Estrategia de la tensión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La expresión estrategia de la tensión define al conjunto de atentados terroristas que tuvieron lugar en Europa (sobre todo en Italia) los decenios siguientes a la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial. En Italia tuvieron especial intensidad entre 1969 y 1974.

Denominación[editar]

La expresión de estrategia de la tensión (en italiano: strategia della tensione) se utilizó por primera vez tras el atentado de Piazza Fontana (12 de diciembre de 1969) en la Banca Nazionale dell'Agricoltura de Piazza Fontana en Milán. En este atentado murieron 16 personas y 88 resultaron heridas. Dicho atentado, así como el de Peteano (provincia de Gorizia, en Italia) y otros, fueron identificados como parte de una estrategia planificada y ejecutada como parte de la Operación Gladio, organización paramilitar secreta instruida, financiada y organizada por la OTAN, la CIA y el MI6 británico. Los atentados fueron durante años atribuidos a las Brigadas Rojas.[1]

Objetivos[editar]

Organizados por grupos de extrema derecha con la colaboración de los servicios secretos del Estado, el objetivo principal de la estrategia de la tensión era crear una situación de alarma y terror que justificara la instauración de un estado policial. Se trataba de atribuir la responsabilidad de los atentados a la extrema izquierda para deslegitimizar, en el caso italiano, al Partido Comunista (PCI) que en aquellos años de la Guerra Fría estaba muy cerca de convertirse en el primer partido político italiano.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Daniele Ganser (16 de mayo de 2014). «Les historiens, le 11 septembre et les armées secrètes de Gladio» (en francés). Silvia Cattori écrits politiques. Consultado el 24 de mayo de 2014.