Antigua Catedral de Managua

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Catedral Metropolitana de Santiago
Old cathedral managua.jpg
Tipo Catedral
Advocación Apóstol Santiago
Ubicación Bandera de Nicaragua Managua, Nicaragua
Coordenadas 12°09′22″N 86°16′16″O / 12.15611111, -86.27111111Coordenadas: 12°09′22″N 86°16′16″O / 12.15611111, -86.27111111
Uso
Culto Católico
Diócesis Managua
Arquitectura
Construcción 1928-1938
Fundador José Antonio Lezcano y Ortega
Arquitecto Pablo Dambach
Estilo arquitectónico Neoclásico

La Antigua Catedral Metropolitana de Santiago de Managua o Vieja Catedral de Managua es un edificio de estilo neoclásico, de la ciudad de Managua, capital de Nicaragua que fue dañada por el terremoto del 23 de diciembre de 1972, siendo reparada el 08 de julio del 2014. Su fachada se asemeja a la de la Iglesia de Saint-Sulpice de París, Francia.

Construcción[editar]

La anterior Catedral Metropolitana, ubicada en el mismo sitio del actual edificio, fue demolida para hacer una nueva. En 1912 el Papa San Pío X había creado la Arquidiócesis de Managua, las León y Granada y el Vicariato Apostólico de Bluefields, pues hasta entonces la única sede episcopal era la de León. Monseñor José Antonio Lezcano y Ortega fue nombrado Arzobispo de Managua y la Parroquia managüense (construida a finales del siglo XVIII) fue elevada a la categoría de Catedral Metropolitana, fue demolida en 1925 para hacer una mejor.

La primera piedra fue colocada el 5 de abril de 1925, en una sencilla ceremonia, por Monseñor Lezcano y el Presidente de Nicaragua Carlos José Solórzano; pero el primer diseño de la Catedral fue publicado el 10 de enero de 1926 y no satisfizo al Arzobispo pues consistía en una gran nave central y una torre de campanario separada, frente al templo. A Monseñor Lezcano le gustó la fotografía de una iglesia de Bélgica y le pidió al Ingeniero Pablo Dambach, de origen suizo, que diseñara los planos de la Catedral basándose en la foto de la iglesia belga; la armazón de hierro fue traída de Bélgica, por barco hacia Nicaragua y en el puerto de Corinto, departamento de Chinandega se la transportó por ferrocarril a Managua. Los trabajos de construcción de la Antigua Catedral iniciaron en 1928. Fue el primer edificio de esta magnitud construido de cemento armado en el país, tres años después del inicio de su construcción el 31 de marzo de 1931, Martes Santo, un terremoto de 6.0 grados en la escala Richter, destruyó la capital, pero no su armazón metálica la cual resistió el temblor.[1] El edificio posee diseños arquitectónicos victorianos con réplicas europeas, de estilo renacentista y neoclásico.

El Congreso promulgó una ley de la Catedral, estableciendo un impuesto especial de un dólar por cada quintal de café, para destinar los fondos recaudados a la construcción del templo, contando con el apoyo del gobierno del General José María Moncada.[2] El 1 de diciembre de 1938 se inauguró (siendo presidente el dictador General Anastasio Somoza García), pero no fue consagrada hasta el 24 de julio de 1946, durante la celebración del Centenario de la elevación de Managua a ciudad.[3] La familia Somoza tenía un sitio especial para estar allí durante la celebración de las misas y los Te Deum. La Catedral Metropolitana de Santiago tenía una decoración suntuosa en el exterior e interior, entre ellos vitrales, nichos, altares de mármol, esculturas de bajo y alto relieve hechas por el escultor granadino Jorge Navas Cordonero, bóvedas iluminadas, etc.[4]

En el libro del historiador nicaragüense Gratus Halftermeyer, Historia de Managua, con 4 ediciones en 1946, 1952, 1959 y 1964, dice en la página 128, de la tercera edición, lo siguiente sobre la construcción de la Catedral:

Antes del terremoto se principió a construir la nueva Catedral Metropolitana, cuya armazón de hierro fue hecha por el ingeniero belga [error del autor, era suizo] llegado especialmente al país para ese fin, don Pablo Dambach.

En la edición de noviembre de 1932 de la “Revista del Clero”, de León, órgano oficial de la Arquidiócesis de Managua y de las Diócesis de León, Granada y Matagalpa, a la página 7 bajo el mote “Acontecimiento”, textualmente dice: “Septiembre 19-Se canceló hoy, felizmente, la deuda con Les Atelier-Metallurgiques, de Nivelles, Bélgica, por la armazón metálica, de la Catedral capitalina, 89, 094.55 dólares. Acerca de la cual le anotan para sumarlos a la cantidad que antecede, los siguientes gastos relacionados con el precio total de la dicha armazón metálica:

Viaje del mecánico que la armó, venida y regreso de Europa $ 1.050.00. Aseguro del mismo contra accidente de trabajo $ 152.00. Pensión del mismo en 13 meses a razón de $ 300.00 cada mes, $ 3.900.00. Equipos de máquinas y cables para el trabajo $ 1.200.00. Total $ 95.351.55. Habiéndose economizado: la comisión en Corinto de la Casa Rodolfo d`Arbelles, que no cobró ni un centavo por el envío del millar de toneladas; los derechos de introducción de Aduana y Municipales que se dispensaron y el descuento del 50% del flete del ferrocarril Corinto-Managua”.

