Vertiente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Vertiente, en geomorfología, es una superficie topográfica inclinada situada entre los puntos altos o puntos culminantes del relieve (picos, crestas, bordes de cerros o mesetas) y los bajos (pies de vertiente, vaguadas o valles, cauces).

Características de valles y vertientes[editar]

Los valles se caracterizan por las formas de sus vertientes (secciones transversales). El perfil de una vertiente puede ser regular o irregular (es decir, con rupturas de pendiente), resultado de la acción de la erosión sobre una litología concreta, variando a lo largo de la historia geológica según las condiciones paleoclimáticas y la fitoestabilización (presencia de cobertura vegetal y suelos más o menos desarrollados).

Una vertiente se caracteriza por:

  • su altura y longitud, que determinan su desnivel o pendiente;
  • su perfil regular o irregular (presencia de bancos, de terrazas fluviales); las pendientes reguladas o vertientes de Richter (que llevan el nombre de un geomorfólogo suizo) son las vertientes rectilíneas y claramente inclinadas, de 25 a 35°, sin rupturas de pendiente;[1]
  • su superficie: suelo, afloramientos rocosos, pedreros;
  • su exposición al sol: solana o umbría;
  • su vegetación (cliserie -escalonamiento por pisos-);
  • su aprovechamiento humano (aterrazamiento para cultivos, trazado de las vías de comunicación etc.);

Cuenca hidrográfica y vertiente hidrográfica[editar]

El conjunto de las vertientes que desaguan a través de un mismo elemento, ya sea un sumidero, un río, un lago o un mar se conoce como cuenca vertiente o cuenca hidrográfica. Y al conjunto de todas las cuencas que desaguan en el mismo mar se le llama vertiente hidrográfica.

También se le suele llamar vertiente al escape de agua a la superficie de las napas subterráneas.

Véase también[editar]