Agente provocador

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un agente provocador (término original en francés: agent provocateur) es un agente de policía o una persona empleada por la policía u otra entidad para actuar encubiertamente y provocar a otra persona a cometer un delito o actos punibles o comprometedores. El término es habitualmente utilizado para hablar de agentes infiltrados en manifestaciones para inducir actitudes violentas que susciten la represión o el desprestigio de la organización o la causa que esta defiende.

En ocasiones, el término también se usa para referirse a una persona o grupo que practica tales actos de provocación aunque no tengan ninguna relación con la policía.

Los medios para ello suelen consistir en una estrategia engañosa desplegada o en un facilitamiento material, en la creación de oportunidades, o en la simple provocación para cometer el delito

M. Bohermer.

El agente provocador no es un instigador punible porque quiere evitar el delito, o sea la contrapartida de la instigación; en contraposición a tal afirmación, se ha planteado la opinión que considera que nada quita a que la actividad provocadora se plasme mediante un comportamiento de autoría o de participación, en todas sus formas. La creación o instigación al delito con el fin de que el eventual sospechoso caiga en la celada, generando así el dolo delictivo en quien no lo tiene, es lo que lo diferencia del agente encubierto. La jurisprudencia sostiene que, como la función de prevención excluye la producción misma del delito tentando inocentes, los medios de prueba que aporte un mero agente provocador no serán utilizables.

En el Código de Derecho Penal español, por ejemplo, el delito provocado puede ser considerado como tentativa inidónea (resultando el delincuente impune), e incluso si el delito se produjera contra la voluntad del agente provocador éste podría ser condenado por delito imprudente. Existen artículos, como el 263bis de la Ley de Enjuiciamento Criminal, que permiten este tipo de artimañas, por ejemplo en temas antidroga. Sin embargo, el agente provocador es una figura de dudosa constitucionalidad y fundamentación como medio democrático, por lo que su legitimación es más propia como medio de espionaje, represor o dictatorial.

Prevención[editar]

Para prevenir infiltraciones de agentes provocadores,[1] los organizadores de manifestaciones largas o arriesgadas, pueden organizar su proprio servicio de orden,[2] [3] y hacer copwatching.[4]

Bibliografía[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Stratfor (2004)
  2. Belyaeva et al. (2007), § 7-8, 156-162
  3. Bryan, Dominic The Anthropology of Ritual: Monitoring and Stewarding Demonstrations in Northern Ireland, Anthropology in Action, Volume 13, Numbers 1-2, January 2006, pp.22-31(10)
  4. Giambartolomei, Andrea (2010) In Francia va di moda schedare gli agenti in borghese. “Serve per denunciare gli eccessi”, January 10th 2010