San Salvador (Cantabria)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
San Salvador
lugar y entidad singular de población
Cantabria-loc.svg
Localización de San Salvador en Cantabria
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Cantabria (Official).svg Cantabria
• Provincia Flag of Cantabria (Official).svg Cantabria
• Municipio Medio Cudeyo
Ubicación 43°23′36″N 3°48′20″O / 43.393333333333, -3.8055555555556Coordenadas: 43°23′36″N 3°48′20″O / 43.393333333333, -3.8055555555556
• Altitud 40 msnm
Población 400 hab. (1 de enero de 2016)
Código postal 39619
Patrón San Justo

San Salvador es un lugar del municipio de Medio Cudeyo (Cantabria, España), situado en la falda norte de Peña Cabarga, y que en el pasado albergó instalaciones mineras relacionadas con la expotación del mineral de hierro de dicha elevación geográfica.

Geografía física[editar]

La localidad se encuentra a 40 metros de altitud sobre el nivel del mar, al pie de Peña Cabarga. Dista 7,2 kilómetros de la capital municipal, Valdecilla.

Se localiza al sur de la confluencia de las rías de Solía y de San Salvador o Tijero, que se unen para formar la ría de Astillero. Las dos rías primeras forman, en la localidad, los límites naturales del término municipal de Medio Cudeyo con los de El Astillero y Marina de Cudeyo, respectivamente.

La localidad se encuentra atravesada por diversos cursos de agua que descienden de Peña Cabarga y se dispersa por sus correspondientes valles.

Panorámica de San Salvador, en primer término, y de la ría de Astillero


En el barrio de El Perujo, existe una cueva conocida como «de los Moros» explorada y topografiada por la Asociación Deportiva Pico Tres Mares, desde el año 2003, con un desarrollo de 500 m.[1]

Historia[editar]

Edad Moderna[editar]

En la edad Moderna, la localidad formaba concejo con la vecina Heras, en el tercio de la Marina de la Junta de Cudeyo, de la merindad de Trasmiera.

Edad contemporánea[editar]

Edificio de las antiguas oficinas de Minas Complemento.[2]

A finales del siglo XIX y comienzos del XX, existieron en San Salvador instalaciones mineras relacionadas con la explotación del hierro de Peña Cabarga. En particular, la compañía Sociedad Minas Complemento tuvo oficinas, talleres, un lavadero y uno de los dos muelles existentes en San Salvador. El otro pertenecía a la empresa Ferrocarril de Santander a Bilbao. Estos dos muelles eran los más interiores de la bahía de Santander, y los más importantes de la Bahía de Santander tras el de Orconera en El Astillero.

Lavadero
Restos del antiguo lavadero de mineral de hierro.

El lavadero de Minas Complemento se encontraba al final de una línea de ferrocarril de la propia compañía. La vía, de 2,4 km de longitud y 0,6 m de ancho, partía del barrio de Santa Ana de Liaño, al pie de un plano inclinado y de una cadena flotante automotora,[3]​ por los que descendía el mineral desde los tajos. Los vagones de mineral descargaban en la parte superior del lavadero, en una "extensa vertedera". Además disponía de 8 batideras y 4 dragas para menudos. Era modélico en la utilización de la gravedad como fuente de energía, aprovechando los 18 m de desnivel.[4]​ El mineral lavado era transportado al cercano embarcadero de la compañía a través de una línea férrea de doble vía de 200 m de longitud, que cruzaba superiormente la línea Santander-Bilbao. Los vagones cargados de mineral eran descargados en el muelle mediante un basculador.[5]

Muelle de San Justo

También conocido como cargadero de Complemento, era uno de los más antiguos de la bahía y estaba situado en la confluencia de las rías de Solía y Tijero. Su concesión inicial[6]​ fue a Eduardo Díaz Vallespín, y tras pasar por varios dueños y concesionarios, fue adquirido por el destacado ingeniero británico José Mac Lennan el 5 de septiembre de 1886. En 1891 la empresa San Salvador Spanish Iron Ore Spanish comenzó su actividad y embarcaba su producción de mineral por dicho muelle, tras alcanzar un acuerdo con Mac Lennan.

En 1900 se constituyó la sociedad Minas de Complemento que arrendó a Mac Lennan, además de otras instalaciones, el muelle. Tras su constitución, la empresa tuvo que reformarlo para aumentar su capacidad de embarque elevando su altura hasta los 10 m sobre las pleamares equinocciales. Comenzó a funcionar en 1902, continuando con el embarque de mineral de la San Salvador Spanish que pagaba un canon por su utilización.[7]​ Esta compañía, en 1905, inauguró un ferrocarril desde su lavadero en Liaño hasta el propio muelle.

Tras el puente de la autopista S-10 se pueden observar 6 pilares del antiguo muelle de la compañía Minas Complemento. Y tras ellos los restos del muelle de la compañía Santander-Bilbao.

La empresa acordó su disolución en 1920, cesando las operaciones mineras. Si embargo, continuaron los embarques del mineral almacenado hasta 1924. En 1926 el muelle revirtió a la Compañía José Mac Lennan, sucesora del ingeniero tras su fallecimiento. Posteriormente el muelle fue abandonado y de su existencia sólo quedan 6 pilares rectangulares de mampostería y extremos redondeados, visibles en las mareas bajas.

