Primer contacto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cuadro en representación del Descubrimiento de América. Pintura de Dióscoro Puebla, (Exposición Nacional (1862), Medalla de Primera clase)

Primer contacto es un término usado para referirse al primer encuentro entre dos culturas que desconocieran su existencia mutua.[1][2]​ El ejemplo más conocido es el encuentro entre España y los arahuacos, que bien puede expandirse hacia el primer contacto entre Europa en general y la América precolombina en general. Para la historia anglosajona el ejemplo más destacado es el encuentro de los aborígenes australianos con europeos en 1788 cuando la Primera Flota llegó a Sydney.[3]

A menudo se referencia a tales situaciones como un "descubrimiento", en particular por quien haya realizado el mayor esfuerzo de exploración resultante en dicho encuentro, como hicieron los británicos y Estados Unidos con la teoría jurídica que utiliza una "doctrina del descubrimiento".[4]​ Generalmente es la sociedad tecnológicamente más compleja la que es capaz de viajar a nuevas regiones geográficas para hacer contacto con aquellas sociedades más aisladas y menos desarrolladas tecnológicamente.[5]​ Sin embargo, como se objeta el uso de la palabra "descubrimiento" respecto de seres humanos, se suele utilizar "primer contacto" en su lugar. El término "descubrimiento" se usa para referirse a sitios geográficos.

La fascinación por el primer contacto ha experimentado muchas transformaciones desde la Era de los Descubrimientos, una de las primeras narrativas sobre el contacto con las Diez Tribus Perdidas y Prester John, y continúa hoy como un tropo en la ciencia ficción sobre el descubrimiento extraterrestre, además de manifestarse en exploración espacial contemporánea (por ejemplo, la placa Pioneer).[6]

Consecuencias[editar]

El registro histórico indica que cuando una cultura está significativamente más avanzada tecnológicamente que la otra, este lado se verá favorecido por la naturaleza disruptiva del conflicto, a menudo con consecuencias nefastas para la otra sociedad, pero la introducción de enfermedades juega un papel fundamental en el proceso. Los pueblos más aislados que vivían en territorios más amplios en baja densidad sucumbieron a las enfermedades traídas desde la densidad comparativamente más alta de Europa. Las poblaciones indígenas simplemente no habían tenido tiempo de desarrollar inmunidad a las enfermedades extranjeras, todas las cuales se introdujeron a la vez, a las cuales las poblaciones europeas más urbanizadas habían tenido muchos años para desarrollar alguna inmunidad poblacional.[7]

El resultado posterior a un primer contacto puede ser la paz o la guerra, dependiendo entre otras cosas del contexto interno de cada participante al momento del mismo y de su desarrollo tecnológico comparado.

Historia[editar]

Mucho antes de los pueblos no contactados contemporáneos, hubo muchos más casos de comunidades y estados aislados unos de otros, a veces con un conocimiento escaso de los demás y un contacto deficiente.

Uno de esos casos es el escaso contacto formal entre Europa y China a lo largo de la larga historia del comercio de la Ruta de la Seda y el contacto posterior con el Imperio Mongol. La frustración por la falta de contacto dio lugar a la caracterización de China como aislacionista,[8]​y después de ser identificada con la Gran India y las potencias europeas tanto Prester John, como el príncipe portugués Enrique el Navegante,[9]​ intentó llegar a la aislada Gran India hacia el oeste. Esto hizo que las potencias coloniales identificaran a las Américas como las Indias Occidentales como parte de la Gran India y pueblos indígenas de las Américas incorrectamente como "indios". Este contacto ha sido llamado "descubrimiento" unilateral, como en el caso de la doctrina del descubrimiento, y reinventado contemporáneamente por narrativas del primer contacto más allá de la Tierra encontrando su camino hacia la exploración espacial real (por ejemplo, la placa Pioneer).[6]​ Se ha argumentado que para el colonialismo esta búsqueda de contacto resultó ser un elemento crucial para ganar control sobre el conocimiento y la representación del otro, fetichizando y objetivando el contacto y su lugar en la frontera.dibujando una larga historia de contacto unilateral hasta hoy con los pueblos indígenas y específicamente los pueblos aislados.[6]

Ejemplos notables[editar]

Se han producido numerosos casos importantes de primer contacto sin grabaciones contemporáneas detalladas en Eurasia y África, incluidas las invasiones de Alejandro Magno desde Persia a la India en 330 a. C. y el establecimiento de relaciones romano-chinas en el siglo II d. C. Sin embargo, las rutas comerciales bien establecidas desde tiempos prehistóricos significaron que muchas de las culturas habrían sido conscientes de la otra antes de conocerse.

