Teatro de Marcelo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El teatro de Marcelo.

El teatro de Marcelo es un teatro edificado en la Antigua Roma, parcialmente conservado. Fue promovido por Julio César y acabado por Augusto entre los años 13-11 a. C. Fue el primer teatro de la capital permanente y de piedra, pues hasta entonces habían sido provisionales y de madera, y fue dedicado a Marco Claudio Marcelo, sobrino de Augusto, en un acto de piedad, ya que este príncipe murió prematuramente en el 23 a. C., antes de que este edificio se levantase en el Campo de Marte. En el año 17 a. C., cuando las obras aún no habían sido terminadas, Augusto hizo celebrar en el teatro los famosos Juegos Seculares (ludi saecularis), cantados por Horacio.

Descripción[editar]

Se calcula que la cavea, con 129,80 metros de diámetro, podía albergar a entre 15 000 y 20 000 espectadores,[1][2]​ convirtiéndose así en el segundo teatro más grande de la Roma de los Césares, por detrás del de Pompeyo.[2]​ El espacio destinado al coro tiene 37 metros de diámetro; el escenario, del que no quedan restos, estaba flanqueado por dos salas con ábside, de una de las cuales quedan aún en pie una pilastra y una columna. Detrás del escenario había una gran exedra semicircular con los dos pequeños templos.

Aspecto exterior actual del teatro.

El material de fachada es travertino de la cantera del Barco, cerca de los Baños de Tívoli, el mismo que el del Coliseo. Y también como en éste las arquerías se revisten de los órdenes clásicos superpuestos, en este caso el dórico (toscano) abajo y el jónico encima. La estructura del edificio está hecha de opus caementicium, una mezcla líquida que incluye arena, cascotes de piedra, piedra volcánica o puzolana y cal. La misma se vierte en moldes de madera para darle forma hasta que solidifica, tal como se hace en la actualidad con el hormigón. Mientras el concreto estaba fresco se le adosaba el material de fachada cortado en trozos, tal como se hizo en este caso con el travertino. Está técnica de revestir el concreto fresco con piedra se denomina Opus incertum. También se empleó en su construcción ladrillo refractario romano, que entonces era una novedad recién introducida desde Grecia.[3]

Historia[editar]

El teatro fue terminado el 13 a. C. y formalmente inaugurado el año 12 a. C.[1]​ Resultó dañado en el Gran incendio de Roma del año 64, así como durante las luchas entre Vespasiano y Vitelio. Fue finalmente abandonado a principios del siglo IV. Rápidamente fue utilizado como cantera, pues ya en el mismo s. IV sus bloques se utilizaron para reparar el puente Cestio.

En el año 1150 fue transformado en fortaleza, lo que le evitó futuras destrucciones. En el siglo XIII, el edificio fue ocupado por la noble familia Savelli; en el XVIII pasó a ser propiedad de los Orsini. El hermoso palacio renacentista que ocupa el tercer piso de la fachada externa de la cavea es obra del arquitecto Baldassarre Peruzzi.

El Teatro de Marcelo, tal y como lo vemos hoy, es fruto de una meritoria labor de restauración y liberación de los posteriores postizos y ocupantes llevada a cabo entre 1926 y 1932.

Referencias[editar]

  1. a b Leland M. Roth, 1993, Understanding Architecture: Its Elements, History and Meaning, (Westview Press: Boulder, CO ISBN 0-06-430158-3 y Dion Casio 53.30.5., pp. 230-31.
  2. a b Cartwright, Mark. «Theatre of Marcellus». Ancient History Encyclopedia. Ancient History Encyclopedia Limited. Consultado el 5 de noviembre de 2013. 
  3. Blagg, T.F.C., "Brick and tile" section, in "Architecture, 1, a) Religious", section in Diane Favro, et al. "Rome, ancient." Grove Art Online. Oxford Art Online. Oxford University Press, subscription required.

Enlaces externos[editar]

Coordenadas: 41°53′31.37″N 12°28′46.7″E / 41.8920472, 12.479639