Cargadero de la Compañía del Ferrocarril Santander-Bilbao

Este cargadero, propiedad de la Compañía de los Ferrocarriles de Santander a Bilbao, fue el único de la zona que no pertenecía a una compañía minera. Se situaba a la derecha del muelle de San Justo y era un muelle de madera de 160 m de longitud, que se inauguró, oficiosamente, el 13 de diciembre de 1898.

El cargadero disponía de dos vías a distinto nivel, una para vagones cargados y otra para los vacíos, que partían de la línea de ancho métrico Santander-Bilbao. Además tenía 2 vías apartadero.

Este muelle era utilizado para embarcar mineral procedente de las explotaciones mineras de la parte oriental de Peña Cabarga: las minas de Cabarga, Minas de Hertas, La Ciega, Cabárceno, Entrambasguas, San José y Anejas y Pepita.[8]

Otros muelles

La bibliografía sobre la explotación minera de Peña Cabarga señala la existencia o, al menos, la solicitud de otros muelles en San Salvador. Además de los ya indicados, Mac Lennan ya había obtenido autorización en 1873 para construir «un embarcadero de madera con destino á la carga de minerales» en la ría de San Salvador,[9]​ sucediéndole otras autorizaciones similares en ese mismo año y el siguiente.[a]

Demografía[editar]

En el año 2014 contaba con una población empadronada de 410 habitantes (INE).[10]

Gráfica de evolución demográfica de San Salvador entre 1986 y 2014

     Población según censos de población del INE. Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria.[11]     Población según padrón municipal de habitantes. Fuente INE.[10]

Según el censo de población y viviendas correspondiente al año 2001, realizado por el INE, contaba con 111 viviendas familiares, 89 principales, 10 secundarias y el resto de otro tipo o desocupadas.[11]

Según el Diccionario de Madoz, a finales del siglo XIX contaba con una población de 8 vecinos y 37 almas, en 6 casas.[12]

Transporte[editar]

Apeadero de FEVE en San Salvador.

La principal vía de comunicación es la carretera nacional N-635, de Muriedas a Solares, que atraviesa la localidad. En el acceso desde el vecino municipio de El Astillero dicha vía cruza la ría de Solía por el conocido como puente de San Salvador. La N-635 disponía en la localidad de un acceso a la autovía S-10, de tipo trompeta, que fue cerrado para constituir el inicio de la S-30, conocida como ronda de la Bahía.

Otra vía de comunicación es la carretera autonómica CA-142, uno de los ejes de la región, que llega hasta Selaya siguiendo el río Pisueña en parte de su recorrido.

Dispone de un apeadero de ferrocarril, con servicio de cercanías de la línea Santander-Liérganes de la compañía Feve.

Procedencia/Destino < Línea > Procedencia/Destino
Santander-Feve La Cantábrica Línea Santander-Liérganes Heras Liérganes

Servicios públicos[editar]

Educación[editar]

Fachada del colegio

La localidad cuenta con un colegio, localizado en el barrio de La Iglesia, integrado en el Colegio Rural Agrupado (CRA) «Peña Cabarga».[13]​ El antiguo Colegio Público (C.P.) «Eulogio Pedraja Gómez» se integró en el CRA en 1993, junto con el C.P. «Pedro Santiago Concha», de Heras, y el C.P. «Pablo Tarrero Ribero» de Santiago de Cudeyo.

El colegio cuenta con una unidad mixta de educación infantil y primaria, dos aulas ordinarias (de especialistas e informática) y pista polideportiva.

Está adscrito al IES «La Granja», en Heras. Y en el curso 2009-2010 contaba con 10 alumnos, 2 de infantil y 8 de primaria.

La escuela original fue construida en 1913 con las aportaciones del marqués de Valdecilla[b]​ y la empresa minera, debido a las nuevas necesidades educativas de la población relacionada con la minería. Posteriormente, en 1931, fue reparada y ampliada.[14]​ Esta edificación fue derruida debido a obras en la carretera de Muriedas a Bilbao y el edificio actual data de 1960.[15]

Salud[editar]

Según el decreto 66/2001, del Gobierno de Cantabria, la localidad se incluye en la Zona de Salud nº14, Astillero, del Área I, Santander, al contrario del resto del municipio de Medio Cudeyo, que se incluye en la zona n.º 15, de la misma Área I.

Patrimonio[editar]

Hilera de casas con balconada en el barrio de La Iglesia.
Fachada de la iglesia parroquial de San Justo.

Cuenta con una iglesia, parroquial, bajo la advocación de San Justo, construida a comienzos del siglo XX. El edificio es de nave única y característico de la arquitectura religiosa de postguerra.[14]​ Posee dos esculturas de Cristo, en cruz y todopoderoso, con cierto valor artístico, procedentes del antiguo templo. Este fue edificado en 1695 y sobre sus restos se edificó el actual, en el barrio de La Iglesia, a la orilla de la carretera N-635.

