Sumapaz (Bogotá)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Sumapaz
Localidad
Paramo de Sumapaz - Yuri Romero Picon.jpg
Sumapaz ubicada en Colombia
Sumapaz
Sumapaz
Localización de Sumapaz en Colombia
Distrito Capital de Bogotá - Sumapaz.svg
Ubicación de Sumapaz
Coordenadas 4°15′36″N 74°10′42″O / 4.26, -74.178333333333Coordenadas: 4°15′36″N 74°10′42″O / 4.26, -74.178333333333
Entidad Localidad
 • País Bandera de Colombia Colombia
 • Distrito Flag of Bogotá.svg Bogotá
Alcalde Local Francy Liliana Murcia Díaz
Subdivisiones 3 corregimientos
29 veredas
Superficie  
 • Total 780 km²
Altitud  
 • Media 3500 m s. n. m.
Población (2014)  
 • Total 5 667 hab.
 • Densidad 7,26 hab/km²
Código postal 112011 (Betania-Nazaret)
112021 (Las Sopas)
112031 (San Juan)
112041 (La Unión)
Sitio web oficial

Sumapaz es la localidad número 20 del Distrito Capital de Bogotá. Se encuentra ubicada sobre un macizo de la Cordillera Oriental de los Andes colombianos, al extremo sur del casco urbano de Bogotá.

Con una extensión territorial de 780 km², ocupa el 42% del territorio del distrito, lo que la hace la localidad más grande de Bogotá, y es al mismo tiempo la de menor densidad poblacional. La altitud del terreno varía entre los 2400 y los 4100 m s. n. m. La localidad está integrada por dos Unidades de Planeación Rural (UPR), tres corregimientos y 28 veredas.

Sumapaz es la única localidad de Bogotá de carácter netamente rural y hace parte del sistema de páramos regional del centro del país por su importancia estratégica para el ecosistema ambiental colombiano. Una buena parte del perímetro de la localidad está ocupado por el páramo de Sumapaz, que es el páramo más grande del mundo, y en su territorio se encuentran las mayores reservas de agua del centro del país.

Las principales actividades económicas de los habitantes del Sumapaz son la agricultura y la venta de productos agropecuarios y sus derivados, como leche, yogures y quesos.

Toponimia[editar]

Se conocen los topónimos muiscas de los actuales corregimientos de Nazareth y Betania. Al primero las poblaciones nativas lo denominaban Fusungá y al segundo Chisaque.

Historia[editar]

Época precolombina[editar]

En la época precolombina, el páramo de Sumapaz y el territorio adyacente, que tenía por principal centro poblado el actual municipio de Fusagasugá, estaba habitado por dos grupos indígenas étnicamente emparentados: los sutagaos, también llamados fusagasugaes, que habitaban la región adyacente al río Sumapaz, y los muiscas, que tenían asentamientos en la cuenca del río Tunjuelo y en cercanías al páramo.[1]

Estos pobladores indígenas trabajaban la canica, cazaban venados y vestían mantas de algodón. Para la cultura muisca, los páramos adquirieron una importancia espiritual: más allá de estas tierras frías reinaban los dominios de la nada. La Laguna de Chisacá o de Los Tunjos era el lugar donde, para los muiscas, se manifestaba el orden de la vida. Creían que estaba habitada por una diosa, de cuyo útero nacía el dios del río Tunjuelo, por lo que fue escenario de ceremonias religiosas en las que se arrojaban al agua abundantes tunjos de oro.[2]

Por el páramo de Fusungá (hoy corregimiento de Nazareth) pasó el zipa Saguamanchica con sus tropas cuando iba a enfrentarse al Fusagasugá, a quien finalmente derrotó y sometió a su dominio.

Conquista española[editar]

Al Sumapaz llegó el conquistador alemán Nicolás de Federmán, en busca de El Dorado, luego de haber salido de Coro, en Venezuela, y haber recorrido los llanos del Orinoco y el Meta, trasmontando la cordillera. Desde Sumapaz, Federmán atravesó vastas regiones despobladas hasta llegar a la Sabana de Bogotá unos meses después de que llegara el adelantado Gonzalo Jiménez de Quesada. Con Federmán llegaron unos 150 hombres (la mitad de los que habían salido de Coro), descalzos y vestidos con pieles de venado, quienes trajeron las primeras gallinas europeas.[3]​ Algunos de los soldados e indígenas de Venezuela que acompañaban a Federmán murieron en Sumapaz a causa del frío, pues venían de climas muy cálidos y no tenían abrigo suficiente.[4]

Entre 1536 y 1794 se efectuaron las fundaciones españolas de Pandi, Tibacuy y Fusagasugá, adyacentes a Sumapaz. Durante esos años se consolidó la Hacienda Sumapaz, una de las más grandes del altiplano Cundiboyacense, la cual se extendía desde la aldea de Nazareth, en Usme, hasta el alto de las Oseras, en el límite con el departamento del Meta.

