Exedra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Exedra proyectada por Leon von Klenze para el Hermitage

En arquitectura, una exedra, palabra proveniente del latín exedra[1] es, generalmente, una construcción descubierta, de planta circular, con asientos y respaldos fijos en la parte interior de la curva. Las exedras se colocan a menudo en la fachada de un palacio, pero diseñadas como abertura en la pared interna. El espacio abierto puede ser también una palestra.[1]

El significado griego original, (un asiento en el exterior de la puerta), ha sido aplicado a una habitación que se abre y es circundada por bancos de piedra altos y curvos: un ambiente abierto destinado a servir de lugar de encuentro y conversación filosófica. Una exedra puede también destacar de un espacio vacío y curvo dentro de una columnata quizás con unos asientos semicirculares. En la casa griega y romana estaba abierta al peristilo.[1]

La exedra alcanzó especial popularidad en la arquitectura romana durante el siglo I con los arquitectos de Nerón que incorporaron la exedra a lo largo de la planificación de su Domus Aurea, enriqueciendo los volúmenes de las salas, algo muy pretencioso, pues nadie había visto cúpulas y exedras en una vivienda.

La exedra fue ampliamente adoptada por los romanos para consolidarse en épocas históricas posteriores (a partir de la arquitectura románica y de la arquitectura bizantina). Por ejemplo, en las iglesias el coro que rodea al presbiterio.[1]

Referencias[editar]

  1. a b c d Lajo Pérez, Rosina (1990). Léxico de arte. Madrid - España: Akal. p. 76. ISBN 978-84-460-0924-5.