Tornasol

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tornasol en polvo.

El tornasol es uno de los más conocidos indicadores de pH. Suministrado en una solución o tintura violeta normalmente, se torna de color rojo-anaranjado en contacto con compuestos ácidos, debajo de un índice de pH de 4,5 (de ahí su nombre) y oscurece sólo ligeramente con los alcalinos (por encima de un pH de 8,5), por lo que a veces suele emplearse tornasol al que se le ha añadido ácido clorhídrico para identificar bases. Su uso ha decaído en los últimos años debido a la perfección del indicador universal y de la fenolftaleína.

Obtención[editar]

El tornasol se encuentra en diversas especies de liquenes. Tradicionalmente se obtenía de Roccella tinctoria (endémica de Sudamérica), Roccella fuciformis (Angola y Madagascar), Roccella pygmaea (Argelia), Roccella phycopsis, Lecanora tartarea (Noruega y Suecia), Variolaria dealbata, Ochrolechia parella . Las fuentes principales en la actualidad son Roccella montagnei (Mozambique) y Dendrographa leucophoea (California).[cita requerida]

Suministro[editar]

El tornasol se suministra comúnmente en forma de una solución (llamada tintura) muy concentrada. En raras ocasiones se utiliza puro, en forma de polvo violeta altamente colorante, o en tiras indicadoras. Debido a la poca diferencia de color entre tornasol neutro y tornasol en contacto con una base, puede encontrarse con un añadido de un 1% de ácido clorhídrico o sulfúrico diluidos. En tal caso, su color es rojo y oscurece inmediatamente a violeta con un líquido básico.

Véase también[editar]

Referencias[editar]