Destacan, también, las casas populares con balconadas situadas en hilera, contiguas a la iglesia. Así como el lavadero público del barrio Río Laya, de planta rectangular y cubierta a dos aguas, reconstruido.

Administración[editar]

La localidad está constituida en Junta Vecinal, estando su sede en el barrio de la Iglesia.

Fiestas[editar]

Celebra las fiestas patronales el 6 de agosto, festividad de los santos Justo y Pastor.

Notas[editar]

  1. La profesora González Urralde cita en De los tajos a los embarcaderos... (página 109) dos en 1873, una a Rufino de la Incera, y otra en 1874 a José Cifrián (Véanse, respectivamente:
  2. Según la necrológica de Ramón Pelayo publicada en el diario La Voz el donó 20 000 pesetas para la construcción de la escuela

Referencias[editar]

  1. José Luis Alonso Sánchez (Asociación Espeleológica Pico Tres Mares) (julio de 2007). «Cueva de La Mora. Cueva de Los Moros. Cueva del Poyo». Federación Cántabra de Espeleología, ed. Boletín cántabro de espeleología (Santander) (n.º 16): 67-72. ISSN 0211-9048. 
  2. «Patrimonio arquitectónico: Casona en San Salvador (Barrio La Iglesia) en www.ayto-mediocudeyo.es». Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. Consultado el 20 de marzo de 2011. 
  3. González Urruela, 2001, p. 291
  4. González Urruela, 2001, p. 259
  5. González Urruela, 2001, p. 110
  6. «Orden concediendo autorización á D. Eduardo Díaz Vallespín para construir un embarcadero en el sitio denominado Poza de San Salvador, en la confluencia de las rias de Tigero y Solia, provincia de Santander, con las condiciones que se expresan.». Gaceta de Madrid (326): 496. 22 de noviembre de 1873. 
  7. González Urruela, 2001, p. 263
  8. González Urruela, 2001, p. 264. Cuadro 5.6. Distancias recorridas y sistemas empleados para el traslado de los minerales de los lavaderos a los muelles
  9. «Orden autorizando á D. José Mac-Leunan para construir en la ria de San Salvador, provincia de Santander, un embarcadero de madera con destino á la carga de minerales.». Gaceta de Madrid (9): 89. 9 de enero de 1873. 
  10. a b Instituto Nacional de Estadística. «INEbase / Nomenclátor. Relación de unidades poblacionales». Consultado el 2 de junio de 2015. 
  11. a b Reques Velasco, Pedro; de Cos Guerra, Olga (2002). «San Salvador». Gran Enciclopedia de Cantabria. Anexo III. Editorial Cantabria. p. 168. ISBN 84-86420-00-8. 
  12. Madoz, Pascual (1845-1850), «San Salvador», Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar, 16 tomos, Madrid: Establecimiento literario-tipográfico de P. Madoz y L. Sagasti .
  13. «Ayuntamiento de Medio Cudeyo - Centros: Colegio Rural Agrupado Peña Cabarga-San Salvador». Archivado desde el original el 5 de septiembre de 2011. Consultado el 3 de agosto de 2011. 
  14. a b Polo Sánchez, Julio J. (director de la edición); Gil Aguirre, Elena; Guitérrez Domínguez, César; Polo Sánchez, Julio J. (2000). «Medio Cudeyo - San Salvador». Catálogo del Patrimonio Cultural de Cantabria. pp. 231-232. ISBN 84-87616-55-0. 
  15. González Ruiz, Juan (2010). Viaje apasionado por las Escuelas de Cantabria. Librería Estvdio. p. 138. ISBN 978-84-95742-69-8. 

Bibliografía utilizada[editar]

  • Arce Díez, Pedro (2006). «San Salvador». Diccionario de Cantabria: Geográfico-histórico-artístico-estadístico y turístico. Santander: Librería Estudio. p. 4631. ISBN 84-95742-55-1. 
  • Ayuntamiento de Medio Cudeyo. Callejero turístico
  • Cueto Alonso, Gerardo J. (2001). Astillero por la cultura, ed. El Astillero minero: Historia, sociedad y patrimonio 1870-1936. Astillero. ISBN 84-607-1974-X. 
  • Cueto Alonso, Gerardo. «Los ferrocarriles mineros de la cuenca de Cabarga (1894-1910)». Archivado desde el original el 14 de junio de 2012. Consultado el 18 de febrero de 2011. 
  • Cueto Alonso, Gerardo J. (2006). Consejería de Medio Ambiente de Cantabria, ed. La minería del hierro en la bahía de Santander: 1841-1936, un estudio de geografía histórica. Torrelavega: Centro de Investigaciones del Medio Ambiente (CIMA). ISBN 84-935016-2-X. 
  • González Urruela, Esmeralda (marzo de 2001). De los tajos a los embarcaderos. La construcción de los espacios de la minería del hierro en Vizcaya y Cantabria (1860-1914) (1ª edición). Barcelona: Ariel. ISBN 84-344-2885-7. 
  • educantabria CRA PEÑA CABARGA

Enlace externo[editar]