Siglo XIX[editar]

A partir de la segunda mitad del siglo XIX se cuenta con relatos de viajeros, naturalistas y geógrafos como Ramón Guerrero Azulioa, quien hace un recorrido en busca de bosques de quina, cuya explotación generó buena parte de los ingresos económicos de la región en esa época. Dicha referencia es la más exacta de la Hacienda de Sumapaz, ubicada sobre la margen derecha del río Sumapaz, en la actual vereda Concepción, de acuerdo con el plano elaborado por Guerra. En ese tiempo, varios comerciantes bogotanos adquirieron tierras baldías en Sumapaz para competir por la explotación de los bosques de quina.

Entre 1870 y 1925 se sembraron los primeros pastos artificiales para la cría de ganado vacuno y caballar; esto fortaleció la hegemonía de la Hacienda Sumapaz. Desde la segunda mitad del siglo XIX, la colonización de la región de Sumapaz adquirió una intensa y conflictiva dinámica. En las tierras bajas de Fusagasugá, Arbeláez, Tibacuy y Pandi, la colonización fue impulsada por la expansión de los cultivos de café, y en las tierras altas primero por la fiebre de la quina y luego por la expansión de la ganadería, la producción de papa y la explotación de los bosques de madera con destino al mercado bogotano. Desde esa época se registraron los primeros conflictos agrarios en la región, que desembocaron en confrontaciones entre arrendatarios, colonos y latifundistas por el control y la posesión de la tierra.

Siglo XX[editar]

Orígenes del conflicto agrario[editar]

Desde finales del siglo XIX hasta la década de los años 1940, la región del Sumapaz fue escenario de numerosos y prolongados conflictos entre arrendatarios, colonos y latifundistas, provocados en algunos casos por el régimen de arrendamiento y en otros por la expansión de las haciendas sobre tierras baldías ocupadas por los colonos.

El conflicto agrario entre terratenientes por la tenencia de la tierra se originó, entre otras razones, por la posición geográfica estratégica del Sumapaz, que comunica a los departamentos del Meta, Huila y Tolima con Cundinamarca y estos a su vez con Bogotá, pero también por el control de la riqueza de los recursos ambientales, no solo hídricos y agrícolas, sino también minerales.

Entre 1928 y 1934, la provincia fue víctima de pugnas entre latifundistas y campesinos por la propiedad de la tierra. En el contexto de la violencia se dieron tres guerras: la primera, entre 1949 y 1953, en la cual se organizó la resistencia campesina liberal y comunista contra los hostigamientos de los gobiernos conservadores de Mariano Ospina Pérez y Laureano Gómez. La segunda, entre 1955 y 1957, en la cual la resistencia campesina se reactiva para hacer frente a los ataques del gobierno de Gustavo Rojas Pinilla contra el comunismo de la zona (Guerra de Villarrica). La tercera, entre 1960 y 1972, en la cual tanto terratenientes como gamonales de la zona, apoyados en ex-guerrilleros liberales, dirigen una ofensiva contra los dirigentes comunitarios y las organizaciones comunistas.

Primera etapa del conflicto agrario[editar]

En torno a los conflictos agrarios que se habían gestado a finales del siglo XIX con la acumulación de tierras en manos de unos pocos terratenientes, se fue conformando una sólida organización campesina que, en 1928, bajo la dirección de Erasmo Valencia, se expandió a toda región y adoptó el nombre de Sociedad Agrícola de la Colonia de Sumapaz. Todo indica que en la conformación de esta sociedad tuvo notoria incidencia la expedición del decreto 1110, de junio de 1928, mediante el cual el gobierno del presidente conservador Miguel Abadía Méndez delimitó como zona de colonización un inmenso territorio ubicado en el oriente del Tolima, en terrenos del Sumapaz. Años después, la Sociedad Agrícola de la Colonia de Sumapaz tomó las armas junto con sectores liberales y comunistas con la idea de defenderse del despojo de tierras adelantado por parte de terratenientes conservadores que habían sido alentados por el gobierno de Abadía Méndez.

En 1930, según un informe del Ministerio de Industria, la Hacienda de Sumapaz, la mayor propiedad privada de la región, abarcaba una extensión de 203.996 ha, distribuidas en cuatro zonas: Santa Rosa, San Juan, El Nevado y Sumapaz, cuyos títulos más antiguos datan de 1791. Esta propiedad era la más extensa de toda la región del Sumapaz y una de las mayores del altiplano Cundiboyacense; además del territorio de la actual Localidad 20, incluía vastas extensiones de tierra en los actuales municipios de Cabrera y Gutiérrez, del departamento de Cundinamarca, y en Cubarral y San Martín, del departamento del Meta.

En 1933 una de las tres sesiones en las que se dividía la colonia de Sumapaz estaba conformada por colonos establecidos en Las Ánimas, Las Sopas, Pasca y el Globo de Sumapaz, terrenos todos sobre los cuales ejercía dominio la Hacienda de Sumapaz.

