7 × 57 mm Mauser

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dos cartuchos 7 x 57 Mauser junto a un cartucho 7,5 x 55 Schmidt-Rubin (centro), .308 Winchester y .223 Rem.

El cartucho 7 × 57 mm, también conocido como 7 mm Mauser, 7 × 57 mm Mauser, 7 mm Mauser Español en los Estados Unidos y .275 Rigby en el Reino Unido, fue desarrollado por Paul Mauser de la compañía Mauser en 1892 y adoptado por España como cartucho militar en 1893.[1] Fue consecuentemente adoptado como cartucho militar estándar por varios países. Se le reconoce como un hito en el diseño de cartuchos modernos y aunque obsoleto como cartucho militar, tiene un amplio empleo a nivel internacional como cartucho de cacería. El 7 x 57 ha sido meritoriamente descrito como "el deleite de un experto en balística". Muchos fusiles de cacería en este calibre fueron fabricados por armeros británicos, siendo John Rigby el más conocido entre estos; debido a la usanza británica de nombrar los calibres en pulgadas, Rigby denominó a este calibre como .275 Rigby tras medir el espacio entre las estrías del ánima del cañón de un fusil calibre 7 mm.[1]

Historia[editar]

El Ejército español adoptó un nuevo fusil Mauser en 1893. Este empleaba un cartucho de percusión central cargado con pólvora sin humo y que montaba una bala con un diámetro nominal de 7 mm (0.285 pulgadas), con un casquillo de 57 mm de largo - de allí los nombres de "7x57mm Mauser" y "7x57mm Mauser Español". La bala pesaba 11 gramos (175 granos) y tenía una velocidad de boca de aproximadamente 700 metros/segundo (2300 pies/segundo).[1] Para finales del siglo XIX, estas características eran impresionantes. El cambio en el modelo de la bala, de una con punta redonda a una puntiaguda, fue en parte responsable del desempeño del cartucho al reducir la resistencia al aire dentro de las distancias de combate habituales.

Cartucho militar[editar]

Las cualidades del 7 x 57 Mauser como cartucho militar se observaron en la Guerra Hispano-Estadounidense y la Segunda Guerra de los Bóers en África del Sur. Theodore Roosevelt y los Rough Riders sufrieron muchas bajas al atacar una fuerza numéricamente inferior, armada con fusiles Mauser Modelo 93. Igualmente, los soldados británicos que peleaban en África del Sur fueron obligados a reevaluar el diseño de sus fusiles y municiones, así como sus tácticas tras enfrentrase a francotiradores bóer armados con fusiles Mauser Modelo 1895 que disparaban cartuchos 7 x 57 Mauser con gran efectividad, simplemente sobrepasando el alcance del cartucho .303 British en lo que a disparos a larga distancia respecta.[2] El cartucho .303 de aquel entonces todavía empleaba cordita como carga propulsora, en comparación con la pólvora sin humo similar a la balistita empleada en los cartuchos del Mauser.[3] Los británicos modernizaron las anteriores variantes del cartucho .303 British a la Mark 7, que empleba pólvora sin humo al igual que el 7 x 57 Mauser, mejorando también su fusil con el modelo Lee-Enfield No. 1 Mk III.

Usuarios[editar]

Dimensiones[editar]

El casquillo del cartucho 7 x 57 Mauser tiene una capacidad de 3,90 mililitros (60 granos) de agua. La forma exterior de éste fue diseñada para facilitar su alimentación y extracción bajo condiciones severas, tanto en fusiles de cerrojo como en ametralladoras.

7 x 57.jpg

Dimensiones máximas del cartucho 7 x 57 según la C.I.P. Todas son en milímetros (mm).

Los estadounidenses definirían el ángulo del hombro de este cartucho en alpha/2 ≈ 20,55 grados. La tasa de giro habitual del estriado para este cartucho es de 220 mm (1 a 8.66 pulgadas), con 4 estrías (diámetro del espacio entre estas = 6,98 mm, diámetro de las estrías = 7,24 mm, ancho del espacio ente estas = 3,90 mm) y lleva un gran fulminante en el culote.