Año Fecha Indígenas Nombre Grupo explorador Ubicación País Descripción del primer contacto
~1000 Desconocida Beothuk Leif Erikson Vikingos L'Anse aux Meadows Vinland, actual Canadá Asentamiento vikingo establecido en L'Anse Aux Meadows aproximadamente en el año 1000 d.C. Los vikingos se referían a los indígenas como Skræling, que en realidad eran probablemente los proto-Beothuk, con los que tenían contacto. Se debate si este contacto fue pacífico o violento. Las estimaciones arqueológicas para la población nórdica de L'Anse aux Meadows van de 30 a 120 personas.[10][11]
1492 12 de octubre Taíno, Galibi y Ciboney, etc. Cristóbal Colón Imperio Español Desconocido Bahamas y Cuba Permiso amistoso para dejar a 39 hombres.[cita requerida]
1595 21 de julio Polinesios Álvaro de Mendaña de Neira Imperio Español Islas Marquesas Polinesia Francesa Inicialmente amigable, pero se volvió violento en el primer encuentro y provocó 200 muertes locales en las primeras dos semanas.[12]
1642 19 de diciembre Ngāti Tūmatakōkiri Abel Tasman Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales Región de Tasman Nueva Zelanda Cuatro holandeses muertos, un maorí herido, ninguna otra comunicación.[13]
1788 21 de enero Cadigal yBidjigal etc. Primera Flota Gran Bretaña Sydney Australia Amable, reservado, un aborigen probablemente abatido.[14]
1791 29 de noviembre Moriori William Robert Broughton Gran Bretaña Isla Chatham Nueva Zelanda Manifestaciones de agresión de los Moriori seguidas rápidamente de relaciones pacíficas. Luego, una pelea que llevó a la muerte de un Moriori.[15]
1930 Papúes Mick Leahy Australianos Tierras Altas de Nueva Guinea Papúa Nueva Guinea Amistosos, algunos habitantes de las Tierras Altas pensaron que eran antepasados ​​e intentaron quitarles la piel blanca.[16]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Serge Tcherkezoff (1 August 2008). First Contacts in Polynesia - the Samoan Case (1722-1848): Western Misunderstandings about Sexuality and Divinity. ANU E Press. p. 1. ISBN 978-1-921536-02-1. 
  2. Joshua A. Bell; Alison K. Brown; Robert J. Gordon (6 November 2013). Recreating First Contact: Expeditions, Anthropology, and Popular Culture. Smithsonian. p. 128. ISBN 978-1-935623-24-3. 
  3. Scuppin, 2014.
  4. Suzan Shown Harjo (30 September 2014). Nation to Nation: Treaties Between the United States and American Indian Nations. Smithsonian. p. 39. ISBN 978-1-58834-479-3. 
  5. Jean Stockard (2000). Sociology: Discovering Society. Wadsworth. p. 512. ISBN 978-0-534-56521-3. (requiere registro). 
  6. a b c Grande, Alexander (2014). Erst-Kontakt (Tesis). Vienna: University of Vienna. doi:10.25365/thesis.31693. Consultado el 4 April 2020. 
  7. http://rdcu.be/vwH4
  8. Millar, Ashley Eva (2011). «Your beggarly commerce! Enlightenment European views of the China trade.». En Abbattista, Guido, ed. Encountering Otherness. Diversities and Transcultural Experiences in Early Modern European Culture. pp. 210f. 
  9. Baum, Wilhelm (1999). Die Verwandlungen des Mythos vom Reich des Priesterkönigs Johannes. Rom, Byzanz und die Christen des Orients im Mittelalter. 
  10. Kolodny, Annette (2012). In Search of First Contact: The Vikings of Vinland, the Peoples of the Dawnland, and the Anglo-American Anxiety of Discovery. Duke University Press. p. 95. ISBN 978-0-8223-5286-0.
  11. Linda S. Cordell; Kent Lightfoot; Francis McManamon; George Milner (2008). Archaeology in America: An Encyclopedia [4 volumes]: An Encyclopedia. ABC-CLIO. pp. 82–83. ISBN 978-0-313-02189-3.
  12. Thompson, Christina (12 de marzo de 2019). Sea People: The Puzzle of Polynesia (en inglés). HarperCollins. p. 34. ISBN 9780062060891. 
  13. Taonga, New Zealand Ministry for Culture and Heritage Te Manatu. «2. – European discovery of New Zealand – Te Ara Encyclopedia of New Zealand». teara.govt.nz (en inglés). Consultado el 15 de enero de 2019. 
  14. Derrincourt, Robin. «Camp Cove». Dictionary of Sydney. Consultado el 24 November 2013. 
  15. King, Michael (1 de septiembre de 2017). Moriori: A People Rediscovered (en inglés). Penguin UK. pp. 39-42. ISBN 9780143771289. 
  16. Griffin, James, «Leahy, Michael James (Mick) (1901–1979)», Australian Dictionary of Biography (National Centre of Biography, Australian National University), consultado el 15 de enero de 2019