La Violencia[editar]

Al finalizar la década de 1930, un buen número de colonos de Sumapaz había logrado reconocimiento de la posesión de sus tierras por vía de adjudicación de baldíos y la parcelación de varias haciendas durante los gobiernos liberales de Enrique Olaya Herrera y Alfonso López Pumarejo. Pero, infortunadamente, este importante proceso de democratización de la propiedad se vio interrumpido por el largo e intenso periodo de violencia que se desencadenó con los hechos del 9 de abril de 1948, conocidos como El Bogotazo. Durante esta época, en la que comenzó el período conocido como La Violencia, los campesinos sufrieron graves atropellos por parte de los “Chulavitas”, un grupo armado irregular al servicio del Partido Conservador Colombiano y del gobierno que surgió luego de El Bogotazo para defender el poder de Mariano Ospina Pérez. Entre los atropellos cometidos por los Chulavitas en contra de los campesinos, uno de los más trágicos fue la masacre de Pueblo Nuevo en 1950, que motivó la transformación de la organización agraria en guerrilla campesina bajo la orientación de Juan de la Cruz Varela, líder agrario que para entonces había decidido ingresar al Partido Comunista de Colombia, y que tiempo después se enfrentaría al gobierno del general Gustavo Rojas Pinilla.

Durante el gobierno conservador del presidente Laureano Gómez se recrudeció la violencia, instigada por movimientos nacionalistas católicos inspirados en el régimen franquista de España. La población de la región del Sumapaz se vio afectada por la vigilancia permanente de la POPOL (Policía Política) y el SIC (Servicio de Inteligencia Colombiano, antecesor del DAS), además de los conocidos como "pájaros", fuerzas irregulares controladas por el régimen conservador para la intimidación y el control de la población rural. Esa presión dio origen a las primeras guerrillas liberales en el Sumapaz.[5]

En el Gobierno de Gustavo Rojas Pinilla se construyó en el Sumapaz una prisión para los presos políticos hoy en ruinas.[6]​ Posteriormente, durante el Frente Nacional (1958-1974), el Sumapaz fue escenario de la guerra en la que los liberales trataron de extinguir el comunismo sumapaceño, que para ese entonces ya había alcanzado un fuerte arraigo entre la población.

Presencia de las FARC[editar]

Para el momento en que surgieron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP), en los años 1970, las guerrillas comunistas del Sumapaz ya habían dejado las armas. Al principio, el Sumapaz fue una zona de tránsito para las FARC, pero con el tiempo su presencia en el territorio se hizo permanente. Por el páramo pasó el líder guerrillero Jacobo Arenas, cuando se dirigía al Cañon del Duda a la conferencia constitutiva de las FARC. Las trochas y los caminos que bajaban la cordillera se afianzaron como un corredor que desembocaba al cañón del río Duda, uno de los fortines históricos del grupo guerrillero, que permitía llegar a La Uribe, en el departamento del Meta, y desde allí continuar el camino hacia La Macarena e ingresar al Caquetá.

Durante los años de presencia de las FARC en Sumapaz, la guerrilla construyó las únicas vías de acceso que durante mucho tiempo existieron en la zona. Henry Castellanos, alias “Romaña”, tenía planeada la meta de construir una carretera de más de 100 kilómetros que hiciera ágil el tránsito entre el Duda, el Sumapaz y el área urbana de Bogotá.[7]

Creación de la Localidad[editar]

Mural en honor a Jaime Garzón, Alcalde Menor de Sumapaz en 1988.

La localidad de Sumapaz fue creada mediante el Acuerdo 9 de 1986, emanado por el Concejo de Bogotá, y ratificado después, teniendo en cuenta el régimen político y administrativo de la ciudad establecido en el artículo 318, capítulo 3, del título XI de la Constitución Política de Colombia.

En 1988 Jaime Garzón fue nombrado Alcalde Menor de Sumapaz, mientras Andrés Pastrana era Alcalde Mayor de la ciudad. Durante el año que Garzón fue alcalde de la localidad, construyó un centro de salud, mejoró la escuela y pavimentó la única calle del pueblo.[8]​.

Siglo XXI[editar]

Fundación del Batallón de Alta Montaña[editar]

Para finales de la década de 1990, las FARC habían afianzado su presencia en el Sumapaz, y esto, sumado al hecho de que la región es una de las principales zonas de acceso a la capital, hizo que el Sumapaz se convirtiera en un importante objetivo de vigilancia por parte de las fuerzas armadas colombianas.[9]

Para el año 2000, el gobierno del presidente Andrés Pastrana, en medio del proceso de paz fallido del Caguán, se propuso la reconquista del Sumapaz mediante la operación Aniquilador II, mediante la cual se movilizaron 4.000 soldados acompañados por la Fuerza Aérea Colombiana, con el propósito de replegar el Bloque Oriental de las FARC. Producto de esa operación militar, el ejército tomó el control del Alto de las Águilas, que hasta entonces había sido un fortín guerrillero. Allí se fundó, en 2001, el Batallón de Alta Montaña, con el cual el gobierno nacional dio por terminada la reconquista del Sumapaz.

El Batallón de Alta Montaña está resguardado por las bases militares Fénix y Banderas. Fénix está ubicada a escasos metros del Batallón, en una colina elevada que permite una mayor visibilidad y control de la zona. Banderas, por otro lado, se erige más arriba en la montaña, a cerca de cinco kilómetros del Batallón y a una altura que sobrepasa los 3900 metros sobre el nivel del mar.