Según las nomrmas oficiales de la C.I.P., el casquillo del 7 x 57 Mauser puede soportar presiones de hasta 390 MPa (56564 psi). En los países regulados por la C.I.P. , cada fusil y su respectivo cartucho deben ser probados al 125% de la presión máxima fijada por la C.I.P. para certificar su seguridad y poder ser vendidos. En comparación, la Asociación de industrias estadounidenses SAAMI especifica una presión máxima de 46000 UCP (Unidades Copper de Presión).[4] Esta especificación más baja se debe a los cerrojos y cajones de mecanismos más débiles de los fusiles Mauser 93 y 95, que todavía se encuentran en uso.[4]

Los cartuchos 7 mm europeos montan una bala con un diámetro de 7,24 mm (0.285 pulgadas), mientas que los cartuchos 7 mm estadounidenses montan balas con un diámetro de 7,21 mm (0.284 pulgadas).

Cartucho de cacería[editar]

Cartucho de cacería 7 x 57 Mauser.

Las características del 7 x 57 Mauser lo hicieron popular entre los cazadores de ciervos. Su trayectoria relativamente plana y retroceso manejable le aseguraron su lugar como cartucho de caza. El 7 x 57 Mauser puede ofrecer una muy buena capacidad de penetración debido a la rápida tasa de rotación que le permite disparar balas largas y pesadas con una gran densidad seccional. Esto lo hizo popular en África, donde era empleado para abatir animales de gran tamaño, inclusive elefantes, por lo que era muy apreciado por el cazador de marfil W. D. M. Bell, que abatió 1011 elefantes con un fusil calibre 7 x 57 Mauser, cuando la mayoría de cazadores de marfil empleaban fusiles de grueso calibre. Bell escogió este cartucho por su moderado retroceso y empleba balas militares encamisadas de 11 gramos para una penetración efectiva. Bell seccionó el cráneo de un elefante para determinar el tamaño y la ubicación del cerebro, además de emplear una cuidadosa puntería para asegurar un impacto directo en el cerebro.[1]

El 7 x 57 Mauser también fue el cartucho predilecto de Eleanor O'Connor, esposa del famoso cazador y reportero Jack O'Connor. Eleanor acompañó a su esposo en varias expediciones de caza alrededor del mundo, abatiendo piezas menores y mayores con el 7 x 57 Mauser. Aunque no tan popular hoy en día, el 7 x 57 Mauser todavía es producido por la mayor parte de los grandes fabricantes de munición y se encuentran disponibles varios fusiles modernos que emplean este cartucho.

Debido a la edad y las características metalúrgicas de los fusiles para los cuales fue originalmente diseñado, muchos de los cuales todavía funcionan, la mayor parte de los cartuchos 7 x 57 Mauser producidos en los Estados Unidos llevan cargas propulsoras que producen una menor presión. Los cartuchos producidos en los países europeos miembros de la C.I.P. son frecuentemente cargados para obtener altas velocidades y presiones, por lo cual solo pueden ser empleados con seguridad en fusiles "modernos" que emplean este cartucho. Los fusiles más viejos pueden disparar cartuchos modernos, pero deber ser revisados por un armero competente y ser declarados seguros antes de disparar con ellos.

El cartucho 7,92 x 57 Mauser ("8 mm Mauser") y el 7 x 57 Mauser ("7 mm Mauser") no son intercambiables; se pueden producir daños o heridas de gravedad.'

Armas que emplean el 7 x 57 Mauser[editar]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. a b c d Jim Wilson "A Perfectly Delightful Cartridge: 7x57 mm Mauser" American Rifleman November 2009 pp.53–55
  2. Mauser Model 95 / Plezier Mauser 7x57mm
  3. David Cushman. «History of the .303 British Calibre Service Ammunition Round».
  4. a b Allan Jones, ed. (June 2008), Speer Reloading Manual, #14, pp. 360, ISBN 978-0-9791860-0-4 

Enlaces externos[editar]