Sistema de crédito social chino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El sistema de crédito social chino (en chino: 社会信用体系; en pinyin: shèhuì xìnyòng tǐxì) es una calificación crediticia nacional y una lista negra desarrollada por el gobierno de la República Popular China.[1][2]​ El programa inició pruebas regionales en 2009, antes de lanzar un piloto nacional con ocho empresas de calificación crediticia en 2014[3]​. Fue presentado formalmente por primera vez por el entonces primer ministro chino, Wen Jiabao, el 20 de octubre de 2011, durante una de las reuniones del Consejo de Estado.[4]​ Administrado por la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC), el Banco Popular de China (PBOC) y la Corte Suprema Popular (SPC), desde 2016 el sistema está destinado para estandarizar la función de calificación crediticia y realizar evaluaciones financieras y sociales para empresas e instituciones gubernamentales, individuos y organizaciones no gubernamentales que operan en el país[1][5][6]​ Aparte de las controversias y preocupaciones, el Sistema de Crédito Social también generó una gran cantidad de informes erróneos y conceptos erróneos en los medios debido a errores de traducción, sensacionalismo, información contradictoria y falta de un análisis exhaustivo.[7][8][9]​ El ejemplo destacado incluye la suposición errónea generalizada de que los ciudadanos chinos son recompensados y castigados en función de una puntuación numérica asignada por el sistema.[6][10][11][12]

El sistema de crédito social es una ampliación del sistema de calificación crediticia financiera existente en China.[13]​ El sistema se remonta a la década de 1980, cuando el gobierno intentó desarrollar un sistema de calificación crediticia bancaria y financiera personal, especialmente para las personas que habitan en zonas rurales y pequeñas empresas carentes de registros legales. El gobierno chino ha proclamado como objetivo mejorar la confianza social y regular las empresas con respecto a cuestiones como la seguridad alimentaria, el robo de propiedad intelectual y el fraude financiero.[13][14]​ Los partidarios afirman que el sistema ayuda a regular el comportamiento social, mejora la "confiabilidad" de los ciudadanos en el seguimiento de actividades como el pago de impuestos y facturas a tiempo, y promueve los valores tradicionales.[15][16]​ Los críticos del sistema afirman que traspasa el estado de derecho y viola los derechos legales de los residentes y las organizaciones, especialmente el derecho a la reputación, el derecho a la privacidad y la dignidad personal, y que el sistema es una herramienta para la vigilancia gubernamental y la supresión de la disidencia del gobierno chino.[17][18][19]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Central Government of China (en Chinese (China)) http://www.gov.cn/zhengce/content/2014-06/27/content_8913.htm |url= sin título (ayuda). Consultado el 10 de noviembre de 2019.  Parámetro desconocido |script-title= ignorado (ayuda)
  2. name=volkskrant3979668>«China rates its own citizens – including online behaviour». www.volkskrant.nl. 25 de abril de 2015. Consultado el 26 de diciembre de 2015. 
  3. «Rethinking the Social Credit System: A Long Road to Establishing Trust in Chinese Society». Symposium on Applications of Contextual Integrity: 28-29. 2019 – via Privaci.info. 
  4. «What is China's social credit system and why is it controversial?». South China Morning Post (en inglés). 9 de agosto de 2020. Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  5. Meissner, Mirjam (24 de mayo de 2017). «China's Social Credit System: A big-data enabled approach to market regulation with broad implications for doing business in China». www.merics.org. Archivado desde el original el 17 de marzo de 2018. Consultado el 11 de julio de 2017.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  6. a b «China's Social Credit System in 2021: From fragmentation towards integration». Mercator Institute for China Studies. 3 de marzo de 2021. 
  7. Matsakis, Louise (29 de julio de 2019). «How the West Got China's Social Credit System Wrong». WIRED. 
  8. Horsley, Jamie (16 de noviembre de 2018). «China's Orwellian Social Credit Score Isn't Real». Foreign Policy. 
  9. «China's Social Credit System: Fact vs. Fiction». The Diplomat. 3 de julio de 2021. 
  10. Matsakis, Louise (2019). «How the West Got China's Social Credit System Wrong». Wired (en inglés). Consultado el 11 de enero de 2020. 
  11. Brussee, Vincent (15 de septiembre de 2021). «China's Social Credit System Is Actually Quite Boring». The Diplomat. 
  12. «People Don't Understand China's Social Credit, and These Memes Are Proof». VICE. 25 de octubre de 2021. 
  13. a b «China's Social Credit System: Speculation vs. Reality». The Diplomat. Archivado desde el original el 4 de mayo de 2021. 
  14. Hoffman, Samantha (12 de diciembre de 2017). «Programming China: The Communist Party's autonomic approach to managing state security». MERICS CHINA MONITOR. Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2018. Consultado el 15 de diciembre de 2018. 
  15. Kostka, Genia (23 de julio de 2018). China's Social Credit Systems and Public Opinion: Explaining High Levels of Approval (en inglés). Rochester, NY. SSRN 3215138. 
  16. «Study: More than two thirds of Chinese take a positive view of social credit systems in their country». Freie Universität Berlin. 23 de julio de 2018. 
  17. Takala, Rudy (7 de mayo de 2018). «The West could be closer to China's system of 'social credit scoring' than you think». The Hill (en inglés). Consultado el 11 de noviembre de 2019. 
  18. «The Human Rights Implications of China's Social Credit System». OHRH (en inglés). 6 de septiembre de 2019. Consultado el 12 de noviembre de 2019. 
  19. Kostka, Genia (13 de febrero de 2019). «China's social credit systems and public opinion: Explaining high levels of approval». New Media & Society (en inglés) 21 (7): 1565-1593. ISSN 1461-4448. doi:10.1177/1461444819826402.