En 2015 el Batallón propuso la reforestación de frailejones en el Sumapaz.[10][11]​ En 2018 se fundó un monumento por parte del Ejército Colombiano llamado Héroes de Sumapaz en la vía Bogotá-Girardot.[12]

Solicitud de creación de la Zona de Reserva Campesina[editar]

Primeros intentos de solicitud[editar]

En 1994, bajo el gobierno del presidente Ernesto Samper, se creó una nueva forma de ordenamiento territorial, las Zonas de Reserva Campesina (ZRC), con el propósito de que los terrenos baldíos que fueran propiedad del Estado se repartieran de manera equitativa entre los campesinos más vulnerables con el fin de que desarrollaran proyectos productivos, conservaran el medio ambiente, se superara el desplazamiento causado por el conflicto armado y se previniera la concentración de la tierra.[13]

En 1998, durante la primera alcaldía de Enrique Peñalosa, los habitantes de Sumapaz solicitaron por primera vez la creación de una Zona de Reserva Campesina en su localidad con el propósito principal de preservar los recursos ambientales que se ven amenazados por el avance continuo de la minería a gran escala y la construcción desbordada que se expande hacia los límites rurales de Bogotá. En esa ocasión, el Sindicato de Trabajadores de Sumapaz (Sintrapaz) y la Asociación de Juntas de Acción Comunal lideraron el proyecto. Posteriormente, la solicitud ha sido apoyada también por la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (Anzorc).

La Zona de Reserva Campesina, de ser creada, tendría una extensión territorial de 23.000 ha, dentro de las que se hallan 16 veredas de los corregimientos de San Juan y Nazareth. Además de la protección del medio ambiente, los campesinos de la localidad pretenden que con la creación de la ZRC se fortalezca la agricultura sostenible, lo que daría un impulso económico y social a una zona que históricamente ha sido afectada por la violencia. La aprobación de la ZRC implicaría un plan de desarrollo a quince años, inversiones cercanas a los 35.000 millones de pesos, proyectos asociativos de conservación ambiental, economía campesina, agroecología, actividades agropecuarias de bajo impacto, no extensivas y libres de uso de químicos.

Gobierno de Juan Manuel Santos[editar]

Durante el gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez no fue posible hacer la solicitud debido a la rotunda negativa del gobierno a la propuesta, por lo que no fue sino hasta el año 2012, durante el gobierno de Juan Manuel Santos, luego de catorce años de haber hecho la solicitud por primera vez, que el Incoder inició el proceso de trámite de la petición. Sin embargo, en el año 2015 el Incoder fue liquidado, por lo que la solicitud tuvo que hacerse de nuevo ante una nueva entidad, la Agencia Nacional de Tierras (ANT), en la que el trámite encontró más obstáculos administrativos. En un principio se creyó que el trámite ante la Agencia Nacional de Tierras surtiría efecto debido a que la solicitud se enmarcaba dentro del punto primero del acuerdo de paz con las FARC, además de que quedó incluido dentro de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (Pdets) para las zonas priorizadas en el Acuerdo. Sin embargo, a pesar de que durante el gobierno de Juan Manuel Santos se lograron importantes avances en el trámite de la solicitud, la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), que agrupa a los grandes industriales del país, y que tiene asiento en el Consejo Directivo de la ANT, se opuso con firmeza a concederle al Sumapaz la figura de ZRC.[14]

A los anteriores inconvenientes se sumó que la declaratoria de ZRC chocaba con la delimitación del Páramo de Sumapaz-Cruz Verde hecha por la Corporación Autónoma Regional (CAR), pues esta delimitación impediría el desarrollo de proyectos productivos y de agricultura sostenible en áreas protegidas. Debido a esto, los campesinos elaboraron un nuevo documento de solicitud en el que tenían en cuenta la delimitación hecha por la CAR.

Gobierno de Iván Duque[editar]

El proceso de solicitud de la ZRC tuvo algunos avances durante la administración del presidente Santos, pero con la llegada al poder de Iván Duque se frenó nuevamente, puesto que las Zonas de Reserva Campesina no fueron incluidas en el Plan de Desarrollo, además de que la posición oficial del Centro Democrático (partido del gobierno) afirma que las ZRC son espacios de fortalecimiento para las guerrillas de izquierda. En agosto de 2018, Hernando Bejarano, líder comunal de Sintrapaz, denunció que algunos miembros del partido Centro Democrático habían declarado que las Zonas de Reserva Campesina frenan el desarrollo agrario y se convierten en «emporios del terrorismo». A esto se sumaron declaraciones de la vicepresidente de la República, Marta Lucía Ramírez, para quien las ZRC son gérmenes de «Repúblicas Independientes».[15]

En noviembre de 2018 los habitantes de la localidad volvieron a solicitar, en audiencia pública y popular, que se declare la Zona de Reserva Campesina en la localidad, con el fin de proteger los recursos ambientales del Sumapaz de los posibles daños causados por obras apoyadas por la segunda administración del alcalde Enrique Peñalosa como la construcción de una hidroeléctrica y edificios de unidades residenciales. La exigencia se hizo luego de que los campesinos del corregimiento de San Juan de Sumapaz se declararan en paro y bloquearan el acceso a la localidad con el propósito de pedirle al alcalde Peñalosa que frenara los planes de construcción en la localidad, además de solicitarle que prestara atención a las reiteradas peticiones que habían hecho para que en la localidad se hicieran arreglos a las vías y a la infraestructura de salud, educación y telecomunicaciones.[16]

