Xenospiza baileyi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Xenospiza»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Xenospiza baileyi
Sierra Madre Sparrow (Xenospiza baileyi) (5911746921).jpg
Estado de conservación
En peligro (EN)
En peligro (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Passeriformes
Familia: Passerellidae
Género: Xenospiza
Bangs, 1931
Especie: X. baileyi
(Bangs, 1931
Sinonimia

Ammodramus baileyi

El chingolo serrano[2]​ o gorrión zacatero serrano[3]​ (Xenospiza baileyi) es una especie de ave paseriforme de la familia Passerellidae endémica de México. Se encuentra en peligro de extinción.

Descripción[editar]

Los adultos miden en promedio 12 cm de longitud del pico a la cola. Pertenece al género monotípico Xenospiza. Es de apariencia similar a los gorriones pantaneros (género Ammodramus) y de hecho algunos científicos lo incluyen dentro de ese género. Comparte con ellos el color rojizo en la región dorsal y el blanco en la región ventral, así como el rayado abundante. Sin embargo, se distingue por la cola comparativamente larga y poco apuntada, además de su hábitat, restringido a pastizales alpinos en regiones muy elevadas.

Habita en áreas ricas en pastos, ya sea en campo abierto, en bosques, o en la cercanía de cuerpos de agua. Se distribuye en tierras altas de clima templado en el oeste y centro de México, muy localizado en la Sierra Madre Occidental (estados de Jalisco y Durango) y en el Eje Neovolcánico (Morelos, Estado de México y el Distrito Federal).

Es extremadamente raro, y su hábitat se encuentra amenazado por la creación de zonas de pastoreo. BirdLife International considera que la población está decayendo, y por lo tanto la especie pronto podría ser considerada en peligro crítico.

Sistemática[editar]

Las dos poblaciones han sido propuestas como dos subespecies: X. b. baileyi y X. b. sierrae. Sin embargo, tal subdivisión es asumida generalmente como inválida en razón de que las supuestas diferencias entre poblaciones son más bien diferencias entre individuos. Con todo, las dos poblaciones, aisladas geográficamente, no tendrían flujo genético entre sí y por lo tanto constituirían dos unidades evolutivas separadas.

Historia[editar]

El gorrión zacatero serrano fue descubierto por científicos en la Sierra de Bolaños, cerca del pueblo del mismo nombre, Jalisco, en 1889. Se pensó que los especímenes recolectados eran formas aberrantes del gorrión sabanero común (Passerculus sandwichensis) o del gorrión melódico (Melospiza melodia), o híbridos. No fue sino hasta 1931, cuando se capturó otro ejemplar cerca de la ciudad de Durango, que se distinguió la nueva especie. La población sureña no se descubrió sino hasta 1945, pero desde entonces se ha registrado en varias áreas del Distrito Federal, Morelos y el Estado de México.

En 1951 se capturaron 5 especímenes cerca de El Salto, Durango. Desde entonces no hubo nuevos registros para la población norteña, que se pensó desaparecida hasta 2004, cuando se descubrió una pequeña población cerca de la misma localidad.

Notas[editar]

  1. BirdLife International (2016). «Xenospiza baileyi». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2017.2 (en inglés). ISSN 2307-8235. Consultado el 3 de octubre de 2017. 
  2. De Juana, E; Del Hoyo, J; Fernández-Cruz, M; Ferrer, X; Sáez-Royuela, R; Sargatal, J (2012). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Decimosexta parte: Orden Passeriformes, Familias Thraupidae a Icteridae)». Ardeola. Handbook of the Birds of the World (Madrid: SEO/BirdLife) 59 (1): 157-166. ISSN 0570-7358. Consultado el 10 de octubre de 2017. 
  3. Sada, Phillips y Ramos, 1984

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]