Rancho (vivienda)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Rancho de adobe en la provincia de Catamarca en 1932.

El rancho era la vivienda rural por antonomasia en amplias zonas de América, como Argentina, Paraguay, Uruguay, Brasil, Chile e incluso Bolivia, de características casi siempre humildes: el rancho del gaucho.

Etimología[editar]

Durante el tiempo de la Conquista española de América se solió denominar rancho a los sitios más propicios para acampar y así a los campamentos dado que estos solares poseían un terreno, un clima y la suficiente agua dulce y leña como para permitir la vivienda de los europeos, la palabra rancho era de origen marinero y significaba (y suele significar, por ejemplo entre las fuerzas armadas y en ciertas prisiones, al momento y sitio de descanso para comer, e incluso a la comida misma que se come en breve tiempo en un determinado sitio). Por transitividad y metonimia en ciertas partes de Hispanoamérica la antigua palabra española rancho pasó a significar al lugar rural de vivienda permanente o cuasi permanente e incluso a rústicas cabañas. [1]

Arquitectura[editar]

Interior de un rancho hacia 1850, notar que posee una, proporcionalmente, gran chimenea para que salga el tóxico tufo como para que el fogón de leñas tuviera el suficiente tiro o aireado necesario y que en el techado de quincho existen pequeños ventanucos (que se cerraban durante las lluvias y nevadas) para mantener higiénicamente ventilado e iluminado al ambiente del interior ranchero. Al observador actual le puede llamar la atención la escasez de mobiliario, es que -por ejemplo- en lugar de sillas se solían usar cráneos de ganado vacuno como pequeño aunque suficiente asiento. En la escena un invitado, sentado sobre un cráneo de vaca, invitado a una ronda de mate le devuelve el porongo o calabacilla contenedora de la infusión junto a la bombilla de mate al gaucho dueño del rancho; notar también que entre los enseres que cuelgan de las paredes se destacan boleadoras y lazos y en una repisa un chifle o cuerno vacuno al cual se le solían dar diversos usos (como recipiente de bebidas, como una especie de corneta etc.), en el piso (casi siempre de tierra apisonada y lustrada) se pueden observar dos recipientes para calentar el agua llamado pavas o calderas (no confundir con las calderas grandes de uso industrial u hogareño); en el costado izquierdo de la imagen se ve colgando de un gancho un cuarto de res vacuna que solía estar secada y/o ahumada y de tal modo aseptizada, el balde de madera que se observa casi en el umbral es el que se usaba (unos 4 litros) para recoger el agua dulce luego potabilizada desde el vecino jagüel o balde o aljibe.
Gaucho con guitarra frente a un rancho; observese la pared de barro con ramas y pajas entramadas.

Aunque el nuevo tipo de vivienda en América se construía en gran medida basándose en la ingeniería precolombina (por ejemplo la de los bohíos) mezclada con las chozas europeas, el rancho tomó su nombre de una palabra española. El gaucho, con frecuencia descendiente de español e indígena, tomó de cada cual un poco para fabricar su vivienda de acuerdo a las conveniencias de terreno y climáticas.

Las dimensiones de la planta básica (o pieza nuclear) de un rancho hasta inicios de siglo XXI solían ser la de un rectángulo de 4x4 a 5x5 metros con unos 3 metros de altura en la cumbrera del techo a dos aguas; esto por dos motivos uno consecuente del otro: la familia del gaucho y la del paisano no solían tener aceptados sus papeles de dominio del terreno (escritura, máxime cuando la inmensa mayoría de los pobladores rurales habían sido relegados o privados de una alfabetización oficial) y por lo tanto, al carecer de "títulos de propiedad" no podían invertir vanamente su valioso tiempo en edificar (como sí ocurría en Estados Unidos) un edificio importante y estable que les sirviera de vivienda ya que tanto el gaucho como el paisano podían ser desalojados arbitrariamente de sus terrenos por cualquier arbitraria autoridad oficial.

Esa vivienda era de "chorizo" y de paja "quinchada". El "chorizo" es una argamasa de barro y paja (adobe) con que se levantaban las paredes. Para el techo se usaba la "paja quinchada": manojos de paja atados con un junco a un "quincho", tal quincho de paja casi siempre se disponía en forma de techo a dos aguas para favorecer su desagote.

La de cumbrera en la zona superior de la cubierta.