La Catedral ya está terminada y en funciones. Le faltan ornamentos y uno que otro detalle. Su construcción es de una elegancia arquitectónica inmejorable. Su costo total no puede decirse aún, pues se continúan los trabajos de remate. Sus torres están consagradas, la norte a San Pedro y la sur a San Pablo; el frente central al Salvador del mundo. Esta Catedral, embestida por un terremoto y cuya armazón quedó ilesa es ahora el orgullo de Managua. ¡Oh manos del Cura Chamorro! ¡Cuánto luchó por su vieja parroquia del siglo XVIII![5]

En la parte trasera de la Catedral, el lado este, están las estatuas de Fray Bartolomé de las Casas, Fray Margil de Jesús, la Reina Isabel la Católica, Monseñor José Antonio Lezcano Morales (tío paterno de Monseñor Lezcano y Ortega), Cristóbal Colón, el Rey Fernando VII de España y el conquistador Francisco Hernández de Córdoba.[6] Todas fueron hechas por Navas Cordonero.

Acontecimientos en la historia de la Catedral[editar]

Destrucción, saqueo y abandono[editar]

El terremoto de las 12:35 am del 23 de diciembre de 1972 de 6.2 grados en la escala de Richter y sus dos réplicas de 5.0 y 5.2 grados a la 1:18 y 1:20 am, respectivamente, dañaron a la Catedral (debido a que su estructura no tiene vigas estriadas) dejándola inhabilitada para la celebración de los servicios religiosos, los que se trasladaron junto con la Curia Arzobispal a la Iglesia de Santo Domingo de Las Sierritas, en las afueras de Managua, hasta 1993 cuando se inauguró la Nueva Catedral Metropolitana, obra del arquitecto mexicano Ricardo Legorreta frente al costado norte del Centro Comercial Metrocentro. Las 4 esferas del reloj de la torre de San Pablo quedaron marcando la hora del primer sismo. El lado norte del edificio y las partes superiores de las torres fueron las más agrietadas; los vitrales se quebraron; fue saqueada por vándalos que se llevaron llos cepillos, bancos, vasos sagrados y algunas imágenes. Otras de estas (como las de Santa Marta, San Judas Tadeo, San Miguel Arcángel y la Virgen del Perpetuo Socorro) fueron llevadas a la Parroquia San Miguel Arcángel, del Residencial Las Brisas, ubicada en la zona occidental de la capital. La de San Juan Bautista de La Salle fue trasladada por los Hermanos Cristianos en un camión al Colegio La Salle de Managua donde permanece hasta hoy, de acuerdo con el testimonio del Doctor Iván Guerrero Murillo, ex alumno lasallista y abogado. Según el capítulo “Cristo sobre las ruinas”, del libro Un pueblo y su conductor (de Silvio Campos Martínez), Monseñor Obando (en su recorrido de 20 horas por las calles de la capital) llegó al templo a eso de las 10 de la mañana de ese día para ver los daños, pero no rescató algunas cosas de allí y las de la Curia. La Iglesia del Colegio María Mazarello se convirtió provisionalmente en Catedral y más adelante a la Iglesia Santo Domingo de las Sierritas. Desde entonces quedó en abandono sin que pudiera restaurarse, pues al parecer a Monseñor Obando no le gustaba el edificio.[10] Según testigos, en 1975 desapareció su techo de aluminio junto con el cielo raso.

El 20 de julio de 1979, en la celebración del triunfo de la Revolución Sandinista, los guerrilleros del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) dispararon al aire y algunas balas impactaron contra la parte alta del campanario de San Pablo.

En los años 1980, hasta inicios de los 90, se convirtió en refugio de delincuentes, drogadictos y prostitutas. Las puertas de madera fueron arrancadas, lo que quedaba de los vitrales fue apedreado, pedazos de mármol fueron arrancados de sus altares al igual que las losas del piso, en este creció el monte; dentro tales personas hacían sus necesidades fisiológicas causando un mal olor en el templo.

En 1982 los restos de Monseñor Lezcano, muerto hacía 30 años, fueron sacados de la cripta de la Catedral encontrándose que su cuerpo estaba incorrupto. Se los trasladó a la Parroquia de Santa Ana, ubicada en el barrio del mismo nombre (en la zona occidental de la capital), sepultándolos al lado derecho del Altar Mayor.

En contraste con la catedral, el vecino Palacio Nacional (actual Palacio de la Cultura), ubicado en la esquina opuesta de la Plaza de la Revolución, no quedó en abandono.