Geografía[editar]

Vista panorámica del Páramo de Sumapaz.
  • Altitud:4650 m s. n. m.
  • Extensión: Con 780 km² (78.095 ha) es la localidad más grande y la menos poblada de Bogotá, con cerca de 5.667 habitantes.[17]

Límites[editar]

La localidad de Sumapaz tiene los siguientes límites, según el Acuerdo 9 de 1986 del Concejo del Distrito Capital:

  • Norte: Con el Alto de los Tunjos, el sitio Bocagrande, con las localidades de Usme y Ciudad Bolívar.
  • Sur: Con el Alto de las Oseras, con Cundinamarca y el departamento del Huila.
  • Oriente: Con el Alto de las Oseras, Cundinamarca y el departamento del Meta.
  • Occidente: Con el Alto de los Juncos y el departamento del Huila.

La Localidad 20 lindera en sentido contrario a las manecillas del reloj, como sigue: partiendo al norte de la Laguna de Chisacá, en dirección sur por el divorcio de aguas hasta el nacimiento del río Pilar y por este aguas abajo hasta encontrar el río Sumapaz; se remonta dicho curso de agua hasta su nacimiento en el Alto de las Oseras, límite con el departamento del Huila; a continuación en dirección nordeste se sigue por la cumbre de la cordillera para encontrar el cerro Nevado del Sumapaz y luego al norte hallar el nacimiento del río Chochal en el alto de Torquita; se gira luego al oriente para encontrar la Sierra Leona de Santa Bárbara y posteriormente el Páramo del Gallo, sector del nacimiento del río del mismo nombre; por dicho río aguas abajo hasta la confluencia de la quebrada Tanques y por ella hasta su nacimiento; en dirección norte se encuentra el río Blanco y buscando el nacimiento de este último se llega al Portezuela; aguas arriba al río Portezuela confluye el río Pozo, por el que se sigue hasta su nacimiento en el sitio denominado Bocagrande en la Cuchilla de Cauquillos; a continuación hacia el oeste y por el divorcio de aguas se arrima a la Laguna de Chizacá, punto de partida.

Hidrografía[editar]

Frailejones en Sumapaz, plantas que son fundamentales en el proceso de generación de agua.

La Localidad 20 de Sumapaz se localiza sobre la cordillera Oriental, entre los 2.700 y 4.100 m s. n. m., donde se encuentra el Páramo de Sumapaz, considerado el más grande del mundo. Una extensión del territorio es considerada como área de reserva natural desde el año 1977 por resolución del INDERENA.

En el Sumapaz se genera uno de los más importantes recursos hídricos de Colombia que hacen parte de las cuencas de los ríos Magdalena y Orinoco. El Sumapaz producirá también parte de los depósitos de agua que abastecerán a la Bogotá del futuro. Las 75.756 ha de la Localidad de Sumapaz con sus 35.928 ha de pajonal, 25.017 de frailejonal y pajonal, 5.402 de bosque natural, 1856 de turbera y 106 de lagunas, además de sus 1.128 km de ríos y quebradas, conforman un conjunto natural que cumple un importante papel en el ciclo del agua, tanto regulando los flujos desde la montaña, como alimentando los depósitos subterráneos.

Lagunas[editar]

Ecología[editar]

La importancia de los ecosistemas de montaña es indiscutible, pues además de proporcionar bienestar y vivienda para una buena parte de la población humana, se convierten en uno de los principales factores que le dan estabilidad y equilibrio al planeta tierra. Por ello las Naciones Unidas designaron al año 2002 como el año internacional de las montañas el cual representa un gran desafío y una gran oportunidad, debe considerarse como un importante paso en el largo proceso comenzando en la cumbre de Río de Janeiro en 1992 con la finalidad de aumentar la conciencia pública y asegurar al mismo tiempo un crecimiento financiero, político e institucional adecuado, a fin de realizar una acción concreta directa para el desarrollo sostenible de las montañas. El tema se proyecta mucho más allá del año 2002. Su finalidad es ayudar a la gente pobre y marginada que vive en estas zonas, evidenciar su herencia cultural, preservar y fomentar el uso sostenible de los recursos naturales de las áreas de montaña. Algunas de las características del ecosistema del Sumapaz son las siguientes:

  • Pantanos de páramo: También conocidos como turberas, son ecosistemas que funcionan como esponjas. La maraña de restos vegetales que allí se deposita absorbe hasta 40 veces su peso en agua.
  • Niebla: La niebla que es empujada por los vientos es atrapada por los musgos y frailejones, que de esta forma absorben el agua.
  • Lagunas: Son fuentes de agua que en algunos casos dan nacimiento a ríos como el Tunjuelo, que nace en la laguna de Chisacá o Los Tunjos.[18]

Flora[editar]

Frailejones del Sumapaz.
  • Frailejón: Existen más de 32 especies distintas de frailejón. Crecen un centímetro al año y tienen una piel felpuda que reviste sus tallos y hojas. Por lo general sus hojas son blancas para reflejar la radiación del sol y así protegerse de sus efectos.
  • Paja o Guinchi
  • Cardones
  • Siete cueros rojo
  • Pegapega o pegamosco
  • Musgos y líquenes

Fauna[editar]

Zonas protegidas[editar]

PNN (Parque Nacional Natural)[editar]

El Parque nacional natural Sumapaz está localizado en Sumapaz, a una hora del casco urbano de Bogotá. Que una parte de la localidad de Sumapaz fuera parte de este parque, fue posible por medio del artículo 1 del decreto 2811 de 1974 del Gobierno Nacional.

