albertina Prudencia Ramírez Martínez
Nacimiento 28 de abril de 1898
Bandera de Nicaragua Managua, Nicaragua
Fallecimiento 20 de julio de 1979 (81 años)
Bandera de Nicaragua Granada, Nicaragua
Nacionalidad Nicaragüense
Ocupación Fundadora de las Siervas Misioneras de Cristo Rey y Religiosos Albertinianos, Siervos de Jesucristo, Rey del Universo y mística
Padres Don Alberto Cristóbal Ramírez Briones y Doña Leonor Martínez Solórzano.
[editar datos en Wikidata]

María Albertina Prudencia Ramírez Martínez, más conocida en Nicaragua como Sierva de Dios Madre Albertina (Managua, 28 de abril de 1898Granada, 20 de julio de 1979), fue una religiosa nicaragüense, mística, fundadora de las Siervas Misioneras de Cristo Rey[1] y Religiosos Albertinianos, Siervos de Jesucristo, Rey del Universo.[2]

Biografía[editar]

María Albertina Prudencia fue la penúltima de los hijos del matrimonio Ramírez-Martínez. Bautizada el 9 de mayo del mismo año en la Parroquia Santiago Apóstol de Managua (1898). Recibió el sacramento de la Confirmación en la Catedral de León (Nicaragua) (1904) y su Primera Comunión en la misma Parroquia de su Bautismo (4 de diciembre de 1910).

Nieta del primer Presidente Constitucional de Nicaragua el General Tomás Martínez Guerrero, y descendiente directa de la heroína nacional nicaragüense Rafaela Herrera (Defendió el Castillo de la Inmaculada Concepción), también emparentada con el prócer colombiano Francisco de Paula Santander.[3]

Fue la Presidente de la Casa Nazaret (1935-1943) y de la Asociación de Siervas Misioneras de Cristo Rey, por ella fundada (1943-1948). La Santa Sede dio su aprobación de este instituto, como de derecho diocesano en 1946.[4]

La Unión de Mujeres Americanas la reconoció como "Mujer Prominente de Nicaragua" por su labor social (1952).[5]

Labor educativa y misionera[editar]

Su labor de caridad social cristiana y de evangelización fue intensa con la fundación de escuelas y centros de catequesis, con la creación de comunidades en lugares donde faltaban sacerdotes.[6]

Fundó la Casa Nazaret[7] (1935-1943), para niñas desprotegidas, la que entregó a la Congregación del Buen Pastor.

Abrió las primeras escuelas elementales,[8] sabatinas y dominicales para niños/as pobres de los barrios marginales de la capital, siguiendo la filosofía propia de la Acción Católica.[9]

Involucró a las señoras, madres obreras de las localidades donde se fundaban dichas escuelas para darles formación. Asimismo abrió para ellas talleres de costura, y de oficios domésticos.

Generó un cambio radical en el pensamiento religioso de su época, al fundar una congregación religiosa en Nicaragua donde eso:

Sonaba como algo absurdo e impensable. Las Congregaciones religiosas se fundaban en Europa. No en un país pequeño, pobre y sin ninguna importancia.

Edgar Zúñiga

Uno de los elementos innovadores de su pensamiento era su intuición de añadir un tercer elemento a los que desde san Benito se consideran como pilares de la vida monástica: ora et labora. Albertina sostenía que a estos elementos debía añadirse el de passio, es decir, la pasión de sufrimiento.[10]

Su muerte[editar]

Albertina Ramírez, murió el 20 de julio de 1979, en la ciudad de Granada. El 17 de octubre del año 2001, después de veintídos años de su muerte la Diócesis de Granada abrió el proceso de canonización, el 19 de noviembre del mismo año fue aprobado el Nihil Obstat;[11] [12] siendo su postulador el Padre Jaime Valdivia Pinell, Real.[13]

Sus restos reposan en la Casa Generalicia de la congregación de Siervas Misioneras de Cristo Rey, por ella fundada, en Managua.

Referencias[editar]

  1. Congregación de Siervas Misioneras de Cristo Rey
  2. Página en inglés sobre el Centro Católico Misionero Albertiniano
  3. Zúñiga, Edgar (2000). «I. ORÍGENES FAMILIARES». Por sus frutos la conocerán. Nicaragua: HISPAMER. ISBN 99924-33-31-0. 
  4. García, Abigail, Sor (2002). «III. Su obra: De la aprobación y erección de la obra.». Una enamorada del Reino. Nicaragua: PAVSA. ISBN 99924-59-00-X. 
  5. García, Abigaíl, Sor (2002). «III Su obra: De la distinción que se le tributó como mujer prominente de Nicaragua.». Una enamorada del Reino. Nicaragua: PAVSA. ISBN 99924-59-00-X. 
  6. Cristo Rey, Siervas Misioneras de (2009). «VI. Virtudes heroicas». ABDITA VIRTUS "La perla escondida de la mística nicaragüense contemporánea". Nicaragua: San Pablo. ISBN 978-958-715-347-7. 
  7. Las Siervas Misioneras y su acción social
  8. Hoy se conoce como Educación Primaria, de 1.er a 6.º grado
  9. López, Sandra Margarita, Sor (2003). «V. Una Educación digna para todos: equidad en la acción.». En Francisco Arellano Oviedo. Precursora de las Escuelas Parroquiales. PAVSA. p. 47. ISBN 99924-59-21-2. 
  10. de Cristo Rey, Siervas Misioneras (2009). ABDITA VIRTUS "La perla escondida de la mística nicaragüense contemporánea". San Pablo. ISBN 978-958-715-347-7. 
  11. «Nihil Obstat para el proceso de beatificación».
  12. «Lista de Siervos de Dios con Nihil Obstat».
  13. «Proceso de beatificación de la Sierva de Dios Madre Albertina Ramírez M.».

Bibliografía[editar]

  • García, Abigail, Sor; Sor Sandra López, Sor Flor de María Vílchez (2002). PAVSA, ed. Una enamorada del Reino. PAVSA. p. 32. ISBN 99924-59-00-X. 
  • Zúñiga,, Edgar; Siervas Misioneras de Cristo Rey (2000). HISPAMER, ed. Por sus frutos la conocerán: biografía de Madre Albertina Ramírez, fundadora de las Siervas Misioneras de Cristo Rey. HISPAMER. p. 461. ISBN 99924-33-31-0. 
  • Zúñiga, Edgar (2004). Francisco Orellano Oviedo, ed. Anima mea in manibus Dei semper (Mi alma siempre en las manos de Dios). PAVSA. p. 52. ISBN 99924-59-33-6. 
  • López, Sandra Margarita, Sor; Sor Flor de María Vílchez (2003). Francisco Orellana Oviedo, ed. Sierva de Dios Madre Albertina Ramírez: Precursora de las Escuelas Parroquiales. PAVSA. p. 64. ISBN 99924-59-21-2. 

Enlaces externos[editar]