Recuperación y limpieza[editar]

Los asuntos políticos predominaron para que se hiciera una nueva Catedral de 1991 a 1993, durante el gobierno de Violeta Barrios de Chamorro, en vez de restaurarla. En 1995 se inició el proyecto de restauración con la limpieza del templo, se instalan el techo nuevo, losas nuevas del piso, las luces internas y externas, junto con los efectos de sonido del canto gregoriano en latín, los cuales emitían el Angelus a las 6 de la tarde. Se quitaron las cuatro esferas del reloj, las cuales quedaron marcando la hora del primer sismo, y se colocaron en los sótanos del Palacio de la Cultura (ex Palacio Nacional). Se la convirtió en una especie de museo con exposiciones de arte sacro.[11] A partir de noviembre de 2000 se cerró al público indefinidamente, debido a que varios pedazos de cemento se desprendieron de sus paredes a causa de la compactación del predio frente a su costado sur para hacer allí el aparcamiento del Palacio de la Cultura.[12]

Intento de restauración y daños por el sismo de 2014[editar]

Antigua Catedral de Managua dañada por los terremotos de 1972 y 2014. A la izquierda la torre norte que resultó más dañada por el último sismo y sus réplicas.

En 2004 el Presidente de México Vicente Fox, al hacer una visita oficial a Nicaragua, quedó impresionado por la belleza de la Catedral y le prometió al Presidente Enrique Bolaños Geyer enviar poco tiempo después a unos técnicos para restaurar la iglesia. El diagnóstico determinó que el abandono por parte de los anteriores gobiernos y la humedad le causaron más daños que el mismo terremoto. Se determinó que los gobiernos de Nicaragua, Francia, España, México y la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura por sus siglas en inglés) aportarían cada uno un millón de dólares, por lo que faltarían 2 millones más para completar los 7 millones. Pero todo quedó en agua de borrajas, pues aún no se ha restaurado y desde el terremoto de 1972 no le pertenece a la Arquidiócesis de Managua, sino al Estado, debido a que un decreto de la Junta Nacional de Gobierno en 1973 confiscó el centro de la capital prohibiendo la reconstrucción.

Recientemente la Antigua Catedral sufrió más daños por el terremoto de Nicaragua ocurrido a las 5:27 pm hora local del 10 de abril de 2014, de 6.2 grados, el cual tuvo su epicentro en el noroeste del lago Xolotlán y sus réplicas de las horas y días siguientes; sufrió nuevos desprendimientos de pedazos de concreto y grietas.[13] Según testigos se desprendieron pedazos de concreto de la torre norte, la de San Pedro; el año anterior, 2013, el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, había mencionado el proyecto de su restauración.[14] El descartó a inicios de mayo de 2014 su demolición pues otros edificios dañados por el terremoto de 1972 ya habían sido demolidos como los viejos edificios de La Prensa, el Calzado California y la Lotería Nacional; este último fue demolido de forma innecesaria pues prácticamente resistió el sismo de hace 4 décadas sin mayores daños.[15]

Referencias[editar]

  1. Historia de Managua, Gratus Halftermeyer, 1959, páginas 108 y 109
  2. ídem, página 108
  3. ídem, páginas 317 y 318
  4. Itinerario de la Catedral Vieja. De cimiento, a ruinas, a cimiento. La Prensa, sábado 31 de agosto de 1996, página 9
  5. ídem, página 128
  6. Esta estatua de Hernández de Córdoba fue trasladada a las ruinas de León Viejo en el año 2000 cuando se descubrieron sus restos en la Iglesia La Merced de ese lugar y sus restos se depositaron en el mausoleo de los fundadores de esa ciudad, ubicado en la Plaza Mayor, encima del cual está su estatua
  7. Catedral tomada, protesta y campanas a rebato. La Prensa, 27 de septiembre de 1970, página 1
  8. Itinerario de la Catedral Vieja. De cimiento, a ruinas, a cimiento. La Prensa, sábado 31 de agosto de 1996, página 9
  9. Exhumarán hoy los restos del General Estrada. La Prensa, miércoles 11 de agosto de 1999,página 12 A.
  10. Un pueblo y su conductor, Silvio Campos Martínez, 1973
  11. Itinerario de la Catedral Vieja. De cimiento, a ruinas, a cimiento. La Prensa, sábado 31 de agosto de 1996, página 9
  12. Antigua Catedral se cae a pedazos. La Prensa, miércoles 8 de noviembre de 2000, página 9
  13. «Vieja Catedral sufrió daños». El Nuevo Diario. Consultado el 23 de abril de 2014.
  14. ídem
  15. «Alcaldía descarta derribar la Antigua Catedral». La Prensa. Consultado el 6 de mayo de 2014.

Enlaces externos[editar]

Coordenadas: 12°09′22″N 86°16′16″O / 12.1561111111, -86.2711111111{{#coordinates:}}: no puede tener más de una etiqueta principal por página