Alargamiento de corona

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El alargamiento de corona es un procedimiento quirúrgico cuya función es la remodelación del contorno de los tejidos de la encía y, a menudo, del hueso subyacente, alrededor de uno o más dientes para que quede expuesta la suficiente de la pieza dental. El alargamiento de corona se incluye dentro de las denominadas técnicas de cirugía periodontal.

Indicaciones de la cirugía periodontal[editar]

Uno de los objetivos primordiales de las técnicas de cirugía periodontal es la exéresis de las bolsas periodontales que se forman como consecuencia de la enfermedad periodontal. Las bolsas periodontales pueden clasificarse en:

  • Bolsas gingivales: se caracterizan por un aumento de tamaño del borde libre gingival, un epitelio de inserción conservado y por no presentar destrucción ósea.
  • Bolsas supracrestales: en ellas se observa un desplazamiento apical del epitelio de inserción; siempre por encima del hueso de la cresta, existe destrucción ósea y la pared de la bolsa es está formada exclusivamente por tejido blando.
  • Bolsas infra-óseas: existe desplazamiento del epitelio de inserción apical a la cresta alveolar, su pared está constituida por tejido blando y óseo.

Además, pueden existir defectos de tejido blando como son la retracción o ausencia de la encía adherida. Su pérdida comporta que sea sustituida por la mucosa alveolar, fácilmente retráctil a merced de las inserciones musculares, lo que ocasiona inflamación y recidiva de la enfermedad periodontal. La pérdida de encía adherida puede deberse a un cepillado dental traumático, a la malposición del diente o a la posición del frenillo.

Existen otras técnicas, además del alargamiento de corona, para abordar el tratamiento de la eliminación de las bolsas periodontales:

  • Por medio del curetaje o legrado se consigue el raspado de la pared de tejido blando de la bolsa para convertir una herida infectada en una herida quirúrgica limpia. Así se consigue eliminar las bolsas gingivales con paredes de tejido edematoso.
  • También puede realizarse una gingivectomía, a través de la cual se corta la pared del tejido blando de la bolsa periodontal hasta el lugar de inserción del tejido, creando una estructura gingival fisiológica; por medio de esta técnica se consigue la eliminación de las bolsas gingivales con paredes fibrosas.
  • Gracias a la osteoplastia y a la ostectomía es posible extraer el hueso para eliminar las bolsas periodontales infra-óseas y así conseguir un contorno óseo más fisiológico. Finalmente hay que mencionar la posibilidad de emplear colgajos mucosos o mucoperiósticos para eliminar las mencionadas bolsas gingivales.

Objetivos de la cirugía periodontal[editar]

  • Eliminar las bolsas periodontales
  • Crear contornos de tejido que permitan desviar el alimento y los dentritus fuera de los márgenes gingivales.
  • Crear y mantener zonas de encía adherida lo suficientemente grandes como para que resistan la tracción de los frenillos y de las inserciones musculares, y la irritación producida por restauraciones dentales, cepillado de los dientes y masticación.
  • Proveer de acceso a las superficies radiculares para su curetaje y la aplicación de sustancias bactericidas y descalcificantes.
  • Restaurar el tejido periodontal perdido.

Limitaciones de la cirugía periodontal[editar]

  • No elimina los factores etiológicos.
  • No se elimina la movilidad de los dientes.
  • No siempre se puede restaurar el tejido perdido.
  • No siempre se puede eliminar por completo la bolsa sin destruir en demasiada cantidad el tejido sano.

Técnica del alargamiento de corona[editar]

El alargamiento de corona se utiliza frecuentemente como parte del plan de tratamiento de un diente al que se le va a hacer una corona. Así se provee del espacio necesario entre la pieza de soporte, el hueso y la corona, de modo que se eviten daños en los tejidos gingivales y del hueso. El odontólogo puede recomendar también un alargamiento de corona para poder hacer posible algún proceso restaurativo. Si un diente está demasiado gastado, tiene caries o está fracturado por debajo de la línea de las encías, el alargamiento de corona servirá para ajustar el nivel de las mismas y del hueso, dando acceso a una mayor parte del diente para que pueda ser restaurado.

El alargamiento de corona se utiliza también como técnica para eliminar las bolsas periodontales. La formación de bolsas periodontales se produce a consecuencia de la enfermedad periodontal, constituida por un grupo de cuadros clínicos de etiología infecciosa que producen lesiones inflamatorias con una elevada capacidad destructiva local. Existen diversos factores que inducen y favorecen la enfermedad periodontal, como son: los agentes irritantes locales, bien sean químicos o mecánicos; la placa dental; el sarro; los materiales porosos de restauración; desechos alimenticios y la respiración bucal. La encía responde a estos irritantes mediante una inflamación, provocando una hiperemia que aporta sustancias nutritivas, leucocitos y oxígeno, y que provoca cambios de color, forma y textura del tejido gingival. La gingivitis no tratada provocará que la inflamación se extienda hacia la profundidad del periodonto dañando la inserción epitelial, el ligamento periodontal y el hueso alveolar. La periodontitis es la forma más grave y destructiva de esta enfermedad. A medida que la reacción tisular se hace más profunda, se produce una bolsa periodontal porque al paciente le resulta complicado eliminar el cúmulo de agentes irritantes.

Con el alargamiento de corona se persigue la eliminación de la encía y del hueso para crear una corona clínica más larga y desplazar, en sentido apical, el margen gingival. Esta técnica combina la gingivectomía, gingivoplastia, ostectomía y la del colgajo de reposición apical.

Indicaciones del alargamiento de corona[editar]

  1. Hiperplasia gingival: gingivectomía y gingivoplastia.
  2. Corona clínica corta: gingivectomía y ostectomía.
  3. Fractura dentaria subgingival: gingivectomía y ostectomía u osteoplastia.
  4. Caries subgingival: gingivectomía y ostectomía.
  5. Perforaciones: gingivectomía
  6. Reabsorción radicular externa: gingivectomía y osteoplastia.
  7. Dientes no erupcionados: gingivectomía con gingivoplastia, ostectomía y colgajo de reposición apical.
  8. Erupción pasiva tardía: gingivectomía, ostectomía y colgajo de reposición apical.