Recipiente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Almacén con algunos tipos de recipientes.
Tipología de recipientes en arqueología, de izquierda a derecha : escudilla, copa, cuenco.

Un recipiente, como objeto para contener o guardar algo, es todo receptáculo destinado a albergar en su interior hueco productos sólidos (o semisólidos, como polvos, gránulos), líquidos o gases, y usado en numerosos ámbitos de la vida cotidiana, el comercio y la industria.[1] En arqueología es sinónimo de vaso.[2]

Su tamaño es muy variable, desde las tinajas de vino de casi ocho mil litros o los tanques de petróleo hasta el conjunto de frascos y delicado material de laboratorio, pasando por todo tipo de utensilio de cocina u objetos tan diversos como depósitos de todo tipo, desde un orinal a una piscina, o contenedores de diferentes gamas y fines.[3] Los materiales de qué está hecho pueden ser muy variados (cuero, arcilla, piedra, metal, vidrio, madera, plástico o elastómero, etc).

Etimología[editar]

Del latín recipĭens, -entis, que recibe, participio del verbo «recipĕre», recibir.[a]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. El término apareció en el vocabulario francés en 1555, (Centre national de ressources textuelles et lexicales) como adjetivo, epíteto y sinónimo de vasija, voz a la que acabó sustituyendo. Definido por Jean Nicot en su Thresor de la langue françoyse tant ancienne que moderne (1606), como "término general para cualquier cosa, que contiene en su concavidad productos líquidos o sólidos".Entrada de récipient' (en francés)

Referencias[editar]

  1. Caro Bellido, Antonio (2008). Diccionario de términos cerámicos y de alfarería. Cádiz: Agrija Ediciones. p. 200. ISBN 84-96191-07-9. 
  2. . «Recipiente». Diccionario en línea. Consultado el 13 de enero de 2016. 
  3. Corripio, Fernando (1985). Diccionario de ideas afines. Barcelona: Herder. p. 743-744. ISBN 84-254-1515-2. 

Enlaces externos[editar]