El Parque Nacional de Sumapaz contiene la mayor extensión de ecosistema de páramo del mundo. La biodiversidad es mucho mayor gracias a que tiene diferentes pisos térmicos que van desde los 1.600 hasta los 4.000 m s. n. m. de altitud. La extensión territorial total del páramo es de 178.634 ha.

Este páramo es lugar de nacimiento de varios ríos de la región del Orinoco y de múltiples afluentes del Magdalena. Además, contiene numerosas lagunas y grandes escarpas que constituyen nidos hidrográficos donde se originan los ríos Cabrera, Sumapaz y Guape.

Con un clima cálido-frío-páramo y con una temperatura que va desde los 2° hasta los 19°, es posible encontrar especies vegetativas como el frailejón y el chusque.[19]

Organización territorial[editar]

La localidad de Sumapaz se divide en dos Unidades de Planeación Rural (UPR), tres corregimientos y 28 veredas,[20]​ así:

UPR Río Blanco[editar]

La zona de los dos corregimientos de la UPR Río Blanco está situada al nororiente del Parque nacional natural Sumapaz; tiene aproximadamente 16.817 ha y comprende el límite entre el Distrito Capital y los departamentos de Meta y Cundinamarca y la zona de desarrollo agrícola de Usme.

Corregimiento de Nazareth[editar]

  • Veredas: Nazareth, Los Ríos, Las Auras, Las Palmas, Las Sopas, Taquecitos, Las Ánimas, Santa Rosa.

Corregimiento de Betania[editar]

  • Veredas: Betania, El Istmo, Tabaco, Raizal, Peñaliza, Laguna Verde.

UPR Río Sumapaz[editar]

La UPR Río Sumapaz se encuentra en la zona de la cuenca del río Sumapaz, en la vertiente occidental del páramo que va hacia el río Magdalena. Es una región caracterizada por tener amplios valles y sectores quebrados. Además del río Sumapaz, también se encuentra el río Piar y el río San Juan.

Corregimiento de San Juan de Sumapaz[editar]

La zona del corregimiento de San Juan de Sumapaz está situada al suroccidente Parque nacional natural Sumapaz; tiene 19.795 ha. Las poblaciones de San Juan de Sumapaz y La Unión son las más importantes.

  • Veredas: San Juan de Sumapaz, La Unión, Chorreras, Tunal Alto, Tunal Bajo, San Antonio, Las Vegas, Capitolio, San José, Concepción, El Toldo, Santo Domingo, Lagunitas, Nueva Granada.

Vías de acceso[editar]

A la localidad de Sumapaz se accede generalmente por la Vía al Llano, o desde el Portal de Usme de Transmilenio.

Economía[editar]

Las principales actividades económicas de los habitantes del Sumapaz son la agricultura (cultivo de papa y trigo) y la venta de productos agropecuarios y sus derivados, como leche, yogures y quesos, además de la ganadería y explotación de canteras.

La negativa al turismo ecológico[editar]

Históricamente, los habitantes de Sumapaz se han negado a que en su localidad se realicen actividades de turismo ecológico por las negativas consecuencias que dichas prácticas han producido, entre las que se cuentan las siguientes:[21]

  • Aparición de abundantes desperdicios y basuras.
  • Desojamiento y derribo de frailejones (plantas que solo crecen un centímentro al año).
  • Aparición de nuevos senderos producto de las caminatas, lo que compacta la tierra haciendo que ésta pierda su principal cualidad en el páramo, que es servir de esponja para retener el agua y regular su ciclo.
  • Pérdida de las tradiciones campesinas por el contacto permanente con la cultura citadina.
  • Abandono por parte de los campesinos de las prácticas tradicionales de agricultura sostenible para ser reemplazadas por la atención y el servicio a los turistas.
  • Entrega de los beneficios a empresas turísticas ajenas a la región.
  • Construcción de infraestructura de servicios turísticos y hoteleros que en el mediano plazo afectarían gravemente al ecosistema del páramo.

Población[editar]

La población de la localidad de Sumapaz es netamente rural. Según el censo del Hospital de Nazareth, la localidad cuenta con cerca de 5667 habitantes. Las fuentes oficiales, como el DANE, proyectaron para toda la región una población entre 6982 y 12 000 habitantes, según los censos de 1985 y 1993. Esta población está distribuida en una extensión de 88.891 hectáreas aproximadamente, siendo la Localidad más extensa.

La sede de la Alcaldía Local está ubicada al interior del perímetro urbano de la ciudad de Bogotá, en la Avenida Calle 6 # 32 A - 85, en el barrio Veraguas Central.

La organización administrativa de la Localidad 20 Sumapaz está determinada por la conformación de la Junta Administradora Local, el Fondo de Desarrollo Local y el grupo de la Alcaldía liderado por el Alcalde Local. La sede administrativa de la Alcaldía se encuentra ubicada en la zona sur del área urbana del Distrito Capital.

