Pedro Hernández Mateo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Eduardo Dolón y Pedro Hernández Mateo durante la campaña de las municipales de 2011

Pedro Hernández Mateo es un político español condenado por corrupción[1] . Alcalde de Torrevieja desde 1988, año en que accede a la alcaldía tras una moción de censura al entonces alcalde socialista Joaquín García.

En los primeros ochenta había sido presidente de la Asociación de Padres de Alumnos del Colegio Público Virgen del Carmen y de la FLAPA.

En 1984, es elegido presidente de la agrupación local de Alianza Popular.

En 1987 encabeza como candidato a alcalde, la lista de AP al ayuntamiento de Torrevieja: quedando en segunda posición con 5 concejales, detrás del PSOE. Es nombrado concejal de Educación en el gobierno de coalición PSOE-AP.

En 1988, una moción de censura en la que participan AP, Candidatura Unida Torrevejense, CDS y un ex concejal socialista, derroca al anterior alcalde.

Elegido diputado autonómico en las Cortes Valencianas en 1991, ocupa dicho escaño hasta 2003.

Desde 1988 es alcalde de Torrevieja, habiendo obtenido cinco mayorías absolutas.

En las últimas elecciones municipales (2007) revalidó la mayoría absoluta y fue elegido diputado autonómico en las Cortes Valencianas por la provincia de Alicante. Ha anunciado que no optará a la reelección en los próximos comicios de 2011.

Como resultado del enfrentamiento entre Pedro Hernández, y su número dos durante más de veinte años, Domingo Soler Torregrosa, éste abandona el partido en 2011 anunciando que se presentará a la alcaldía en las elecciones de ese año, encabezando la lista del partido Alternativa Popular de Torrevieja (APTCe), formación política fundada por Soler.

Tiene varias imputaciones, tales como prevaricación, tráfico de influencias y uso de información privilegiada.

En diciembre de 2012 la sala de lo Civil y lo Penal del TSJCV ha condenado al ex alcalde y diputado autonómico del PPCV, a tres años de prisión y 7 años de inhabilitación por prevaricación y falsedad documental en la adjudicación del servicio municipal de recogida de basuras en 2004 en todo el término municipal, que rozaba los 100 millones de euros.

Referencias[editar]

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/11/30/alicante/1354280847.html