Vertiente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Vertiente, en geomorfología, es una superficie topográfica inclinada situada entre los puntos altos o puntos culminantes del relieve (picos, crestas, bordes de cerros o mesetas) y los bajos (pies de vertiente, vaguadas o valles, cauces).

Tipos de Vertiente[editar]

Los modelados de las vertientes presentan cuatro tipos fundamentales: las vertientes de gelifracción, las de gelifluxión, las que tienen rellanos goletz y las que tienen canales de aludes. 

-Las vertientes de gelifracción se deben a la fragmentación de las rocas coherentes por efecto de la crioclastia. Presentan una sucesión de agujas y pináculos fruto de las debilidades presentadas por las diaclasas. A los pies de estas vertientes se forman conos y taludes continuos notablemente regulares, solo rotos por los efectos de la arroyada del agua de fusión. 

-Las vertientes de gelifluxión las encontraremos en aquellas pendientes que estén formadas por materiales arcillosos que favorezca la solifluxión. Presentan un aspecto caótico producto de la naturaleza de los movimientos masivos en pendiente. En laderas poco pronunciadas aparecen los suelos poligonales. Cuanto mayor es la pendiente mayor es la presencia de coladas de barro, nichos de solifluxión y caballones. En estas vertientes la arroyada difusa provoca surcos vivos. 

-Las vertientes con rellanos goletz están organizadas en escalones más o menos horizontales de un centenar de metros de anchura y separados por taludes de varios metros de altura. Esta estructura permite la diferenciación nítida de las formaciones superficiales. Los elementos más groseros se localizan en los taludes, mientras que los finos se dispersan en la llanura, que incluso adopta formaciones de suelos poligonales. 

-Las vertientes con canales de aludes se localizan en los sectores con grandes cantidades de nieve, capaz de provocar avalanchas. Se observan grandes y profundos surcos, rectilíneos, que han sido excavados por los aludes. Eventualmente han podido ser retocados por la gelifracción. Los conos de derrubios reúnen los fragmentos en el fondo de las avalanchas, transportados por la nieve.

Características de valles y vertientes[editar]

Los valles se caracterizan por las formas de sus vertientes (secciones transversales). El perfil de una vertiente puede ser regular o irregular (es decir, con rupturas de pendiente), resultado de la acción de la erosión sobre una litología concreta, variando a lo largo de la historia geológica según las condiciones paleoclimáticas y la fitoestabilización (presencia de cobertura vegetal y suelos más o menos desarrollados).

Una vertiente se caracteriza por:

  • su altura y longitud, que determinan su desnivel o pendiente;
  • su perfil regular o irregular (presencia de bancos, de terrazas fluviales); las pendientes reguladas o vertientes de Richter (que llevan el nombre de un geomorfólogo suizo) son las vertientes rectilíneas y claramente inclinadas, de 25 a 35°, sin rupturas de pendiente;[1]
  • su superficie: suelo, afloramientos rocosos, pedreros;
  • su exposición al sol: solana o umbría;
  • su vegetación (cliserie -escalonamiento por pisos-);
  • su aprovechamiento humano (aterrazamiento para cultivos, trazado de las vías de comunicación etc.);
  • su parecido al de una catarata

Cuenca hidrográfica y vertiente hidrográfica[editar]

El conjunto de las vertientes que desaguan a través de un mismo elemento, ya sea un sumidero, un río, un lago o un mar se conoce como cuenca vertiente o cuenca hidrográfica. Y al conjunto de todas las cuencas que desaguan en el mismo mar se le llama vertiente hidrográfica.

También se le suele llamar vertiente al escape de agua a la superficie de las napas subterráneas.

Véase también[editar]