Sapindales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Sapindales
Acer-negundo-total.JPG
Taxonomía
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Rosidae
Malvidae
Orden: Sapindales
Dumortier
Familias

Las Sapindales son un orden de plantas dicotiledóneas, genéticamente próximo al orden Malvales; en las clasificaciones actuales incluyen, entre las familias más conocidas a los Citrus, los cítricos.

Se caracterizan por poseer dos verticilos de estambres (a veces uno reducido a estaminodios), de manera que son predominantemente pentacíclicas. Disco nectarífero de posición variable (a veces reducido a glándulas internas).

Predominan las hojas compuestas (si bien en los citrus son simples), el hábito leñoso, las flores pentámeras y el ovario súpero. Las inflorescencias son cimosas.

Inbtroducción[editar]

Las Sapindales son plantas disciformes superovariadas dialipétalas, es decir, plantas con flores en forma de disco y pétalos libres. Incluyen unas 7.000 especies. Según L. Emberger (1960), 19 familias principales pertenecen, con mayor o menor certeza, a este orden. Las principales son las Sapindaceae, Anacardiaceae, Rutaceae, Burseraceae, Simaroubaceae y Meliaceae. Se dividen en dos grupos, uno cercano a las Sapindáceas y otro a las Rutáceas. Así, este orden fue en su día dos, o incluso tres, órdenes: los Rutales, los Sapindales y los Terebinthales.[1]

Las características generales de las Sapindales son su ubicación tropical o subtropical, el carácter leñoso del aparato vegetativo, la presencia de un aparato secretor interno desarrollado y una simplificación del plan floral a partir de una fórmula pentamérica básica. Este grupo es importante desde el punto de vista económico, ya que contiene, entre otras cosas, madera para la ebanistería, en particular la caoba, plantas esenciales utilizadas en perfumería y el enorme grupo de los cítricos (Rutaceae).[1]

Las ex-Rutales comprenden 5 familias principales que se reconocen por las características de su aparato secretor: las Meliaceae tienen células secretoras aisladas, las Rutaceae tienen bolsas globulares, las Simaroubaceae tienen tubos secretores perimedulares alargados, estos tubos se encuentran en el líber en las Burseraceae y las Anacardiaceae, estas dos familias se distinguen por sus óvulos, que son epitrópicos y pendulares en las primeras, y apotrópicos y erectos en las segundas.

Vecinos de los ex-Rutales, los Sapindales en sentido restringido tienen flores a menudo zigomorfas, unisexuales, pentámeras o tetrámeras. La corola está presente al principio, pero la apetalia se hace más pronunciada. El androecio sufre reducciones mientras tiende a la periginia. El disco es frecuentemente extrastaminal.[1]​ El ovario de dos o tres carpetas contiene uno o dos óvulos apotropaicos. Los frutos son vesiculares o alados. Las semillas exalbuminosas suelen estar envueltas por un arilo generado por el funículo. Las hojas suelen ser compuestas pinnadas. Las principales familias son las Aceraceae, cuyo fruto es un disamare, las Hippocastanaceae con una cápsula loculicida y las Sapindaceae con semillas ariladas; las Sabiaceae, Julianaceae y Melianthaceae son de poca importancia.

Este grupo constituye un bloque natural que, según A. Takhtajan, deriva de los Saxifragales. Tiene afinidades con las Geraniales a través del androecio obdiplostemonium y de la idéntica fórmula floral básica: 5S + 5P + 5E + 5E' + 2-5 C, principalmente a través de las Rutáceas, que difieren únicamente en la presencia de un disco intrastaminal hipógino bien organizado, la presencia de un aparato secretor y el hecho de que estas plantas son leñosas en lugar de herbáceas. El estatus de algunas familias, que a veces se sitúan en un orden y otras en otro, sigue sin estar claro. También hay vínculos con las Euphorbiales, y el mismo problema se plantea con las Buxáceas, cuya pertenencia a uno u otro orden ha sido discutida por algunos y aprobada por otros. De estas consideraciones se deduce que, para ciertas familias marginales o menos, existen múltiples vínculos con otros órdenes. Se observan tendencias evolutivas hacia los Celastrales, Rhamnales, por ejemplo. L. Emberger ve una relación con las Apiales y las Rubiales; coloca este grupo, incluyendo las Anacardiaceae, en el mismo filo.[1]

Se han encontrado restos fósiles en regiones templadas y frías del Cretácico y el Terciario, donde abundaba la vegetación caducifolia, especialmente rica en aceráceas. En el Eoceno inferior de Norteamérica e Inglaterra se han recogido Rutaceae, Anacardiaceae y Sapindaceae, algunos de cuyos representantes han sobrevivido hasta nuestros días.

Familias[editar]

Este orden contiene nueve familias, unos 460 géneros y alrededor de 5700 especies. Más de la mitad de las especies de este orden pertenecen a dos de sus familias: Sapindaceae (con unas 1600 especies), donde se encuentran recogidas tanto Hippocastanaceae como Aceraceae; y Rutaceae (con unas 1800 especies).[2]

Las tres familias en las que no se detalla en número de especies que consta, suman unas 27 especies entre las tres.[2]

Referencias[editar]

  1. a b c d Sapindales. Cronquist, Arthur. New York Botanical Garden, New York. Barkley, Theodore M. Division of Biology, Kansas State University, Manhattan, Kansas. (2020) DOI:https://doi.org/10.1036/1097-8542.601300, Mc Graw Hill Access Science.
  2. a b Enciclopedia Británica; Sapindales

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]