Pinocitosis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Endocitosis en sus diferentes formas.

La pinocitosis (del griego: πίνειν gr 'beber', kyto- κύτος gr. cient. 'célula' y -ō-sis gr. 'proceso') es un tipo de endocitosis que consiste en la captación de material del espacio extracelular por invaginación de la membrana citoplasmática eucariota.[1]​ Esta la membrana se repliega creando una vesícula pinocítica o pinozoma que se desprende hacia el interior celular con las moléculas disueltas o en suspensión en su interior.

Junto con la fagocitosis, constituyen los dos tipos principales de endocitosis. La pinocitosis se diferencia de la fagocitosis principalmente en que la primera afecta a las moléculas (como la mayor parte de las proteínas) y la segunda a partículas mayores (como las bacterias). Las vesículas pinocíticas suele medir entre 100 y 200 nanómetros de diámetro.[2]

En el ser humano, este fenómeno se observa en células de la mucosa intestinal, cuando estas permiten el ingreso de vesículas de grasa durante la absorción de nutrientes. Otro tipo de célula en la cual se la ha observado frecuentemente es el óvulo humano. Cuando el óvulo madura en el ovario de la mujer, se rodea de "células nodrizas". Aparentemente, estas células ceden alimentos disueltos al óvulo, que los incorpora por pinocitosis.[cita requerida]

Proceso de pinocitosis[editar]

El proceso de la pinocitosis se da de forma continua en la membrana de la mayoría de las células; y la velocidad a la que se da es variable, siendo especialmente rápida por ejemplo en los macrófagos ya que cad minuto aproximadamente un 3% de su membrana es absorbida en forma vesícula. La velocidad a la que se forman las vesículas puede aumentar cuando las moléculas entran en contacto con la pared celular.[2]

Las vesículas se originan en la superficie de la membrana celular, generalmente cuando una molécula se une con su receptor específico. Estos receptores están situados en unas zonas de la membrana celular llamadas depresiones revestidas. En la parte interior de estas depresiones se encuentra la proteina fibrilar llamada clatrina, así como otros filamentos contráctiles como la actina y la miosina. Una vez la molécula se une a los receptores la vesícula revestida de proteínas fibrilares pasa al citoplasma mediante invaginación, englobando la molécula y una parte del fluido extracelular.[2]​ Una vez que la vesícula entra en el citoplasma el revestimiento de clatrina desaparece y los trisqueliones (formados por moléculas de clatrina) quedan libres en el citoplasma.

La energía necesaria para realizar este proceso es bastante considerable, y es suministrada por el adenosín trifosfato, así como por la presencia de iones calcio.[2]

Dicha vesícula se fusiona con el endosoma temprano en la que intervienen dos proteínas:

a) V -SNAREs

b) T - SNARES

Posteriormente entra en juego el endosoma tardío y la formación del lisosoma en la que se produce la digestión.

En la pinocitosis se produce una acidificación gradual desde el endosoma temprano con un pH de 6, endosoma tardío pH 5,5 y el lisosoma pH 3,5.

Hay que recalcar que hay células en las que la pinocitosis no precisa moléculas de clatrina ni trisqueliones, sino que están revestidas de otras proteínas llamadas caveolinas.

Macropinocitosis[editar]

La macropinocitosis es un mecanismo endocítico independiente de la clatrina que puede activarse en prácticamente todas las células animales. En la mayoría de los tipos de células, no ocurre de forma continua, sino que se induce durante un tiempo limitado en respuesta a la activación del receptor de la superficie celular por cargas específicas, incluidos factores de crecimiento, ligandos de integrinas, restos de células apoptóticas y algunos virus. Estos ligandos activan mecanismos de señalización compleja, lo que da como resultado un cambio en la dinámica de la actina y la formación de protuberancias en la superficie celular, llamadas volantes. Cuando los volantes colapsan de nuevo sobre la membrana, se forman grandes vesículas endocíticas llenas de líquido, llamadas macropinosomas, que pueden aumentar la captación de líquido hasta diez veces de forma momentánea. Los macropinosomas se acidifican y luego se fusionan con endosomas tardíos o endolisosomas, y se terminan degradando.[3]

Etimología[editar]

El término pinocitosis fue propuesto por W. H. Lewis en 1931, y proviene de πίνω (pinó-, "beber") y κύτος (kútos, "contenedor, receptáculo") en griego antiguo. [4]

Referencias[editar]

  1. Guyton, Arthur C.; Hall, John Edward (2006). Textbook of Medical Physiology. Elsevier España. ISBN 9788481749267. Consultado el 30 de octubre de 2019. 
  2. a b c d Hall, John E. (2001). Tratado de fisiología médica (10. ed. en español edición). McGraw-Hill Interamericana. p. 20. ISBN 970-10-3599-2. OCLC 49608187. Consultado el 28 de septiembre de 2021. 
  3. Alberts, Bruce (2015). Molecular biology of the cell (Sixth edition edición). p. 732. ISBN 978-0-8153-4432-2. OCLC 887605755. Consultado el 28 de septiembre de 2021. 
  4. Michaelis, A.; Green, M. M. (1991). Glossary of Genetics : Classical and Molecular (Fifth edition edición). Springer Berlin Heidelberg. ISBN 978-3-642-75333-6. OCLC 840295988. Consultado el 28 de septiembre de 2021.