La representación legal del Fondo, la ordenación del gasto y del pago corresponden al Alcalde local con funciones establecidas según Decretos 698 de 8 de noviembre de 1993 y 050 de 25 de enero de 1994.

Organizaciones sociales y comunitarias[editar]

  • Sindicato de Trabajadores Agrícolas de Sumapaz - Sintrapaz: Es una organización gremial integrada por campesinos, aparceros, arrendatarios y jornaleros del Sumapaz, que trabaja por las posibilidades de un desarrollo agrario sostenible en la región. También promueve la protección de los recursos ambientales de la localidad que se ven amenazados por la constante especulación inmobiliaria que históricamente ha expandido los límites urbanos de Bogotá hacia zonas que antes eran rurales.
  • Consejo Local de Mujeres: Es un consejo comunitario integrado por comités veredales desde el año 2002, que busca fortalecer la cultura ancestral y campesina de la localidad, además de visibilizar, promover y dignificar el trabajo de las mujeres. El CLM también apoya las reclamaciones de la comunidad en razón de redistribución de la tierra y generación de condiciones propicias para el trabajo en el campo.
  • Escuela Agroecológica Guardianes de Sumapaz: Es una organización comunitaria ubicada en la vereda Las Vegas, en el corregimiento de San Juan de Sumapaz. Durante el paro agrario de 2013, el Ministerio de Agricultura asignó recursos para la creación de proyectos sostenibles; producto de ese acuerdo, la comunidad fundó la Escuela Agroecológica Guardianes de Sumapaz. Allí se desarrollan proyectos productivos y educativos, en los que se les enseña a los campesinos a criar especies menores, ordenamiento de finca y cultivo con elementos orgánicos, entre otras actividades. La organización está en contra de que se instalen proyectos ecoturísticos en la localidad, puesto que los consideran un camino por el que podrían acelerar el deterioro de la zona y de paso acabar con sus costumbres campesinas.[22]
  • Fundación Parcela Cultural Campesina: Es una entidad sin ánimo de lucro que aúna actividades con otras organizaciones para el fortalecimiento de las actividades campesinas. Su sede principal se encuentra en la vereda Santa Rosa Baja, en el corregimiento Nazareth.
  • Colectivo Juventud Sumapaceña: Es una organización que hace parte de la Fundación Cultural Parcela Campesina, y que trabaja para fortalecer la identidad juvenil campesina, la apropiación y el cuidado del territorio, la defensa del medio ambiente y la recuperación de la memoria y las tradiciones campesinas.
  • Las Frailejonas: Son una agrupación teatral y de danza fundada en 2009, integrada por mujeres campesinas que por medio del teatro divulgan el cuidado del páramo y el reciclaje.[23]
  • Juntas de Acción Comunal: Es una organización que integra a los habitantes de las 28 veredas de la localidad. Promueven la participación política de la ciudadanía y hacen seguimiento a los proyectos de la administración local y distrital.

Servicios públicos[editar]

Educación[editar]

Gracias a Jaime Garzón como alcalde local se impulsó la educación en Sumapaz, por lo cual se nombró en su honor el conocido Colegio Campestre Jaime Garzón[24]​ . Para el año 2016, la localidad de Sumapaz contaba con dos instituciones oficiales, concentrando el 0,9% de las instituciones educativas del Distrito Capital.

Salud[editar]

La localidad de Sumapaz cuenta con 3 instituciones públicas prestadoras de servicios de salud, adscritas a la Secretaría de Salud, de las cuales 2 son Centros de Atención Médica Inmediata (CAMI) y 1 corresponde a Unidades Primarias de Atención en Salud (UPAS).

Cultura[editar]

Escenarios culturales[editar]

Sumapaz cuenta con los siguientes escenarios culturales:

  • Parcela de la Cultura Campesina Llano Grande: Se encuentra ubicada en el corregimiento de Betania. Cuenta con una extensión de 7,8 ha. Es un espacio comunitario para el encuentro social y cultural del campesinado.
  • Centro de Convenciones del Páramo: Es un auditorio con una capacidad para ochocientas personas, ubicado en el corregimiento de San Juan.
  • Biblioteca Publico Escolar Sumapaz

Medios de comunicación[editar]

  • El Rural: Periódico institucional de la localidad.
  • Suma-Paz Prensa Alternativa: Es un medio de comunicación alternativa que tiene presencia principalmente en Internet.

Sumapaz en la cultura popular[editar]

Los agujeros negros es el título de un cuento de la escritora Yolanda Reyes. Narra la historia de un niño cuyos padres pertenecieron a una organización de campesinos y resultan asesinados en algunos de los conflictos que hubo en la región de Sumapaz. El relato aborda el tema de la guerra y la relación con las generaciones más jóvenes que viven esa situación como una herencia.

Agrupaciones musicales[editar]

  • Los Reales del Nevado: Música carranguera y campesina.
  • Los Independientes: Música campesina.

