Sistema de crédito social chino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El sistema de crédito social chino (en chino: 社会信用体系; en pinyin: shèhuì xìnyòng tǐxì) es una calificación crediticia nacional y una lista negra desarrollada por el gobierno de la República Popular China.[1]​ El programa inició pruebas regionales en 2009, antes de lanzar un piloto nacional con ocho empresas de calificación crediticia en 2014. Fue presentado formalmente por primera vez por el entonces primer ministro chino, Wen Jiabao, el 20 de octubre de 2011, durante una de las reuniones del Consejo de Estado.[2]​ Administrado por la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC), el Banco Popular de China (PBOC) y la Corte Suprema Popular (SPC), desde 2016 el sistema está destinado para estandarizar la función de calificación crediticia y realizar evaluaciones financieras y sociales para empresas e instituciones gubernamentales, individuos y organizaciones no gubernamentales que operan en el país.[3][4][5]

El mecanismo busca medir el comportamiento social y confiabilidad de las personas y empresas, y a partir de ello, repartir beneficios y castigos en el acceso a servicios. Así, por ejemplo, una persona con mal puntaje, podría tener dificultades para conseguir un boleto de avión, mientras que una con buen puntaje podría tener facilidades para obtener una cita médica.[3][6]​ El sistema también impactaría en las plataformas privadas, afectando, por ejemplo, la reputación en páginas de citas.[7]​ El sistema usaría los macrodatos de las personas, tanto públicos como privados. Esto le ha valido ser calificado como una nueva versión de los sistemas de vigilancia del Partido Comunista de China.[8]

El sistema de crédito social es una extensión del sistema de calificación crediticia financiera existente en China.[9]​ El sistema se remonta a la década de 1980, cuando el gobierno intentó desarrollar un sistema de calificación crediticia bancaria y financiera personal, especialmente para las personas que habitan en zonas rurales y pequeñas empresas carentes de registros legales. El gobierno chino ha proclamado como objetivo mejorar la confianza social y regular las empresas con respecto a cuestiones como la seguridad alimentaria, el robo de propiedad intelectual y el fraude financiero.[9][10]​ Los partidarios afirman que el sistema ayuda a regular el comportamiento social, mejora la "confiabilidad" de los ciudadanos en el seguimiento de actividades como el pago de impuestos y facturas a tiempo, y promueve los valores tradicionales.[11][12]​ Los críticos del sistema afirman que traspasa el estado de derecho y viola los derechos legales de los residentes y las organizaciones, especialmente el derecho a la reputación, el derecho a la privacidad y la dignidad personal, y que el sistema es una herramienta para la vigilancia gubernamental y la supresión de la disidencia del gobierno chino.[13][14][15]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Zhong, Yuhao (Summer 2019). «Rethinking the Social Credit System: A Long Road to Establishing Trust in Chinese Society». Symposium on Applications of Contextual Integrity: 28-29 – via Privaci.info. 
  2. «What is China's social credit system and why is it controversial?». South China Morning Post (en inglés). 9 de agosto de 2020. Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  3. a b Marr, Bernard. «Chinese Social Credit Score: Utopian Big Data Bliss Or Black Mirror On Steroids?». Forbes (en inglés). Consultado el 27 de agosto de 2019. 
  4. Meissner, Mirjam (21 de mayo de 2017). «China's Social Credit System: A big-data enabled approach to market regulation with broad implications for doing business in China». www.merics.org. Archivado desde el original el 17 de marzo de 2018. Consultado el 22 de octubre de 2021. 
  5. «China's Social Credit System in 2021: From fragmentation towards integration». Mercator Institute for China Studies. 3 de marzo de 2021. 
  6. Kobie, Nicole (7 de junio de 2019). «The complicated truth about China's social credit system». Wired UK. ISSN 1357-0978. Consultado el 27 de agosto de 2019. 
  7. Tele 13. «Los detalles del sistema de puntaje social chino que imita a Black Mirror». https://www.facebook.com/teletrece. Consultado el 27 de agosto de 2019. 
  8. Botsman, Rachel (21 de octubre de 2017). «Big data meets Big Brother as China moves to rate its citizens». Wired UK. ISSN 1357-0978. Consultado el 27 de agosto de 2019. 
  9. a b «China's Social Credit System: Speculation vs. Reality». The Diplomat. Archivado desde el original el 4 de mayo de 2021. 
  10. Hoffman, Samantha (12 de diciembre de 2017). «Programming China: The Communist Party's autonomic approach to managing state security». MERICS CHINA MONITOR. Consultado el 15 de diciembre de 2018. 
  11. Kostka, Genia (23 de julio de 2018). China's Social Credit Systems and Public Opinion: Explaining High Levels of Approval (en inglés). Rochester, NY. SSRN 3215138. 
  12. «Study: More than two thirds of Chinese take a positive view of social credit systems in their country». Freie Universität Berlin. 23 July 2018. 
  13. Takala, Rudy (7 de mayo de 2018). «The West could be closer to China's system of 'social credit scoring' than you think». The Hill (en inglés). Consultado el 11 de noviembre de 2019. 
  14. «The Human Rights Implications of China's Social Credit System». OHRH (en inglés). 6 de septiembre de 2019. Consultado el 12 de noviembre de 2019. 
  15. Kostka, Genia (13 de febrero de 2019). «China's social credit systems and public opinion: Explaining high levels of approval». New Media & Society (en inglés) 21 (7): 1565-1593. ISSN 1461-4448. doi:10.1177/1461444819826402.