Robert Ryan

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Robert Ryan
Robert Ryan in Marine Raiders.JPG
Robert Ryan en Marine Raiders
Información personal
Nombre de nacimiento Robert Ryan
Nacimiento 11 de noviembre de 1909
Bandera de los Estados Unidos Chicago, Illinois, Estados Unidos de América
Fallecimiento 11 de julio de 1973 (63 años)
Bandera de los Estados Unidos Nueva York, Estados Unidos de América
Causa de muerte Cáncer de pulmón
Nacionalidad Estadounidense
Partido político Partido Demócrata de los Estados Unidos
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Actor de cine y actor
Participó en Segunda Guerra Mundial
Web
Ficha
[editar datos en Wikidata]

Robert Ryan (n. Chicago; 11 de noviembre de 1909 - f. 11 de julio de 1973) fue un actor de cine norteamericano. De perfil muy característico con un granítico rostro estriado, fue una estrella en los años cuarenta y cincuenta, de filmografía si no extensa sí muy estimable.

Carrera como actor[editar]

Comenzó en el cine trabajando para la Paramount en algunas películas sin acreditar, pero su fama le llegaría con el malvado soldado de Encrucijada de Odios película dirigida por Edward Dmytryk en 1947. Por esta actuación recibió su única nominación al Óscar. De esta etapa destaca su interpretación en las películas Callejón sin salida, también de 1947, y dirigida por John Cronwell; Una mujer en la playa de Jean Renoir; Berlín Express (1948) dirigida por Jacques Tourneur; Atrapados (1949) de Max Ophuls y la película sobre el mundo del boxeo, Nadie puede vencerme (1949), dirigida por Robert Wise, en la que el actor rememora su época de boxeador, deporte que había practicado en la universidad.

Durante la década de los cincuenta trabaja nuevamente con importantes directores y así realiza con Nicholas Ray el drama bélico Infierno en las nubes (donde tendría un duelo interpretativo con John Wayne), La trampa, y La casa de las sombras; con Fritz Lang trabaja en Encuentro en la noche; con Anthony Mann trabajó en el western Colorado Jim/El precio de un hombre y en el drama bélico sobre la guerra de Corea titulado La colina de los diablos de acero (1957, título original Men in war); con Samuel Fuller trabajó en La casa de Bambú, e interpretaría a memorables malvados de nuevo en las películas Conspiración de silencio dirigida por John Sturges y en Los Implacables de Raoul Walsh.

En los sesenta y setenta su aparición en la pantalla grande se reduce, limitándose a aparecer solo en grandes producciones: así, fue un gran San Juan Bautista en la superproducción Rey de Reyes dirigida por su viejo conocido Nicholas Ray, trabajó también en la adaptación de la novela de Herman Melville Billy Budd, película que en España se tituló La fragata infernal, y que fue dirigida por el actor Peter Ustinov; en 1966, su interpretación en la magnífica película de Richard Brooks Los profesionales quedaría un tanto deslucida por las actuaciones de sus compañeros Burt Lancaster y Lee Marvin; más adelante, vuelve a significarse en su trabajo en la película de Sam Peckinpah, Grupo salvaje (1969). En esta década también destaca en su aparición en superproducciones bélicas, tales como El día más largo, La batalla de las Ardenas ó La Batalla de Anzio.

Antes de fallecer aparecería en la película En el nombre de la ley western realizado por Michael Winner, en la que una vez más dejaba una actuación destacable como recuerdo de su brillante carrera como actor.