Trabajos académicos[editar]

  • Un mar en el cielo - Memoria hablada en Sumapaz, documental de BibloRed.[26]

Festividades[editar]

  • Día del Campesino y la Campesina Sumapaceña: Se celebra por lo general en el mes de agosto, en el centro poblado La Unión, del corregimiento San Juan. Se realizan concursos gastronómicos y de hilandería, bailes, competiciones deportivas y concurso de arriería, entre otras actividades.
  • Día Comunal Sumapaceño: Es un día en el que se reúnen las principales organizaciones comunales y Juntas de Acción Comunal de la localidad y se hacen reconocimientos especiales a los líderes y lideresas de dichas organizaciones. Se suele celebrar en el mes de marzo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. bogota.gov.co/ «Historia del poblamiento de Sumapaz». (27•NOV•2012). Consultado el 23 de septiembre de 2019.
  2. «Historia del poblamiento de Sumapaz». Bogota.gov.co. Consultado el 25 de agosto de 2019. 
  3. Caballero, 2017, p. 34.
  4. Castro Carvajal, 1996, p. 35.
  5. Caballero, 2017, p. 176.
  6. www.bacanika.com https://www.bacanika.com/historia/cronicas/item/el-paramo-mas-grande-del-mundo.html |url= sin título (ayuda). Consultado el 25 de agosto de 2019. 
  7. www.centrodememoriahistorica.gov.co/ «El Batallón de Alta Montaña del Sumapaz» (María Luisa Moreno para CNMH). Consultado el 19 de septiembre de 2019.
  8. Semana. «Un corazón demasiado grande». Un corazón demasiado grande. Consultado el 25 de agosto de 2019. 
  9. «Sumapaz: corazón de la guerra». ELESPECTADOR.COM (en español). 19 de octubre de 2009. Consultado el 25 de agosto de 2019. 
  10. Semana. «Páramo de Sumapaz, una historia de soldados y frailejones». Reforestación de frailejones en el páramo de Sumapaz. Consultado el 25 de agosto de 2019. 
  11. http://www.centrodememoriahistorica.gov.co. «El Batallón de Alta Montaña del Sumapaz - Recorridos por los paisajes de la violencia en Colombia?». http://www.centrodememoriahistorica.gov.co. Consultado el 25 de agosto de 2019. 
  12. «Inauguran monumento a los héroes del Sumapaz en vía Bogotá-Girardot». www.wradio.com.co. 9 de mayo de 2018. Consultado el 25 de agosto de 2019. 
  13. pacifista.tv/ «¿En qué va la Zona de Reserva Campesina del Sumapaz?» (Staff ¡Pacifista! - Septiembre 21, 2016). Consultado el 18 de septiembre de 2019.
  14. lasillavacia.com/ Silla Cachaca / «La zona de reserva campesina en Sumapaz, un papayazo para Duque». (Por CARLOS HERNÁNDEZ OSORIO · 16 DE AGOSTO DE 2018). Consultado el 18 de septiembre de 2019.
  15. www.elespectador.com/ «Lo que frena la Reserva Campesina de Sumapaz». Por: Mónica Rivera Rueda (Bogotá 23 Ago 2018 - 10:00 PM). Consultado el 17 de septiembre de 2019.
  16. www.rcnradio.com/ «Sumapaz, la Bogotá rural abandonada que nadie conoce». Por: Jairo Tarazona. (06 Nov 2018 - 01:30 Pm) Consultado el 17 de septiembre de 2019.
  17. http://www.bogota.gov.co/localidades/sumapaz
  18. www.secretosparacontar.org/ «En el país de la niebla y los frailejones» Consultado el 21 de septiembre de 2019.
  19. «Parque Nacional Natural Sumapaz | Parques Nacionales Naturales de Colombia». Consultado el 25 de agosto de 2019. 
  20. «Historia». www.sumapaz.gov.co. Consultado el 25 de agosto de 2019. 
  21. www.las2orillas.co/ «¿Por qué Sumapaz dice No al turismo?» (Por: Carlos Alberto Morales Acosta | junio 17, 2017). Consultado el 22 de septiembre de 2019.
  22. www.elespectador.com/ «El resurgir del páramo de Sumapaz». (Por: Mónica Rivera Rueda. Bogotá 25 Mar 2019 - 9:00 PM). Consultado el 20 de septiembre de 2019.
  23. www.car.gov.co/ Las Frailejonas, protectoras del páramo Sumapaz (Bogotá D.C., 16 de febrero de 2018). Consultado el 25 de septiembre de 2019.
  24. «Colegio Campestre Jaime Garzón (Sumapaz,Bogotá)». www.bogotamiciudad.com. Consultado el 25 de agosto de 2019. 
  25. «Sumapaz: la historia de los luchadores por la vida |». www.victimasbogota.gov.co. Consultado el 25 de agosto de 2019. 
  26. «"Un mar en el cielo - memoria hablada en Sumapaz” | Biblored». www.biblored.gov.co. Consultado el 25 de agosto de 2019. 
  27. Cantor, Renán Vega (2007). «Sumapaz : memorias de lucha y resistencia». Boletín Cultural y Bibliográfico 44 (76-77): 240-242. ISSN 2590-6275. Consultado el 25 de agosto de 2019. 

Bibliografía[editar]

  • Caballero, Antonio (2017). Historia de Colombia y sus oligarquías. Editorial Crítica. 
  • Castro Carvajal, Beatriz (1996). Historia de la vida cotidiana en Colombia. Editorial Norma. 

Enlaces externos[editar]