Piero Valeriano Bolzani

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Piero Valeriano Bolzani (Belluno (Italia) 14771558),[1] nacido con el nombre Giampietro Valeriano Bolzani, fue un humanista italiano favorecido por la familia Medici.[2] Es conocido por la publicación de diversas obras, entre ellas un libro pseudo-egipcio de jeroglíficos conocido como: Hieroglyphica.[3]

Biografía[editar]

Nacido en el año 1477 en la ciudad de Belluno. Pierio es de origen humilde, su familia carecía de medios para instruirle. No pudo aprendender a leer hasta la edad de quince años. Un tío le invitó a Venecia, a pesar de trasladarse a esta ciudad como camarero al servicio de un Noble, fue educado en la gramática y aprendizaje de diversas lenguas. Estudió filosofía en la Universidad de Padua a la edad de 23 años. Tras su graduación retornó a Belluno y en 1509 viajó a Roma escapando de la ocupación del Sacro Imperio Romano de su ciudad natal debido al conflicto de la guerra de la Liga Santa.[1] De acuerdo con las normas de la época camió el nombre de Giampietro a Piero, tal y como se daría a conocer a partir de este instante.

En la ciudad de Roma se ganó los favores del Cardenal Giovanni de Medici, que logró ser el Papa León X en 1513. Tras el nombramiento de León X, Bolzani comenzó a frecuentar la corte papal de la época, y gozó de este privilegio hasta la muerte del papa en 1521.[2] tras la muerte de su protector Bolzani viajó a Nápoles, regresando a Roma de nuevo en 1523 tras la votación del primo de León X a nuevo papa: Papa Clemente VII. Tomo posesión del sacramento del orden y se le concedió un status mediante la concesión de títulos, siendo al mismo tiempo profesor de elocuencia, protonotario apostólico, privado de cámara y canónigo en su ciudad natal: Belluno. Siendo igualmente profesor privado y tutor de Alessandro de Medici e Hipólito de Médicis. Para la realización de esta tarea de tutoría a Alejandro e Hipólito se dirigió a Florencia, ciudad que tuvo que abandonar en 1527 cuando los Médici fueron expulsados a causa de la República; retornando años después, en la década de 1530. Tras las muertes de Hipólito (en 1535) y Alejandro (en 1537). En su estancia en la ciudad de Padua logró escribir algunas de sus más afamadas obras. Conoce durante esta época al emblemista Andrea Alciato.[4] Finalmente en 1558 muere a la edad de 81 años.[1]

Obras[editar]

Entre sus obras más destacadas se encuentra De Infelicitate Literatorum y Hieroglyphica sive de sacris Aegyptiorum litteris commentarii (conocida brevemente por Hieroglyphica). La De Infelicitate Literatorum es considerada un tratado de los infortunios recopilados a diversas personalidades de la historia, contiene un conjunto de anécdotas e historias de dudosa procedencia.[1] Su otra obra, la Hieroglyphica, fue escrita en su momento de mayor popularidad y su desarrollo se fundamenta en el Hieroglyphica de Horapollo. El libro es una extensa obra de varios miles de folios que tiene por originalidad ser el primer diccionario renacentista de símbolos (iconografía), que logró convertirse en un género muy popular entre los intelectuales de la época. Los Hieroglyphica se publicaron en Basilea en 1556, sien reeditada siete veces a lo largo del año 1678, y traduccida al francés en en 1576 y en 1615, al italiano en 1602.[5] Piero escribió igualmente poesía en latín, sus poemas fueron muy conocidos por los autores contemporáneos.[1] Cabe destacar en 1549 un poema titulado "Pierus", escrito con la forma de una pera, siendo uno de los ejemplos tempranos de poesía concreta. su obra le hizo conocido y rechazado en países como Inglaterra, donde fue atacado por Gabriel Harvey.[6] En España fue conocido en el siglo XVI[7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e Jhon Platts (rev.), (1823), A Universal Biography: 3d series. (15th-16th century), Volumen IV, Serie III, Londres,
  2. a b Thomas Roscoe, (1853), The Life and Pontificate of Leo the Tenth, Vol I, pág. 355
  3. Erik Hornung, (1999), The secret lore of Egypt: its impact on the West, Cornell University Press, pág. 88
  4. Liana Cheney, (2007),Giorgio Vasari's teachers: sacred & profane art, pág. 74
  5. Luc Brisson (2004). How Philosophers Saved Myths. University of Chicago Press. pp. 142, 193. ISBN 0-226-07535-4. 
  6. Dick Higgins (1987). Pattern Poetry: Guide to an Unknown Literature. SUNY Press. p. 98. ISBN 0-88706-413-2. 
  7. Antonio Rojas Rodríguez, (2002), Los "Hieroglyphica" de Piero Valeriano y su recepción en España durante el siglo XVI, Humanismo y pervivencia del mundo clásico : homenaje al profesor Antonio Fontán, pags. 1607-1612