Relación íntima

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Una relación íntima es una relación interpersonal que implica intimidad física o emocional. Además, una relación íntima es normalmente una relación de carácter sexual,[1]​ también puede ser una relación no sexual que implique a familiares, amigos o conocidos.[2][3][4]

La intimidad emocional comprende sentimientos de agrado mutuo o amorosos con una o más personas, y puede dar lugar a intimidad física.[5]​ La intimidad física se caracteriza por el amor romántico, actividad sexual, u otro vínculo pasional.[6]​ Estas relaciones desempeñan un rol central en el conjunto de las experiencias humanas.[5]​ Los humanos poseen un deseo general de pertenencia y amar, el cual generalmente es satisfecho dentro del ámbito de una relación íntima.[7]​ Estas relaciones permiten que una serie de lazos sociales se establezcan entre las personas y creando fuertes vínculos emocionales.[8][5]

Intimidad[editar]

La intimidad comprende el sentimiento de estar en una asociación personal próxima y de pertenencia mutua.[9]​ Es un tipo de conexión social familiar y muy cerrada entre sus miembros como consecuencia de una unión que se establece bajo el conocimiento y experiencia del otro.[9]​ La intimidad genuina en las relaciones humanas requiere de diálogo, transparencia, vulnerabilidad, y reciprocidad.[9]​ Dalton (1959) analizó como los investigadores de antropología y etnografía acceden a "información interna" de un conjuntop social particular mediante el establecimiento de redes de contactos íntimos capaces (y deseosos) de proveer información que no puede ser obtenida a través de canales formales.[10]

Conexión entre una madre y su hijo.

En las relaciones humanas, el significado y el nivel de intimidad varía dentro y entre las relaciones.[9]​ En la investigación antropológica, la intimidad se considera el producto de una seducción exitosa, un proceso de construcción de compenetración que permite a las partes revelar con confianza pensamientos y sentimientos previamente ocultos. Las conversaciones íntimas se convierten en la base de las "confidencias" (conocimientos secretos) que unen a las personas.[11]

Mantener la intimidad durante un tiempo prolongado implica una conciencia emocional e interpersonal bien desarrollada. La intimidad implica la capacidad de estar a la vez separados y juntos como participantes en una relación íntima. Murray Bowen llamó a esto "autodiferenciación", que da lugar a una conexión en la que hay una gama emocional que implica tanto un conflicto robusto como una lealtad intensa.[12]​ La falta de capacidad para diferenciarse del otro es una forma de simbiosis, un estado que es diferente de la intimidad, aunque los sentimientos de cercanía sean similares.

El comportamiento íntimo une a los miembros de la familia y a los amigos íntimos, así como a los enamorados.[13]​ Se desarrolla a través de la auto-revelación recíproca y la sinceridad.[9]​ Unas habilidades deficientes en el desarrollo de la intimidad pueden llevar a acercarse demasiado rápido; a luchar por encontrar el límite y mantener la conexión; a ser poco hábil como amigo, a rechazar la autodivulgación o incluso a rechazar las amistades y a quienes las tienen.[14]​ Las consecuencias psicológicas de los problemas de intimidad se encuentran en los adultos que tienen dificultades para formar y mantener relaciones íntimas. Los individuos suelen experimentar las limitaciones humanas de sus parejas, y desarrollan un miedo a las consecuencias adversas de las relaciones íntimas interrumpidas. Los estudios demuestran que el miedo a la intimidad está relacionado negativamente con el confort, con la cercanía emocional y con la satisfacción en las relaciones, y positivamente con la soledad y la ansiedad de rasgo.[15]

El modelo de interdependencia de Levinger y Snoek divide el desarrollo de una relación íntima en cuatro etapas: la primera es la etapa de contacto cero, en la que no hay contacto entre las dos partes de la relación; la segunda etapa es de conocimiento, lo que significa que las partes no tienen ningún contacto superficial o profundo entre sí, sino que sólo se conocen; la tercera etapa es de contacto superficial, en la que ambas partes se conocen y han tenido un contacto superficial; la cuarta etapa de fase de coexistencia (mutualidad), se refiere a que la dependencia mutua ha aumentado mucho, así como que existe un contacto profundo.[16]

Los estudiosos distinguen entre diferentes formas de intimidad, incluyendo la física, la emocional, la cognitiva, y la espiritual.[17][18]

Referencias[editar]

  1. «¿Qué significa relación íntima?». 
  2. Jane Ribbens, Megan McCarthy, Doolittle, Shelley Day Sclater (2012). id=hooL2-lwfvwC&pg=PA267&redir_esc=y#v=onepage&q&f=false Understanding Family Meanings: Un texto de reflexión. Policy Press. ISBN 978-1-4473-0112-7. 
  3. Valerian J. Derlega (2 de octubre de 2013). id=7iyLBQAAQBAJ&pg=PR13&redir_esc=y#v=onepage&q&f=false Comunicación, Intimidad, y Relaciones Cercanas. Elsevier. ISBN 978-1-4832-6042-6. 
  4. «¿Cuál es la definición legal de una "relación íntima"?». 30 de mayo de 2017. 
  5. a b c Miller, Rowland & Perlman, Daniel (2008). Intimate Relationships (5th ed.). McGraw-Hill. ISBN 978-0073370187
  6. Wong DW, Hall KR, Justice CA, Wong L (2014). Counseling Individuals Through the Lifespan. Sage Publications. p. 326. ISBN 978-1483322032. Intimidad: Una relación íntima es una relación interpersonal que implica intimidad física o emocional. La intimidad física se caracteriza por el apego romántico o apasionado o la actividad sexual.
  7. Perlman, D. (2007). The best of times, the worst of times: The place of close relationships in psychology and our daily lives. Canadian Psychology, 48, 7–18.
  8. Derlega VJ (2013). Communication, Intimacy, and Close Relationships. Elsevier. p. 13. ISBN 978-1483260426.
  9. a b c d e Mashek DJ, Aron A (2004). Handbook of Closeness and Intimacy. Psychology Press. pp. 1-6. ISBN 978-1135632403. 
  10. Dalton, M. (1959) Men Who Manage, New York: Wiley.
  11. Moore, M. (1985) "Nonverbal Courtship Patterns in Women: Contacto y consecuencias", Etnología y Sociobiología, 6: 237-247.
  12. Aronson, E. (2003) The Social Animal, Novena Edición, Nueva York: Worth Publishers.
  13. Ribbens JM, Doolittle M, Sclater SD (2012). Understanding Family Meanings: A Reflective Text. Policy Press. pp. 267–268. ISBN 978-1447301127.
  14. Bershad C, Haber DS (1997). Prentice Hall human sexuality. Prentice Hall. p. 30. ISBN 978-0134248219. 
  15. Khaleque, A. (2004). Intimate Adult Relationships, Quality of Life and Psychological Adjustment. Social Indicators Research, 69, 351-360.
  16. Emery, Lydia F.; Muise, Amy; Dix, Emily L.; Le, Benjamin (17 September 2014). «¿Se nota que tengo una relación? Attachment and Relationship Visibility on Facebook». Personality and Social Psychology Bulletin 40 (11): 1466-1479. PMID 25231798. S2CID 206445338. doi:10.1177/0146167214549944. 
  17. Kakabadse, A., Kakabadse, N. (2004) Intimidad: International Survey of the Sex Lives of People at Work, Basingstoke: Palgrave
  18. Hutchison ED (2018). Dimensiones del comportamiento humano: The Changing Life Course. Sage Publications. pp. 254-255. ISBN 978-1544339351. 

Véase también[editar]