Río Tunjuelo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cuenca baja del río Tunjuelito.
El río Tunjuelo en el límite entre las localidades de Ciudad Bolívar y Tunjuelito.

El río Tunjuelo o Tunjuelito es un río que atraviesa las localidades de Sumapaz, Usme, Ciudad Bolívar, Tunjuelito, Kennedy y Bosa de la ciudad de Bogotá y una mínima extensión en Soacha. Su cuenca alberga a cerca de dos quintas partes de la población total de la ciudad. Tiene una longitud de 73 km y, después del Bogotá, es el segundo mayor de la ciudad. En 1930 se emplearon sus aguas para abastecer su primer acueducto.

Recorrido[editar]

Nace en el embalse de Chisacá, localizado en el páramo de Sumapaz en el extremo suroriental de Bogotá, y en la localidad de Bosa desemboca en el río Bogotá, que a su vez es afluente del río Magdalena

La cuenca del Río Tunjuelo forma parte de la cuenca alta y media del río Bogotá. Al igual que el resto de los tributarios de la margen izquierda del río Bogotá (Teusacá,Siecha, Sisga…), está orientado y drenando sus aguas en dirección sur – norte; todos ellos enmarcados por la continuación de la cadena montañosa que en Bogotá se denomina Cerros Orientales. La cuenca del río Tunjuelo es la más meridional de las cuencas antes mencionadas.

La cuenca del río Tunjuelo tiene un área total de 41.427 ha, su eje principal, el río Tunjuelo, nace en el Páramo de Sumapaz por encima de los 3.700 msnm, a partir de tres cauces principales, los ríos Chisacá, Mugroso y Curubital, que al unirse conforman el río Tunjuelo propiamente dicho, el cual recorre las áreas rural y urbana del distrito para entregar sus aguas al río Bogotá, a una cota aproximada de 2.570 msnm.

Contaminación[editar]

A partir de los años 1960 presenta una problemática ambiental grave, que se hizo evidente en los años 1980. Sus causas son la construcción de canteras en la zona, el crecimiento urbano no planificado, y la industrialización del sector, con procesos altamente contaminantes como la preparación de detergentes y la instalación de curtiembre.

Por su nivel de contaminación y de degradación tiende a causar importantes problemas durante sus inundaciones.

El desarrollo de actividades agrícolas en suelos de baja fertilidad natural es origen de dos procesos importantes: la utilización de una mayor cantidad de agroquímicos y la ampliación de la frontera agrícola. Como resultado de la primera, se contaminan los suelos y el agua, poniéndose en riesgo también la salud humana y al mismo tiempo se disminuye la rentabilidad en tanto aumentan los costos de producción que no se ven compensados por los precios de venta. La expansión de la frontera, en general sobre suelos no aptos no sólo genera ingresos marginales, sino también destruye ecosistemas valiosos como generadores de servicios ambientales, que terminan afectando toda la potencialidad de las áreas agrícolas y pecuarias de la cuenca. No obstante, el principal problema relacionado con la ampliación de la frontera agrícola tiene que ver con la fragmentación de los ecosistemas que afectan no sólo la vegetación, sino también la fauna, terminando la vegetación natural como parches inmersos sobre una matriz de cultivos y pastos.

Contaminación de los cuerpos de agua. La eliminación de los vertimientos de manera directa a los cuerpos de agua, la utilización creciente de agroquímicos y la disposición inadecuada de residuos sólidos son factores que afectan la calidad del agua tanto del río Tunjuelo como de las quebradas, afectación que se observa particularmente en la cuenca media.

Relleno Sanitario de Doña Juana. Considerado por la comunidad del sector como el mayor vector de contaminación en la cuenca, su existencia y funcionamiento indispone a la comunidad afectada por la emisión de gases tóxicos y nauseabundos que contaminan el aire y afectan la salud, constituyendo además un potencial riesgo tecnológico ante la eventualidad de una explosión; a lo anterior se suma el vertimiento de lixiviados que contaminan el aire, el agua y el suelo, desconociéndose aún su efecto, sobre las aguas subterráneas

Amenazas por fenómenos hidráulicos. Las zonas de los embalses de Chisacá y La Regadera son consideradas como zonas de amenaza potencial para toda la cuenca ante la generación de avalanchas torrenciales que podrían presentarse ante un eventual rompimiento, sea por actividad sísmica, fatiga de los materiales o por un atentado terrorista.

Bibliografía[editar]

  • Secretaria Distrital De Ambiente. POMCA RIo Tunjuelo

[1]


Enlaces externos[editar]