Telecine

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El telecine o telecinado es un proceso para convertir una imagen registrada en un soporte fotoquímico —imagen sobre película cinematográfica— en imagen electrónica —imagen de vídeo—. También recibe el nombre de telecine el equipo que se usa con este fin.

Es necesario efectuar el telecinado de las películas que se han producido sobre celuloide para poder emitirlas por televisión. De hecho, la palabra telecine proviene de la contracción de televisión y cine. También es necesario realizar este proceso para poder publicar una película cinematográfica en soportes electrónicos como el DVD o Blu-Ray.

Otra de las posibilidades que ofrece el telecinado es la de poder manipular, mediante sistemas electrónicos, la imagen filmada previamente sobre soporte fotoquímico, durante la fase de postproducción. En este caso, el telecinado se efectúa escaneando —ver escáner— las imágenes para poder obtener un resultado de alta calidad que, más tarde, pueda volver a ser transferido a soporte celuloide manteniendo la calidad original de rodaje.

Las emisoras de televisión fueron las primeras empresas que realizaron telecinados. Para ello comenzaron utilizando proyectores de cine combinados con una pequeña pantalla de cristal esmerilado donde se proyectaba la imagen que era recogida por una cámara de televisión. Estos primeros telecinados eran de mala calidad y exigían una permanente atención por parte de los equipos técnicos de las emisoras que se veían obligados a ajustar manualmente el brillo y el contraste de la imagen electrónica, mucho menos tolerante que la fotoquímica a condiciones de iluminación extremas.

En la actualidad se usan otro tipo de telecines mucho más sofisticados que permiten efectuar transcripciones electrónicas de películas sobre celuloide. Estos sistemas procesan las imágenes digitalmente para que siempre haya un buen equilibrio entre luces y sombras, y un color correcto.

Pero el telecinado no sólo se utilizó para la emisión de películas. También se utilizó para la realización de programas de televisión, normalmente rodados en exteriores, ya que existían reticencias a utilizar las cámaras de televisión fuera de los platós a no ser que se tratara de una emisión en directo. De esta forma era común, sobre todo en series de televisión que combinaban interiores y exteriores, que se mezclaran en una misma producción imágenes de video con imágenes provenientes de telecinado. También era común el uso del telecinado en los primeros tiempos de la televisión en color en algunos países donde la utilización de cámaras de cine en color era más barata y llegó antes que la utilización de cámaras de televisión en color, con lo que los primeros programas en color se realizaban íntegramente en telecine.

Sistemas de televisión y telecinado[editar]

Las películas cinematográficas se ruedan a 24 imágenes por segundo (ips o Frames per second FPS en ingles). En cambio, los sistemas de televisión funcionan con distinto número de ips.

Los sistemas PAL y SECAM trabajan a 25 ips. Para telecinar en estos sistemas lo habitual es acelerar la película directamente para pasar de 24 a 25 imágenes por segundo. El sonido se acelera también, lo que aumenta el tono levemente, aunque no suele ser un problema grave.

El sistema NTSC, al trabajar a 30 ips por segundo, obliga a efectuar una serie de procesos más complejos para realizar telecinados, ya que si se aumentara simplemente la velocidad de proyección se producirían distorsiones —imagen mucho más rápida y sonido mucho más agudo— intolerables. Por ello se usa un sistema denominado pulldown para adaptar la velocidad de 24 a 30 ips.

Véase también[editar]

Referencias[editar]