Es un rancho con una cubierta a dos aguas, al frente triangular (el mojinete), que lleva una viga principal en la cumbrera (casi siempre un gran longitudinal tronco denominado "horcón" que es la cumbrera para el techo a dos aguas; entre la cubierta o techumbre y las paredes costaneras, se apoyan las "tijeras", a ambos lados, que sobresalen un trecho para formar el alero; sobre las "tijeras" van, horizontal y paralelamente, las cañas o ramas de sauce, que sustentan la paja "quinchada" de la techumbre.

Preparada así la estructura, se levantan las paredes exteriores, se techa y se colocan puertas y ventanas que, en un principio, eran simplemente huecos, luego de cuero, y muy posteriormente de madera. En 2006, esta técnica de construcción es ampliamente observada en los pueblos originarios.


El pahuichi[editar]

Al norte del trópico de Capricornio y más precisamente en la región camba el rancho recibe el nombre de pahuichi y aunque mantiene casi todas las características del rancho rioplatense se diferencia ligeramente por el uso de un techado con palmas de tal región,de la especie llamada motacú y por tener varias veces una antesala o casi siempre una pieza techada abierta (casi siempre un área delantera cubierta por la sombra de un gran alero sostenido por postes) denominada punilla en donde se duerme la siesta necesaria (ante los calores de tales latitudes intertropicales) usándose también como comedor y sala de estar e incluso cocina. Más raramente, esto facilitado por la relativa liviandad de los materiales que suelen ser semejantes a los de un bohío, existen pahuichis de dos plantas o pisos con un balcón corrido sostenido por columnas o pilotes de troncos.

Las casas[editar]

En el campo, al referirse a la vivienda, frecuentemente los gauchos no usaban el singular: se decían, aunque sea una sola casa completamente aislada del vecindario «las casas».

Esa costumbre se debe, posiblemente, a que en medio del campo la casa suele estar acompañada por un galpón, una matera, los restos de un rancho anterior que sirve de depósito; o incluso todo eso junto. En las zonas más calurosas, incluso las casas aisladas tienen una "ramada" para permanecer en la sombra y en las cercanías de la vivienda.

Por otro lado, las estancias suelen estar formadas por varios edificios: la casa del propietario, varios galpones, viviendas de las familias de los empleados de mayor categoría. Y —hasta mediados del siglo XX— viviendas comunes para los peones temporarios.

Higiene[editar]

El rancho y el pahuichi serían de suyo bastantes higiénicos y con excelentes aislaciones térmicas con solo tomar las básicas medidas de higiene y mantenerle lo suficientemente iluminado y, especialmente, ventilado o "aireado"; obviamente lo mejor es que la estufa o fogón (si todavía se usa) o la fuente de calor como puede ser el gas tenga una salida al exterior para no contaminar al interior (un peligro importante que han tenido los ranchos es el uso de calefacción con brasero sin ventilación, ya que los braseros provocan el "tufo", es decir el tóxico monóxido de carbono y el humo o humareda), otro importante factor de higiene es mantener al rancho libre de alimañas o sabandijas como la vinchuca (transmisora del mal de Chagas-Massa) en lo posible pintando al rancho con cal tanto afuera como, especialmente, por dentro y especialmente manteniendo minuciosamente limpio al techado de quincho (cuando estas precauciones son insuficientes se hace necesaria la periódica fumigación con plaguicidas, especialmente con insecticidas). A la higiéne de los graneros y ranchos suelen coadyuvar las lechuzas y los murciélagos no hematófagos (no vampiros) motivo por el cual en ocasiones se dejan orificios para que éstas ingresen para depredar a las alimañas.
Una de las medidas correctas tradicionales de higiene ha sido (y en ciertas zonas sin obras sanitarias) ha sido el excusado es decir en lugar de tener la letrina (e incluso a veces el baño) directamente anexo o incorporada al edificio principal del rancho, en cambio, alejada del edificio que sirve de dormitorio y de comedor (la vivienda), así el típico excusado o escusado suele ser una pequeña habitación distante unos "cuantos" metros de la vivienda. En el escusado o excusado inicialmente se enterraban las excretas luego se le añadió un "pozo negro" o derivación a una cámara séptica que actualmente bien pudiera ser un biodigestor para producir biogás.

Otras acepciones[editar]

En Canarias, rancho es un grupo numeroso de gente.

En Venezuela, la palabra «rancho» se refiere a las viviendas improvisadas, mal construidas o elaboradas con materiales de ínfima calidad como zinc o cartón-piedra; donde se asientan las personas de estratos sociales muy bajos.

En México se utiliza para referirse a una finca o hacienda (equiparable a la conosurense estancia o al estadounidense (de los territorios adquiridos a México entre 1835 y 1855) ranch y también, en algunas regiones, a un caserío o aldea.

Véase también[editar]

Referencias[editar]